Deutsche Bank cree que las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) pueden transformar radicalmente en el mundo en el que vivimos y nuestra forma de ver el dinero, incluso más que la llegada de las criptomonedas. 

Desde hace un tiempo, la economía mundial se está viendo fuertemente influenciada por los desarrollos tecnológicos e innovaciones del momento, como el caso de las CBDC. El Deutsche Bank, una de las corporaciones de servicios bancarios, con sede en Alemania, más grandes del mundo, publicó un reciente informe donde revela la evolución del dinero desde su creación y distintas formas, hasta las conocidas CBDC. Las monedas digitales emitidas por los bancos centrales (Central Bank Digital Currency – CBDC) son la última evolución del dinero, que ha variado desde objetos tocables, como el oro, las monedas y los billetes, hasta convertirse en un sistema más novedoso, como las tarjetas bancarias y las aplicaciones de pago en teléfonos inteligentes. Así mismo, el Deutsche Bank afirma que, con la llegada de las criptomonedas y las monedas digitales, el dinero se está convirtiendo progresivamente en un sistema digital y “sin contacto”. 

La llegada de Bitcoin, y su tecnología subyacente Blockchain en 2009, abrió las puertas hacia la construcción de un nuevo modelo financiero y hacia nuevas formas de dinero. Bitcoin y las criptomonedas, son sin duda, una alternativa eficiente ante el sistema financiero tradicional, pero las CBDC se presentan con mayores oportunidades que sus antecesoras, aunque también con grandes riesgos. 

Te puede interesar: El Banco Société Générale implementará la blockchain de Tezos para desarrollar la CBDC francesa

Alcance de las CBDC

El objetivo de Deutsche Bank con su informe es el de inspeccionar cómo las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC), podrían llegar a convertirse en grandes aliadas o adversarias para los gobiernos, los bancos centrales, las entidades bancarias y financieras, y los consumidores en sí. 

La corporación teme que el impulso acelerado que la actual pandemia le está dando al desarrollo de estas monedas, desate una pronunciada batalla entre las potencias del mundo, como en realidad está ocurriendo. Las monedas digitales (CBDC) tienen el potencial de “cambiar significativamente el mundo en el que vivimos”, afirma Deutsche Bank, y las grandes potencias como China, Estados Unidos y Japón lo saben. 

Dinero del siglo XXI

Desde 2014, China está desarrollando su proyecto de moneda digital, DCEP, yuan digital o criptyuan, con el que aspira a dominar el comercio internacional y desafiar la hegemonía del dólar estadounidense en los mercados globales. Japón, por su parte, acogió esta idea desde julio de este año, cuando el Banco Central de Japón anunció oficialmente su interés por desarrollar una CBDC para su moneda nacional, el yen. Estados Unidos, al contrario, no ha confirmado la creación de un dólar digital, aunque el Banco de la Reserva Federal (FED) sí declaró que está desarrollando investigaciones al respecto, en conjunto con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), para la creación y estudio de un dólar digital “hipotético”. 

Así mismo, varios países de Europa no se quedan atrás. El Banco Central Europeo (BCE) comenzará muy pronto a desarrollar pruebas piloto sobre el euro digital o criptoeuro en España, mientras que en países como Italia y Francia ya se están realizando estas pruebas. El euro digital también es una moneda digital (CBDC) que será emitida por el BCE y tendrá influencia en toda la Zona Euro, que abarca el conjunto de todos los países miembros de la Unión Europea. Con el euro digital, Europa aspira a complementar el uso del dinero en efectivo e impulsar significativamente la automatización, la trazabilidad y la interacción entre diferentes entidades bancarias y financieras. 

Las intenciones, en general, de todos estos países con sus iniciativas de CBDC tienen como finalidad digitalizar sus monedas nacionales, y transformarlas en el nuevo dinero del siglo XXI. De esta manera, se mantienen a la vanguardia del desarrollo tecnológico y la transformación digital, al tiempo que protegen y garantizan la estabilidad y soberanía de sus economías. 

Un cambio inminente

En su informe, el Deutsche Bank afirma que la implementación de una moneda digital (CBDC) no supone un cambio solo en el sistema de pago del usuario o consumidor, sino que implica un cambio total para la política monetaria y el sistema financiero tradicional. A juicio de la entidad, una CBDC puede mejorar la comunicación entre un banco central y sus bancos comerciales, reduciendo los tiempos de espera y eliminando el papel de los intermediarios, algo que también supone un gran cambio para los bancos comerciales en sí. 

Por su parte, Rashid Hoosenally, señala que la introducción de monedas digitales (CBDC) en las economías de diferentes países, supondrá un cambio no solo en la moneda, sino en las infraestructuras y las tecnologías de pagos desarrolladas. Hoosenally hace especial énfasis en el dominio del dólar y el dominio de la infraestructura y la tecnología de Estados Unidos dentro de los sistemas de pago, dominios que se verán afectados con la introducción de monedas digitales CBDC. 

“Creo que en la historia de la CBDC, hay potencialmente una evolución hacia una versión más distribuida de ese poder, algo que se parece más a un consorcio global en lugar de estar demasiado centrado en un país o bloque económico”.

La visión de Hoosenally muestra que la creación de monedas digitales conducirá a un cambio drástico en la forma en la que una moneda puede ser tomada como moneda de reserva global y ser dominante sobre otras economías. El experto indica que si las CBDC  traen consigo una mayor armonización de la regulación y los estándares tecnológicos, entonces instantáneamente traerán enormes beneficios financieros y sociales para hacer del sistema financiero uno mucho más eficiente y seguro.

Impulso a la economía

Deutsche Bank también afirma que el potencial que tienen las CBDC para bajar las tasas de interés, creará un efecto de no depósito para los inversores y ciudadanos en general, quienes tendrán el incentivo para gastar e invertir su dinero en lugar de ahorrarlo en una cuenta bancaria. 

“Con tasas de interés muy negativas en sus cuentas bancarias, y sin capacidad para retener el efectivo para futuras compras, los inversores podrían encontrar mucho más deseable gastar el dinero ahora”.

Así mismo, la entidad señala que la creación de tipos de interés negativos también incentivará a los consumidores y a las empresas a pedir dinero prestado para gastar e invertir en el momento. 

Beneficios para los consumidores

Transacciones más rápidas y económicas, protección al usuario contra riesgos de incumplimiento en un acuerdo, privacidad y mayor seguridad son algunos de los beneficios que trae consigo la implementación de monedas digitales. Las CBDC pueden permitir pagos garantizados, rápidos y seguros, mientras que sirven como medio de intercambio de valor, como medida de valor y como reserva de valor, aunque Deutsche Bank señala que esta última cualidad puede confrontar con los objetivos de la política monetaria de un banco central. 

Del mismo modo, las CBDC aseguran un acceso universal a todos los ciudadanos, fomentando la inclusión financiera y reduciendo los niveles de desbancarización en zonas vulnerables. Además, la posibilidad de realizar transacciones transfronterizas sin los grandes gastos que estas conllevan en los mecanismos tradicionales, son otra de las grandes ventajas que ofrecen las CBDC. 

“En cuanto a los particulares, las CBDC deben cumplir con las funciones que tiene el dinero en efectivo, pero con una compensación entre privacidad y conveniencia”.

Las monedas digitales también traen consigo otras implicaciones favorables, como garantizar una mayor transparencia en los procesos financieros y mejorar la gestión empresarial. Estos son verdaderos ejemplos de cómo las CBDC pueden introducir un cambio transformador y una verdadera diferencia en la forma de operar de los bancos y las entidades financieras.

En resumen, el Deutsche Bank planea seguir de cerca el desarrollo de estas monedas digitales, y evaluar a profundidad los cambios trascendentales que pueden generar dentro de los sistemas financieros actuales y de la economía global. 

Continúa leyendo: ConsenSys gana licitación para desarrollar CBDC e infraestructura de pagos fronterizos entre Tailandia y Hong Kong

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments