Reuters, la agencia de noticias del Reino Unido, informó que durante el fin de semana, el Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos se percataron que estaban siendo víctimas de hackers extranjeros. 

Al parecer, la seguridad cibernética e informática de varias agencias estadounidenses se violó durante meses, cuando un grupo de hackers sofisticados accedieron a los ordenadores del Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Según la nota publicada por el medio de noticias Reuters, John Ullyot, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, confirmó que los departamentos mencionados fueron víctimas de hacks, pero que el Consejo de Seguridad Nacional y las agencias están respondiendo oportunamente para controlar la situación. 

“Están tomando todas las medidas necesarias para identificar y remediar cualquier posible problema relacionado con esta situación”.

Hasta el momento, los representantes oficiales de las agencias federales afectadas por el ciberataque no han dado mayores detalles ni declaraciones para confirmar la gravedad de la situación, ni para informar qué información de los departamentos ahora descansa en manos de los hackers. No obstante, debe tratarse de una situación bastante grave si ameritó convocar con urgencia una reunión con el Consejo de Seguridad Nacional de la nación. Así mismo, Reuters cita a una persona relacionada con las agencias, quien señala que se trata del correo electrónico interno de ambos departamentos, que los hackers han estado monitoreando por varios meses, mientras perpetraban su ataque. 

Te puede interesar: Los productos de Windows, iOS, Samsung y Google fueron hackeados en la competencia china Tianfu Cup

Rusia, el presunto hogar de los culpables

Aunque las autoridades estadounidenses no han dado declaraciones oficiales al respecto, el medio cita a 3 fuentes que señalan que los hackers pueden estar trabajando desde Rusia, y que posiblemente el gobierno de este país figure entre los responsables del ataque a la seguridad nacional de Estados Unidos. 

No obstante, ante las presuntas acusaciones y denuncias por parte del gobierno estadounidense, Dmitri Peskov, actual portavoz del Kremlin, declaró públicamente que el gobierno de la nación rusa no está implicado en el ciberataque, y negó cualquier tipo de relación con los hackers, al tiempo que le recordó al gobierno estadounidense que fue el presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien invitó a la nación a firmar un acuerdo de cooperación para reforzar la seguridad de ambas naciones; una invitación que ha sido ignorada hasta el momento.  

“Una vez más, puedo negar estas acusaciones. Y una vez más quiero recordarles que fue el presidente (Vladimir) Putin quien sugirió a la parte estadounidense concertar y firmar un acuerdo de cooperación en el ámbito de la seguridad cibernética y la seguridad de la información… Esta iniciativa de Putin no recibió respuesta en Estados Unidos”. 

Así mismo, Peskov argumentó que si las agencias federales estadounidenses estuvieron bajo ataque durante uno o varios meses, y que recientemente se percataron de ello, simplemente no pueden señalar y culpar a Rusia. “No se debería culpar a los rusos tan infundadamente de todo, no tenemos nada que ver con eso”, señaló el portavoz del Kremlin. 

La acusaciones de Estados Unidos hacia Rusia derivan de las investigaciones que están realizando las agencias federales, y que supuestamente señalan a la nación como la responsable. El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia también se pronunció para informar a la comunidad en general que las acusaciones de Estados Unidos son un intento infundado de culpar a Rusia por los ataques cibernéticos. 

Pocos detalles revelados hasta ahora

Como ya se mencionó, las autoridades estadounidenses se han negado a proporcionar mayores detalles sobre lo sucedido. No obstante, las fuentes que cita Reuters señalan que el ciberataque se pudo originar con la implantación de un software malicioso en las actualizaciones de la empresa SolarWinds, que provee de software de administración de TI a varias de las agencias estadounidenses, incluidas la rama ejecutiva, el ejército y los servicios de inteligencia. 

Así, debido a la amplia gama de agencias que atiende esta compañía, se cree que la magnitud del ataque puede ser gigantesco. Las investigaciones actuales para descubrir quién está detrás de esta enorme campaña de ciberespionaje están en desarrollo, y a cargo del FBI y la Agencia de Seguridad Nacional. 

Una oportunidad para destacar la seguridad de blockchain y Bitcoin

La situación que enfrenta Estados Unidos, de violación a la ciberseguridad de varias de sus agencias federales, y que en palabras de un alto funcionario es algo que está ocurriendo desde este verano, pero que no se descubrió sino hasta ahora, le da la oportunidad perfecta a las compañías de criptomonedas y a los desarrolladores de Bitcoin para hablar del potencial de las nuevas tecnologías. 

En primer lugar, varias personalidades reconocidas del mundo de las criptomonedas y la tecnología blockchain comenzaron a resaltar las ventajas de esta tecnología, que han convertido a Bitcoin en la red más poderosa y segura de todo el mundo. 

Dan Held, director de negocios de Kraken, un exchange o intercambio de criptomonedas con sede en Estados Unidos, que también cuenta con un crypto banco en este país, destacó que Bitcoin nunca ha sido hackeado en sus 12 años de historia. 

A esta campaña se unieron Anthony Pompliano, cofundador de Morgan Creek Digital e inversor de Bitcoin, y Blockfolio, una compañía proveedora de software de gestión para wallets de criptomonedas. Ambos también resaltaron la extrema seguridad que ofrece Bitcoin a sus usuarios, gracias a su caracter descentralizado. 

Un bug grave hace 10 años

Ahora bien, ante la ola de afirmaciones que defienden la seguridad de Bitcoin, también hay otros que atacan diciendo que, en el pasado, la red si fue hackeada, cuando un usuario acuñó más de 184 mil millones de nuevas monedas en Bitcoin. Si conoces un poco sobre esta criptomoneda, seguramente esta cifra te sonara un tanto extraña. ¿Cómo es posible que se hayan creado 184 mil millones de BTC, cuando la red fue diseñada para emitir únicamente 21 millones de monedas?

Pues bien, esta situación, que se presentó hace más de 10 años, ocurrió debido a un bug o fallo en su código, que un usuario aprovechó para acuñar semejante cantidad de monedas; pero aquí hay dos aspectos importantes que aclarar. En primer lugar, para ese momento la red Bitcoin tenía menos de 2 años de vida y era muy poco conocido, y Satoshi Nakamoto, creador de Bitcoin, aún trabajaba de la mano de varios de los primeros desarrolladores del software en busca de errores y fallos. De este modo, el trabajo de Nakamoto aún no estaba del todo listo, sino que seguía en constante desarrollo para garantizar la red que es hoy en día: una capaz de cumplir con los más altos estándares de seguridad cibernética. 

En segundo lugar, al ser una red descentralizada, el bug se detectó de forma inmediata, y se corrigió en tiempo récord. Así, en menos de 2 horas y media, Nakamoto y el desarrollador Gavin Andresen, tenían la solución para corregir el fallo e inhabilitar todas las monedas recién creadas y las transacciones realizadas con ellas; algo de lo que no puede vanagloriarse el Departamento del Tesoro, que lleva varios meses siendo hackeado y apenas recientemente se dieron cuenta, como explicó un alto funcionario de la entidad.

Hasta la fecha, este ha sido el problema más grave que ha enfrentado Bitcoin en sus 12 años de vida.  

Continúa leyendo: Grupo de hackers atacó la Oficina de Migración de Argentina y solicita rescate en Bitcoin

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments