La oficina del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, FinCEN y el Sistema de la Reserva Federal (FED) presentaron una propuesta de regulaciones que busca incluir transacciones más pequeñas dentro de sus controles regulatorios, aplicables a las operaciones internacionales que se realicen con criptomonedas y activos digitales dentro su jurisdicción. 

Según un comunicado de prensa emitido por la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), este organismo, junto a la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro (FinCEN), adscrita al Departamento del Tesoro, presentó una propuesta de enmienda que busca modificar la Ley de Secreto Bancario para incluir transacciones con criptomonedas y activos digitales desde 250 $ USD a sus controles regulatorios. El organismo informó que la propuesta busca reducir el umbral que existe actualmente para las transacciones internacionales con estos activos, que se ubica en los 3.000 $ USD, y aplicar las nuevas regulaciones a todas aquellas operaciones que se realicen con “monedas virtuales convertibles” y otros activos digitales desde los 250 $ USD.

La propuesta de ambos organismos está enfocada en que las empresas y compañías que presten servicios financieros entreguen, a estas agencias gubernamentales, la información sobre sus clientes y los movimientos financieros y comerciales que realizan, a fin de tener un mayor control y vigilancia sobre las transacciones internacionales que superen el umbral de los 250 $ USD.

“Según las regulaciones actuales de mantenimiento de registros y reglas de viaje, las instituciones financieras deben recopilar, retener y transmitir cierta información relacionada con transferencias de fondos y transferencias de fondos superiores a 3.000 $. La regla propuesta reduce el umbral aplicable de 3.000 $ a 250 $ para transacciones internacionales”. 

La entidad también informó que el umbral para las transacciones nacionales continuará siendo de 3.000 $ USD. 

Te puede interesar: La OCDE propone fiscalizar Bitcoin y las criptomonedas y establecer impuestos globales

Nuevas regulaciones, mayor control financiero

Como indica el comunicado de prensa de la FED, las instituciones financieras que presten servicios con criptomonedas y activos digitales, deberán intercambiar información, con estas agencias, de sus clientes junto con todas las transacciones que realicen que sean iguales o superiores a los 250 $ USD, de conformidad con la Ley de Secreto Bancario y la Regla de Viaje de los Estados Unidos. 

La Regla de Viaje es un requisito exigido a los proveedores de servicios financieros y transmisores de dinero con activos digitales, en cumplimiento con las normativas del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). Esta regla tiene como finalidad recopilar los datos personales de todas aquellas personas que realizan transacciones con activos digitales para compartirlos con los reguladores de varios países del mundo. La Regla de Viaje del GAFI exige que los exchanges, los intercambios de criptomonedas y los servicios de custodia rastreen las operaciones que realizan sus clientes, desde que reciben el dinero hasta donde lo envían, para evitar el uso indebido de los activos digitales y el lavado de dinero.

Esta norma exige el conocimiento de datos como: el nombre y dirección del originador o transmisor del pago o transacción; el montante involucrado en la transacción o en la orden de transmisión; la fecha de ejecución de la transacción; cualquier instrucción de pago recibida del originador o transmisor con la orden de pago; y la identidad del banco o entidad financiera del beneficiario y del destinatario de la transacción, según explica la Regla de Viaje. Ahora, con las modificaciones al umbral de las transacciones que proponen la FinCEN y la FED habrá mayores controles e implicaciones que ponen en riesgo la privacidad y la seguridad de los datos de los usuarios. 

Riesgos para los usuarios

Para cumplir con las exigencias de las agencias, en caso de aprobarse e incluirse las modificaciones propuestas, los exchanges, casas de intercambio y custodia de criptomonedas y activos digitales, deben almacenar una gran cantidad de información, según los parámetros establecidos en la Regla de Viaje. Por lo tanto, para proteger estos datos, los exchanges deben reforzar sus plataformas y sistemas de seguridad a fin de evitar ciberataques que arriesguen esta información. 

Por otra parte, los estrictos controles regulatorios en relación al uso de criptomonedas y activos digitales suponen una violación a los derechos de privacidad y libertad civil de los ciudadanos, como señala Marta Belcher, asesora especial del grupo de defensa de los derechos digitales. Belcher recientemente criticó las acciones del Departamento de Justicia (DOJ) de imponer un nuevo marco de aplicación regulatoria para las criptomonedas, en especial las criptomonedas de privacidad.

La asesora explicó que el uso de criptomonedas y activos digitales en actividades ilícitas es baja, por lo que las acciones del DOJ son una completa afrenta a los derechos de privacidad y libertad civil de los ciudadanos, que tienen derecho a utilizar intercambios de criptomonedas para realizar sus operaciones y transferencias comerciales, del mismo modo como lo hacen con el dinero en efectivo, sin necesidad de llevar ningún tipo de registro de las operaciones que se realicen.

Continúa leyendo: DOJ de los Estados Unidos prepara nuevo atentado en contra de la privacidad digital

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments