Bill Foster, demócrata, congresista y miembro del Congressional Caucus Blockchain de los Estados Unidos, está pidiendo poder revertir transacciones de criptomonedas en casos de ransomware.

El representante del Partido Demócrata de los Estados Unidos, Bill Foster, ha dicho que la nación debe crear una nueva ley que permita a las víctimas de ransomware y otros fraudes acudir a un tribunal para solicitar la reversión de las transacciones realizadas con criptomonedas, cuando estas estén involucradas en casos de extorsión y estafa. 

Para Foster, que también es copresidente del Congressional Caucus Blockchain de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, la reversión de las transacciones en la cadena de bloques es una medida que agradecerán todos aquellos usuarios de activos digitales, que posean grandes cantidades de dinero en criptoactivos y que lleguen a ser víctimas de ciberataques o estafas. Por otro lado, los “puristas” y fanáticos de las criptomonedas y de su privacidad “enloquecerán” con esta propuesta, afirmó el congresista. 

Tal cual, parece que la petición del representante del Partido Demócrata de los Estados Unidos no tiene lugar para los defensores de la criptoindustria, que no tardaron en reaccionar ante la “alocada” propuesta de Foster; aunque muchos también afirmaron ser conscientes de las posibles intenciones que se esconden detrás de esta petición. 

Te puede interesar: Nuevas regulaciones y requisitos KYC vendrán a las criptomonedas, dicen nominados al Tesoro de EE.UU.

La identidad en manos de terceros “confiables”

La propuesta que presentó Foster indica que el gobierno estadounidense debe crear un  nuevo marco regulatorio que le permita autorizar a un tribunal para conocer y almacenar la identidad real de todas las personas que usen activos digitales, y que estén asociadas a direcciones criptográficas. De esta manera, según explicó el congresista, en caso de que se cometa un delito que involucre criptomonedas, el tribunal podrá identificar a la persona responsable y emitir una sentencia para ordenar la reversión de las transacciones fraudulentas. 

En su propuesta, el tribunal o la autoridad designada por el gobierno protegería las identidades reales de los usuarios con una clave “muy fuertemente resguardada”.

“Acabo de decir tres cosas que enloquecerán a los puristas de las criptomonedas, como el tercero de confianza, etc. Pero, de hecho, no hay una alternativa tecnológica que yo conozca… Para la mayoría de las personas, si van a tener una gran parte de su patrimonio neto en activos digitales, querrán tener esa manta de seguridad de un tercero confiable que pueda resolver el problema”.

A pesar de la creencia de Foster, en Reddit, el usuario “DepNeanderthal” señaló que depositar confianza en un tercero es una mala idea, y más si se trata de un tercero propio del gobierno. 

“Cualquiera que confíe en el ‘tercero de confianza’ de este tipo es un tonto. El gobierno y la confianza están tan cerca el uno del otro como el Polo Norte y el Polo Sur”, comentó el usuario. 

Tergiversando el concepto de privacidad

Foster también manifestó que dentro del Congreso crece la sensación de que si los usuarios de criptomonedas están participando en transacciones privadas y anónimas, entonces son participantes “de facto en una conspiración criminal”. 

La idea errónea de la privacidad y la generalización del congresista, al asumir que todos los usuarios que buscan proteger su privacidad en blockchain son “delincuentes”, llevó a varios miembros de la cripto comunidad a señalar la urgencia de las organizaciones de criptomonedas de educar realmente a los reguladores y legisladores sobre las bases y el funcionamiento de la industria digital. 

El Caucus Blockchain del Congreso nació con la idea de estudiar las bases y los principios de la tecnología blockchain, que sustenta el funcionamiento de criptomonedas como Bitcoin y Ethereum. No obstante, los recientes comentarios de Foster durante el evento virtual de Axios hicieron dudar a la cripto comunidad sobre si el congresista y la organización conocen realmente del funcionamiento de blockchain, y del significado de la palabra “descentralización” dentro de la criptoindustria.

Pero ¿Es posible la propuesta de Foster?

Lo cierto es que para lograr lo que el congresista propone, el gobierno debe, literalmente, obligar a los mineros de una red blockchain, que estén bajo su jurisdicción, a bifurcar la red donde se haya realizado la transacción; esto claro, si los mineros manejan el poder computacional suficiente para ello, para poder revertir las transacciones realizadas. Otra opción del gobierno sería atacar directamente la red.  

Por otro lado, aunque Foster señala que la “reversión” de las transacciones de criptomonedas se aplicaría solo en casos excepcionales como el ransomware, el fraude u otra actividad ilícita, las transacciones que sean incluidas en un bloque junto a la “transacción ilegal” también se revertirían y llegarían de nuevo a la mempool, a esperar a que los mineros las tomen y vuelvan a confirmarlas. Aunque suene “sencillo”, la realidad es que se trata de un proceso bastante complicado que podría desatar un completo caos en la red y en sus usuarios.

La mira puesta en la industria de las criptomonedas

Desde hace tiempo los reguladores estadounidenses, y de otras partes del mundo, han puesto la mira en la industria de las criptomonedas y los activos digitales, por considerarlas herramientas que facilitan y promueven los delitos financieros y las actividades ilícitas. 

Aunque este concepto, completamente erróneo sobre el funcionamiento de las criptomonedas, ha sido refutado por muchos con pruebas, e incluso las empresas de cripto vigilancia que trabajan de la mano con los reguladores y gobiernos, han demostrado el alto nivel de transparencia que ofrecen las redes blockchains para investigar y rastrear los casos de delitos, muchos reguladores aún insisten en considerar los criptoactivos como instrumentos que favorecen el lavado de dinero. 

En Estados Unidos, las regulaciones sobre las criptomonedas aún no son del todo claras, aunque la nación ha acelerado los estudios e investigaciones sobre la cripto industria, para conocer todas sus implicaciones y definir nuevos marcos regulatorios, conforme la industria ha ido creciendo y consolidándose. 

Crece el interés por la criptoindustria

Hace poco, Maxine Waters, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos desde 2013 y presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, anunció la creación de un grupo de trabajo conformado por 12 miembros del Partido Demócrata, entre ellos Foster, para profundizar en las criptomonedas. La idea de este grupo, según explicó la congresista, es la de ayudar en la creación de un marco regulatorio que aborde el rápido crecimiento de la industria de las criptomonedas y que garantice la seguridad nacional, la soberanía monetaria y la protección de los consumidores.

El interés de los reguladores sobre las transacciones de criptomonedas también se ha visto impulsado por los recientes ataques de ransomware que sufrieron compañías como Colonial Pipeline y JBS. 

Continúa leyendo: Un informe de la OCDE señala la necesidad de los reguladores de participar en blockchains privadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments