Brave el conocido navegador centrado en la privacidad ahora soporta IPFS, un protocolo de almacenamiento de datos descentralizados, inspirado en la tecnología de Bitcoin y BitTorrent, con lo que busca brindar una herramienta de privacidad y descentralización a sus usuarios.

Los desarrolladores del conocido navegador web centrado en la privacidad, Brave, han anunciado reciente una nueva versión con interesantes mejoras, una de ellas, de la mano con la descentralización de la web, hablamos del soporte nativo al protocolo P2P, InterPlanetary File System (IPFS). Con esta nueva versión y la inclusión del soporte a este nuevo protocolo, Brave les permitirá a sus usuarios acceder a la red de contenidos que actualmente está disponible en IPFS, de forma completamente segura, sin censura y sin fronteras.

Para ello los desarrolladores han diseñado un modelo de conexión que permitirá a sus casi 30 millones de usuarios, de una conexión de nodo completo IPFS en su navegador.

IPFS, un ejemplo de red P2P libre para el mundo

IPFS, es un proyecto que lleva varios años entre nosotros. Desarrollado inicialmente por Juan Benet, en el año 2015 con la finalidad de crear una red P2P de almacenamiento de datos descentralizada que usaba una infraestructura DAG (Grafo Acíclico Dirigido), tecnología de BitTorrent y Bitcoin para su funcionamiento.

De esta forma, IPFS podría definirse como “La red Bitcoin de los datos” y su idea es sencilla: guarda la información en tu PC, conecta tu nodo IPFS, comparte y replica la misma por todo el mundo. Todo ello en un espacio seguro, privado, descentralizado y sin censura. A esto puedes sumar, la capacidad de prestar o acceder a dichos servicios en cualquier parte del mundo sin mayores problemas.

Desde entonces, IPFS se ha convertido en uno de los mayores proyectos de almacenamiento de datos distribuidos de todos los tiempos. Y, de hecho, ha servido de inspiración para la creación de Filecoin (FIL), un proyecto de almacenamiento de datos distribuido que usa tecnología blockchain y criptomonedas, para garantizar una base económica y de funcionamiento. También, inspiro a otros proyectos como Sia, su moneda Siacoin y el proyecto Skynet, que también tiene un objetivo y funcionamientos bastante parecidos.

Brave, una fuerte apuesta por la privacidad y la seguridad

Pese a su pequeño descalabro en 2020 cuando se origino una acalorada controversia por la inclusión (e inyección) de códigos de referidos en este navegador, Brave rápidamente corrigió el error, pidió disculpa y siguió elevando la bandera que inicio su camino: la privacidad del usuario primero. En Así, todo apunta a que su apuesta aún sigue fuerte, y el navegador ha repuntado nuevamente en el número de instalaciones y usuarios.

Pero la apuesta no es solo un gancho, es también una clara realidad. Ejemplo de ello es su bloqueador de publicidad nativa, su conocido “Modo privado” en el que se puede activar una conexión a través de Tor de forma completamente nativa y, el uso de DuckDuckGo de forma predeterminada como tu buscador web. Todas ellas medidas que lo hacen único frente a otros navegadores web, y que buscan mantener la privacidad de sus usuarios bajo el control de quien debe de estar: los mismos usuarios.

Ahora a estas medidas se le une el soporte para IPFS, la cual fue propuesta para su inclusión en junio de 2020. Con esto el navegador gana un nuevo protocolo de privacidad a la lista de soporte. Adicional, Brave ha actualizado su soporte de Política de Grupos (Group Policy) para que los administradores de IT (o usuarios avanzados del hogar), puedan respirar tranquilos manteniendo el control de este software en los equipos administrados.

Más está por venir

Sin embargo, el proyecto no solo informa de este gran avance. Algunas de sus características que están por dar grandes pasos son su soporte WebTorrent y mejorar en el soporte para la CryptoWallet nativa (con tecnología Web3 de Ethereum) que acompaña al navegador. Sin duda tecnología que harán mucho más sencilla nuestra vida como navegantes del mar de la Internet.

De hecho, Brian Bondy, director de tecnología y cofundador de Brave, ha comentado lo siguiente sobre los avances del navegador:

Estamos encantados de ser el primer navegador en ofrecer una integración IPFS nativa con este nuevo lanzamiento que estamos realizando del navegador de escritorio Brave. Así podemos proporcionar a más de 1 millón de creadores de contenido verificado de Brave el poder de servir contenido sin problemas a millones de nuevos usuarios en todo el mundo a través de un protocolo nuevo y seguro.

Con esto, Bondy destaca la capacidad de Brave para permitir a sus usuarios servir y compartir datos dentro de la red IPFS de forma nativa. Con ello busca que servicios de vídeos, música y mucho más puedan pasar a ser controlados por los usuarios y creadores de contenido usando su navegador. Todo ello impulsado por tecnología como el token BAT (Basic Attention Token, un token ERC-20 de la red Ethereum), WebTorrent y más. Adicionalmente, Bondy recalca que en un futuro, las funciones de IPFS se verán ampliadas con la llegada de DNSLink y la creación de otras herramientas que permitirán a los usuarios explotar al máximo las capacidades de IPFS desde su navegador.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments