Durante una entrevista, Tom Robbinson, cofundador de Elliptic explicó que los bancos están cambiando su perspectiva hacia la tecnología, y mirando a blockchain con una solución eficaz para ofrecer mejores servicios. 

La tecnología blockchain, la tecnología subyacente detrás de las criptomonedas, está jugando un papel fundamental en la transformación de los servicios financieros, por lo que cada día más bancos tradicionales están comenzando a experimentar con nuevas plataformas y servicios basados en esta tecnología. 

La idea de la banca tradicional es perdurar en el tiempo y seguir ofreciendo servicios financieros a clientes y usuarios. Así, con el objetivo de no morir en el futuro, los bancos están considerando seriamente adoptar a blockchain para desarrollar y ofrecer nuevos productos que atraigan a los clientes más jóvenes, que ya no son cautivados por productos financieros tradicionales sino que están siendo seducidos por el poder de la tecnología y las monedas digitales. 

Para Tom Robbinson, cofundador de la plataforma de análisis en blockchain Elliptic, el creciente interés de las masas por las criptomonedas, en especial por Bitcoin, está haciendo que las grandes entidades bancarias y las instituciones financieras, consideren prestar servicios con esta y otras criptomonedas en un futuro cercano. Robbinson señaló durante una entrevista que ha visto un “aumento masivo en las consultas de varias instituciones financieras que están considerando seriamente el lanzamiento de algún tipo de servicio de criptomonedas”.

Te puede interesar: Adiós a las viejas tecnologías, BNY Mellon adopta blockchain para crear la primera plataforma de activos múltiples

Asia y Estados Unidos, entre los más interesados

Los primeros en mostrar interés por adoptar la tecnología blockchain y los servicios con criptomonedas fueron los bancos del continente asiático, explica Robbinson, que ha recibido varias solicitudes de consultas por parte de las entidades bancarias para conocer los riesgos de cumplimiento al ofrecer esta clase de servicios. Así mismo, el cofundador de Elliptic señala que la banca tradicional de Estados Unidos, ocupa el segundo lugar entre los más interesados por ofrecer servicios con criptomonedas, seguida de la banca del Reino Unido. 

El interés de los bancos por adoptar la tecnología blockchain y la nueva clase de activos que la acompaña, tiene sus raíces en el reconocimiento del potencial que ofrece esta tecnología, capaz de simplificar en gran medida la prestación de servicios financieros, de forma rápida, eficiente, segura, transparente y confiable, y además, económica. 

Criptomonedas, el dinero el futuro

Para pocos es un secreto que la banca tradicional se enfrenta a grandes problemas actualmente, y la pandemia del COVID-19, que se extendió a nivel mundial en 2020, provocó que estos problemas se arraigarán aún más dentro de las entidades tradicionales. La pandemia mundial aceleró la llegada de una nueva crisis económica, y las medidas impuestas por los gobiernos para contrarrestar la situación está provocando una gran depreciación en el valor del dinero fiat. 

A pesar que monedas fiduciarias, como el dólar y el euro siguen siendo las de mayor dominio en la economía global, su valor está siendo opacado por el poder de las criptomonedas y los activos digitales. De hecho, el Deutsche Bank, uno de los bancos más grandes e importantes de Alemania, ha expresado muchas veces que las criptomonedas son el dinero del futuro, y que la permanencia del dinero fiat en la economía global está en juego. Más recientemente, este banco publicó un informe donde sentencia la existencia del dinero fiat, y la limita hasta el año 2030. A su juicio, para este año la existencia del dinero fiat no tendrá ningún sentido, pues el mercado estará dominado por las criptomonedas y los activos digitales. 

De la confianza en los gobiernos al verdadero valor del dinero

El Deutsche Bank explica que el potencial que ofrecen las criptomonedas, cuyo valor no está respaldado por ningún gobierno, entidad o materia prima, sino que se demuestra a través de sus múltiples aplicaciones, funciones, beneficios, casos de uso y demás, está haciendo parecer débil al dinero fiat; ese que no tiene valor real, sino que se basa en la confianza que deposite la sociedad en la promesa de un gobierno, y en su capacidad de mantener el valor que promete. 

“Las fuerzas que han mantenido el actual sistema fiduciario ahora parecen frágiles y podrían deshacerse en la década de 2020”. 

La entidad señala que al no existir algo real que respalde el valor del dinero, se vuelve muy tentador imprimirlo en exceso y en grandes cantidades, lo que a su vez descontrola los niveles de inflación, y merma el valor del dinero y el poder adquisitivo de la sociedad. Durante la crisis económica acelerada por el COVID-19, Estados Unidos imprimió en un mes más dinero del que utilizó en los últimos dos siglos, expresó el CEO de Pantera Capital, Dan Morehead, en una carta.

Para Morehead esto es razón suficiente para “salir del papel moneda y entrar en Bitcoin”. Por su parte, el Deutsche Bank señala que de “deshacerse” las fuerzas que sostienen el sistema fiduciario actual, las criptomonedas, y posiblemente el oro, surjan como el nuevo dinero.

Blockchain para los nuevos servicios bancarios

Además del importante papel que pueden llegar a desempeñar las criptomonedas en la próxima década, la tecnología blockchain actualmente está revolucionando la forma en la que las entidades financieras y bancarias pueden prestar sus servicios al público. 

Esta tecnología le permite a los bancos realizar transacciones y pagos con un alto nivel de transparencia y seguridad, reduciendo los riesgos de manipulación y fraude, y garantizando un absoluto y eficiente control sobre los activos bajo gestión. Así mismo, la tecnología blockchain le brinda la oportunidad a los bancos de desarrollar productos y soluciones innovadoras, que les permitan posicionarse como líderes tecnológicos a nivel global. 

El Deutsche Bank cita como ejemplo a China, cuyo banco central está trabajando en el desarrollo de una red de servicios basada en blockchain, conocida como Blockchain Services Network (BSN), y en una moneda digital CBDC llamada DCEP (Digital Currency Electronic Payment). Con estos productos digitales en blockchain, China busca internacionalizar su moneda, el yuan, y hacer frente al dominio del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. 

“La intención del PBoC es sustituir el efectivo por una moneda digital emitida por el banco central. El objetivo es apoyar la circulación e internacionalización del yuan”.

Un futuro aún lejano

A pesar de las apreciaciones del Deutsche Bank sobre Bitcoin y las criptomonedas, la entidad señala que el posicionamiento de estos activos como sustitutos totales del dinero aún está lejos de suceder, y se proyecta hasta la próxima década; pues las criptomonedas todavía se consideran “adiciones” y “complementos” en el actual sistema financiero. Aún así, los bancos están encaminándose a adoptar las nuevas tecnologías, para ofrecer servicios de vanguardia altamente eficientes. 

Robbinson destacó el pronunciamiento de BNY Mellon, el banco más grande del mundo con más de 41.000 millones de dólares bajo custodia, de ofrecer servicios en Bitcoin próximamente, como una demostración del creciente interés de las instituciones financieras tradicionales por las criptomonedas.

Continúa leyendo: Estudio de Deutsche Bank revela el impacto inminente que las CBDC tendrán en la economía mundial

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments