El Deutsche Bank se prepara para las CBDC, la próxima generación del dinero que sustituirá al dinero fiat, mientras que el banco de Inglaterra estudia la amenaza potencial que esta nueva forma de dinero representa para los servicios de los bancos comerciales actuales. 

Deutsche Bank, una de las corporaciones de servicios bancarios y financieros más grandes e importantes del mundo, publicó un informe en el que revela la importante labor que desempeñarán las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) en un futuro no muy lejano. Con potencias mundiales como China y Japón cada vez más cerca de lanzar una de estas monedas digitales y otras como Estados Unidos y Europa estudiando la posibilidad de unirse a esta tendencia, las CBDC son “la próxima generación del dinero”, tal y como lo afirma Deutsche Bank. 

Esta entidad señala que las potencialidades que engloba una moneda digital cumplen con las necesidades de la sociedad, por lo que son capaces de sustituir completamente al dinero fíat (el dinero que usamos tradicionalmente). Mientras tanto, el Banco de Inglaterra prevé grandes complicaciones para los bancos del mundo, si estos no comienzan a adaptarse a esta nueva forma de dinero. Hasta ahora, como mencionamos, naciones como China, Japón, Corea del Sur, España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, y otras más están estudiando y desarrollando investigaciones, ensayos y pruebas públicas para crear y emitir una CBDC, mientras que Bahamas se convirtió en el primer país en emitir una: el “Sand Dollar“. 

Te puede interesar: El Reino Unido prepara marco regulatorio para stablecoins y considera la emisión de una CBDC

La próxima era del dinero

“Después de siglos de economía monetaria, finalmente estamos listos para movernos en la próxima era del dinero”.

Con estas palabras el Deutsche Bank señala que las entidades bancarias se están preparando para adoptar la que será la evolución del dinero fíat que conocemos hoy en día y a “repensar” la próxima era del dinero que vive en las CBDC. Según la entidad, la adopción de las nuevas monedas digitales es un proceso natural pero que se realiza con lentitud, ya que los investigadores de las entidades bancarias están centrados en desarrollar una forma efectiva que permita avanzar hacia este modelo de dinero, sin sacrificar la privacidad y la seguridad que provee el dinero fíat. 

“Esto está llevando tiempo, especialmente en las economías avanzadas donde la privacidad es una gran preocupación”.

No obstante, la entidad afirma que la actual pandemia está acelerando este proceso, motivando u obligando a los bancos a estudiar más rápidamente la tecnología necesaria para digitalizar el dinero y dar lugar a la creación de las CBDC que reemplazarán al efectivo en un futuro cada vez más cercano.

Desde hace algún tiempo, el Deutsche Bank está muy interesado en conocer el impacto que las CBDC tendrán en el sistema financiero actual y cómo la emisión de monedas digitales de diferentes naciones afectarán la economía mundial. A inicios del mes de octubre, este banco publicó un informe donde argumenta que la revolución de las CBDC será gigantesca para el sistema financiero y para la sociedad, incluso más que la provocada por las propias criptomonedas

El problema de los bancos tradicionales

Por otra parte, el vicegobernador del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, afirma que la función que ejercen los bancos comerciales, como intermediarios de los procesos financieros y de custodia de fondos para sus clientes, se verá indudablemente afectada. Por ello, estas entidades deben adaptarse rápidamente a las nuevas monedas digitales si desean seguir siendo relevantes dentro del sistema financiero. 

Durante un seminario en línea reportado por Reuters, el vicegobernador de la entidad afirmó que no es trabajo del Banco de Inglaterra proteger los modelos comerciales de los bancos privados, en caso de que el país adopte una moneda digital. Cunliffe aseguró que la llegada de una CBDC reducirá la necesidad de las familias de mantener fondos almacenados en los bancos tradicionales, ya que la tecnología que respalda estas monedas digitales permitirá que los usuarios dispongan de un sistema de auto-custodia donde podrán almacenar y gestionar su propio dinero. 

Así mismo, Cunliffe asegura que el cambio transformador que estas monedas tendrán dentro de la sociedad, disminuirá la necesidad de utilizar soluciones de pago electrónico, aplicaciones bancarias, monederos digitales e incluso las criptomonedas. La entidad representada por Cunliffe ya estableció un grupo de trabajo para estudiar el desarrollo de una CBDC junto a otras entidades bancarias del mundo, incluido el Banco de Pagos Internacionales. 

¿Privacidad o control con las CBDC?

Aunque el cambio es inminente, China avanza a pasos agigantados en este desarrollo frente a otras naciones del mundo y según estima el Deutsche Bank se debe a que la preocupación por la privacidad en esta nación es mucho menor que en países como Estados Unidos o el Reino Unido, además de que cuenta con una sociedad donde más del 80% de sus ciudadanos están acostumbrados a utilizar soluciones digitales sin depender de dinero en efectivo.

No obstante, a pesar de que esta entidad enuncia la privacidad como el principal factor que investigan los desarrolladores y que ha retrasado esta innovación, parece que la intención de muchos con las CBDC es contraria a esta ideología. Por ejemplo, el gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Agustín Carstens, cuestiona el anonimato que permite el dinero en efectivo, mientras que señala el potencial control que pueden permitir las CBDC sobre las transacciones de los usuarios. Por su parte, el director de investigación del Banco de la Reserva Federal (FED) de Boston, Robert Bench, considera que la privacidad debe ser uno de los elementos fundamentales a tener en cuenta al momento de diseñar y emitir una CBDC.

Continúa leyendo: Jerome Powell se pronuncia sobre las CBDC en la conferencia virtual organizada por el FMI

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments