Todo lo que sabemos de The Merge, la actualización de Ethereum

Al activar The Merge, algunas funcionalidades quedarán temporalmente bloqueadas

Ethereum The Merge portada

La red principal de Ethereum se dispone a fusionarse con la Beacon Chain, con lo que se completará el cambio a Proof-of-Stake.

Debido a las continuas quejas sobre el consumo de energía de los mecanismos de consenso Proof of Work, Ethereum lleva un tiempo preparándose para cambiar a Proof of Stake. Este cambio se conoce como “The Merge” y es uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado hasta el momento la comunidad cripto.

La fusión no es un proceso que pueda darse de un día para otro. Se trata de un proceso complejo que requiere un gran esfuerzo de desarrollo y mantenimiento. En este artículo, queremos repasar qué es “The Merge” y qué sabemos, en este momento, sobre el proceso.

¿Qué es “The Merge”?

En la actualidad, Ethereum funciona de forma similar a Bitcoin: un grupo de mineros descentralizados validan cada una de las transacciones que se producen en la red. Como recompensa por el trabajo que realizan, estos mineros reciben una cierta cantidad de ETH.

Este método utiliza sistemas informáticos muy potentes para resolver los puzzles matemáticos que encierran las transacciones. Se trata de un método que consume mucha energía, lo que le ha valido muchas críticas por parte de la comunidad. 

Y aquí es donde entra “The Merge”, cuyo objetivo es cambiar de un mecanismo de consenso Proof of Work, basado en minería, a un mecanismo Proof of Stake, que hará que la blockchain sea un 99% más eficiente en su consumo de energía.

En Proof of Stake las transacciones se validan por direcciones que han stakeado -encerrado en un smart contract- cierta cantidad de ETH. Con este sistema, las recompensas son proporcionales, es decir: cuánto más ETH tengas stakeado, más recompensas recibes.

“The Merge” forma parte de un conjunto de mejoras cuyo objetivo es hacer que Ethereum sea más rápido, eficiente y, sobre todo, más barato de usar. 

Más allá del consumo de energía, uno de los mayores problemas de Ethereum son los precios de sus tarifas de transacción. Un intercambio de tokens por valor de un dólar en un exchange descentralizado sobre Ethereum como Uniswap, puede tener una tarifa de transacción de hasta 50 dólares cuando la red está muy congestionada.

El cambio a Proof of Stake resolverá en primer lugar el precio del gas de Ethereum. Pero, también sentará las bases para ciertas mejoras que permitirán a la cadena de bloques avanzar en su desarrollo.

Te puede interesar: Ethereum se acerca más a la fusión con Ethereum 2.0 tras llegada de nuevo hard fork

Beacon Chain: la red Proof of Stake de Ethereum

Actualmente, mientras que la red principal de Ethereum sigue funcionando con Proof of Work, existe una red en paralelo en la que ya se ha activado el mecanismo de Proof of Stake. Esta red se llama Beacon Chain.

Beacon Chain fue lanzada en diciembre de 2020 y desde su lanzamiento, ya dispone de más de 330.000 validadores, que han stakeado unos 10,6 millones de ETH. Sin embargo, la red está aislada y, por ahora, lo único que podemos hacer en ella es stakear ETH.

“The Merge” fusionará la red principal de Ethereum (la que soporta las transacciones y los contratos inteligentes) con la Beacon Chain. De esta forma, el Proof of Work desaparecerá y la cadena pasará a ser Proof of Stake.

¿Cuántos ETH necesito para crear un nodo de validación?

Para crear un nodo validador de Ethereum se necesitan 32 ETH. A primera vista, puede parecer un número muy elevado, pero esta elección tiene un motivo. Se trata de un número lo suficientemente elevado como para evitar la participación de actores nocivos, que pudieran manipular la red. Sin embargo, es lo suficientemente asequible como para que exista más de un validador en la red.

Además, existen servicios como RocketPool, en el que podemos participar con solo 17,6 ETH (16 ETH + el 10% como colateralización), lo que facilita el acceso a estos nodos.

¿Cuándo sucederá la fusión?

En un principio, Tim Beiko, uno de los miembros de la Ethereum Foundation, señaló que la fusión llegaría unos pocos meses después de junio de 2022. Sin embargo, las actualizaciones se han ido retrasando debido a diversos problemas con el desarrollo.

Sin embargo, según la información que aparece en la página web oficial de Ethereum, la fusión sigue planificada para el tercer o cuarto trimestre de 2022, aunque no hay fechas exactas para la fusión.

En primer lugar, la mainnet de Ethereum tiene que fusionarse con la Beacon Chain, cambiando al modelo Proof of Stake. Esta fase 1 está prevista para el tercer trimestre de 2022.

A partir de aquí, Ethereum realizará un despliegue lento en toda su red que durará hasta 2023. Para este despliegue lento se realizará una fragmentación de la red, dividiendo los datos en trozos pequeños para que la red los procese de forma más rápida y sin congestiones.

En este sentido, una vez realizada la fusión, algunas funciones, como la posibilidad de retirar el ETH en staking, estarán bloqueadas temporalmente. Esto se debe a que, los planes de fusión incluyen una “limpieza” posterior a la fusión para abordar las nuevas características, algo que debería ocurrir muy poco tiempo después de la fusión.

Te puede interesar: Ethereum se prepara para activar Proof of Stake en su red

¿En qué punto estamos para la fusión?

La semana pasada, los desarrolladores de Ethereum lanzaron una “shadow fork” sobre la red de pruebas Goerli y el 23 de abril, aplicaron la hard fork a la red principal.

Ambas forks permiten a los desarrolladores probar el comportamiento y la estabilidad de la red principal durante la fusión. De esta forma, serán capaces de detectar errores y definir si será seguro avanzar hacia la nueva capa de consenso de Ethereum.

En este sentido, desarrolladores de Ethereum, como Marius Van Der Wijden, han señalado que el proceso de desarrollo avanza correctamente, por lo que está previsto que se anuncie algo sobre The Merge en los próximos meses.

¿Qué pasará después de The Merge?

Una vez se produzca The Merge, la red principal de Ethereum se dividirá en 64 “shard chains” o fragmentos.

Según la propia Fundación Ethereum, la necesidad de escalar a través de las shard chains ha sido compensada por soluciones de escalado de capa 2, como Optimism o Arbitrum.

Las soluciones de escalado de capa 2 realizan una transición temporal de los tokens ETH y ERC-20 a otra cadena de bloques, lo que completa el trabajo de cálculo por una fracción del coste y a un precio mucho menor. 

Con el tiempo, es probable que los fragmentos coexistan con las tecnologías de capa 2. La Fundación Ethereum ha señalado que será la comunidad la que mida la necesidad de “múltiples rondas de cadenas fragmentadas”, pero que este podría ser un sistema capaz de generar una “escalabilidad infinita”.