WhatsApp, la aplicación adquirida por Facebook en 2014, ahora le está pidiendo a los usuarios que quieran continuar haciendo uso de sus servicios de mensajería instantánea, que cedan sus datos privados a Facebook por cambios en sus políticas de privacidad a partir de febrero. 

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp puede decirse que es la más famosa en el mundo, con más de 2.000 millones de usuarios activos. La popularidad de esta app se debe a su interfaz de usuario rápida y sencilla, además de la seguridad y privacidad que garantiza a sus usuarios a través del cifrado de extremo a extremo, que mantiene segura las conversaciones. No obstante, su popularidad puede variar significativamente ahora que Facebook, la compañía propietaria de esta app desde 2014, decidió cambiar los términos de servicios y las políticas de privacidad de la aplicación. 

WhatsApp le está notificando a sus miles de millones de usuarios que desde el próximo 8 de febrero, quienes acepten los nuevos términos de servicios, estarán autorizando a Facebook a acceder a manejar sus datos e información privada. Actualmente, la aplicación tiene acceso al número de teléfono móvil, el nombre del perfil, imagen y descripción personalizada que incluya cada usuario, así como a los contactos que estén guardados dentro del teléfono móvil, pero además de estos, la compañía matriz exigirá nueva información para aquellos que deseen seguir utilizando sus servicios. 

Como hemos explicado en este medio, Facebook se ha visto envuelta en varios conflictos y escándalos por su pobre sistema de seguridad y su precario manejo de datos, algo que le ha otorgado a esta compañía una reputación bastante reprochable ante los reguladores, que se niegan a autorizar el lanzamiento de su proyecto de moneda digital, ahora llamado Diem, por la preocupación que causa que esta compañía maneje incorrectamente información tan delicada, como datos bancarios y financieros, de sus millones de usuarios. 

Te puede interesar: Facebook, fugas de datos y monedas digitales

Exigiendo nueva información privada

Además de los datos ya mencionados, WhatsApp también le pedirá a sus usuarios conceder la autorización para acceder a nueva información privada y precisa que, según parece, ayudará a los usuarios a integrarse mejor con los productos que ofrece Facebook, pero que en realidad significan una invasión a la privacidad de los usuarios. 

En los nuevos términos y políticas de privacidad que impone la compañía, WhatsApp recopilará, de forma automática, datos sobre el uso de la app y registro de las actividades que se realicen en ella, cuando la app sea instalada y cuando esté en uso. Así mismo, recopilará y usará información sobre los dispositivos y la conexión, incluyendo el modelo de teléfono, el nivel de batería, el operador de telefonía móvil y el operador de internet, así como la intensidad de la conexión, la dirección IP, la zona horaria, entre otros. 

“Recopilamos información específica relacionada con el dispositivo y la conexión… esto incluye información como el modelo del hardware, el sistema operativo, el nivel de carga de la batería, la potencia de la señal, la versión de la aplicación, el navegador, la red móvil, la conexión (incluido el número de teléfono, el operador de telefonía móvil o proveedor de servicios de Internet), el idioma y la zona horaria, la dirección IP, datos sobre las operaciones de dispositivos e identificadores (como identificadores únicos para los productos de las empresas de Facebook asociados al mismo dispositivo o a la misma cuenta)”.

En el caso de que los usuarios interactúen con empresas que utilicen los servicios de WhatsApp, la app también recopilará y usará información relacionada con la interacción que realicen ambas partes. Es decir, WhatsApp manejará información sobre los pagos realizados o recibidos, como direcciones de envío y recepción, cantidades asociadas, y cualquier otra información que considere necesaria. 

Ola de demanda por otras aplicaciones de mensajería

Ante la actualización que publicó recientemente WhatsApp, otras aplicaciones de mensajería como Telegram y Signal están viendo crecer su número de usuarios de forma considerable en la última semana; además, los grandes defensores de la privacidad digital, como el reconocido defensor de Bitcoin, Andreas Antonopoulos, están invitando a su comunidad de usuarios a utilizar aplicaciones de mensajería alternativas como Signal, en lugar de compartir sus datos privados con WhatsApp y Facebook, y por supuesto Instagram.

El experto en Bitcoin señaló a todas las aplicaciones de facebook como software espía, cuyo único objetivo parece ser recopilar datos privados de sus usuarios para beneficio propio.    

El proveedor de datos Sensor Tower reveló que en los últimos dos días, más de 100.000 usuarios ha descargado la app Signal desde las tiendas de Google y Apple, mientras que telegram muestra más de 2,2 millones de descarga. 

Historial de descarga de Signal.
Fuente: Sensor Tower

A pesar de la preferencia de los usuarios por Telegram, Antonopoulos recomienda utilizar Signal, por ser este un proyecto de código abierto centrado en la privacidad, que funciona de manera similar a WhatsApp y le permite a los usuarios enviar y recibir mensajes, notas de voz, fotos, videos, GIF y archivos gratis, además de realizar llamadas y videollamadas.

Fallando a los principios básicos de WhatsApp

Jan Koum, CEO y fundador de WhatsApp, afirmó en 2014, cuando Facebook adquirió la aplicación, que no fallaría a su principio básico de privacidad, por el cual fue fundado WhatsApp. Koum afirmó en una carta que el respeto por los derechos de la privacidad estaba dentro de su ADN, por lo que ningún usuario tenía necesidad de dar nombres, ni dirección de correo electrónico, fecha de cumpleaños, tampoco dirección de residencia, de trabajo, ni ninguna clase de información de las “cosas que te gustan, lo que buscas en internet o los datos de tu GPS”; en fin, supuestamente la aplicación fue diseñada para garantizar la privacidad y saber lo “menos posible” sobre sus usuarios. 

Koum tambien aseguró que el acuerdo que firmaba con Facebook para ese entonces, no cambiaría nada de esta visión, y aseguró que “nunca hemos tomado alguno de esos datos ni los hemos almacenado en WhatsApp. Y, de verdad, no pensamos cambiarlo”.

El ejecutivo señaló que un acuerdo con Facebook no significa ningún cambio a sus valores, y que de ser así, no firmaría nada con la compañía; al contrario, aseguró que la alianza que nacía, les permitiría seguir trabajando de manera “autónoma e independiente”. Ahora, 6 años después, las políticas de WhatsApp cambian radicalmente, faltando completamente a los principios con los que se fundó la app hace pocos años. 

Continúa leyendo: Hackers dentro del Departamento del Tesoro y otras agencias estadounidenses

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments