Uno de los mayores clientes de Ethereum Classic, OpenEthereum, tomó la decisión de retirar su apoyo al proyecto, por lo que alrededor del 69% de los nodos de la red pierden soporte de software.

La decisión tomada por OpenEthereum, uno de los mayores clientes de la red original de Ethereum, Ethereum Classic, se debe a la pérdida de inmutabilidad que sufrió el proyecto cuando varios contratos inteligentes (smart contracts) fueron alterados. El problema se originó a raíz de la nueva actualización que lanzó Ethereum Classic a inicio del mes de junio, conocida como Phoenix, con la que se buscaba alcanzar la paridad con la blockchain de Ethereum, pero que introdujo cambios en la estructura interna de los tokens ETC de la red, afectando y rompiendo varios contratos establecidos.

Según ETCnodes, actualmente la red de Ethereum Classic cuenta con un total de 624 nodos, de los cuales 304 nodos son manejados por el software de OpenEthereum. Por otro lado, Multi-Geth, otro cliente de Ethereum Classic que también retiró su apoyo al proyecto, maneja otros 126 nodos. En total, el retiro de ambas compañías sumarían un total de 430 nodos de la red ETC que quedan sin soporte de software, dejándola únicamente con 194 nodos activos usando otros clientes. Esta es una delicada situación que genera serios problemas al proyecto Ethereum Classic.

Por otra parte, OpenEthereum admitió que continuará desarrollando su cliente para la red Ethereum (ETH).

Te puede interesar: Ethereum Classic completa con éxito su Hard Fork Phoenix

“Equilibrio entre la inmutabilidad y la necesidad de innovación”

Ethereum Classic tuvo su origen en 2016 gracias a un hard fork de Ethereum. En ese año, Ethereum sufrió de un ataque en uno de sus smart conctracts y comunidades más importantes, la famosa The DAO. La vulnerabilidad en The DAO, permitió el hackeo de buena parte de los fondos de la comunidad para ese entonces, unos 55 millones de dólares. A partir de ese momento, los desarrolladores y la comunidad tomaron caminos diferentes y dividieron la red en dos a través de un hard fork. Este evento dio lugar a lo que hoy en día conocemos como Ethereum y Ethereum Classic, siendo la primera, la red que regreso los fondos a los usuarios afectados, y la segunda la que mantuvo la blockchain original sin cambios. 

Pese a que Ethereum Classic puede ser considerada entonces como la blockchain original, la red no ha disfrutado del mismo nivel de desarrollo que Ethereum. De hecho, el retiro de dos de sus clientes más importantes deja a la red de ETC con un alto nivel de centralización, con 190 nodos en manos del cliente CoreGeth, que es soportado por ETC Labs

En este sentido, el CEO de ETC Labs, Terry Culver, anunció que: 

“Los desarrolladores de la red ETC deberían estar más abiertos a la innovación y deberían balancear la inmutabilidad con la necesidad de innovación (que se introdujo con la actualización Phoenix)”.

La necesidad de equilibrar estos dos elementos es fundamental para el desarrollo y la sostenibilidad de una red. Con el retiro de ambos clientes, la red ETC quedaría a disposición de únicamente 2 clientes, CoreGeth, que ya mencionamos, con un control actual sobre 190 nodos, y Besu que posee tan solo 4 nodos. En este punto es claro que la centralización de desarrollo de la red puede convertirse en una problema más adelante.

Además, si sumamos una nueva actualización del software que sea incompatible con las versiones anteriores, es posible que la red sufra una nueva bifurcación y que se divida nuevamente, ya que los nodos de CoreGeth y Besu utilizarían una versión diferente del resto. Así mismo, como CoreGeth y Besu son opciones viables, seguramente veremos a varios nodos de la red ETC migrando hacia estos clientes. 

Continúa leyendo: Ethereum 2.0 lanzará su última red de pruebas a inicios de agosto

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments