China avanza nuevamente para consolidar el desarrollo de su moneda digital CBDC a través de su red de servicios blockchain BSN, mientras que el FMI señala que el 77% de los bancos centrales no pueden distribuir monedas CBDC de manera directa. 

El gigante de Asia cuenta con una convicción bastante fuerte para convertirse en la primera potencia del mundo en protagonizar el lanzamiento de una CBDC. China está realizando grandes e importantes esfuerzos por consolidar su posición como líder tecnológico global, y está cada vez más cerca de liderar una de las tecnologías más revolucionarias de nuestros tiempos: la blockchain. El gigante asiático está implementando está tecnología para desarrollar su moneda digital de banco central CBDC (Central Bank Digital Currency), llamada DCEP (Digital Currency Electronic Payment) o yuan digital; pero también está utilizando todo el potencial de esta tecnología disruptiva para crear una red de servicios conocida como BSN, la Blockchain Services Network

Esta red de servicios en blockchain le permitirá a la nación no solo integrar su moneda digital CBDC, sino también las monedas digitales desarrolladas por otros bancos centrales a nivel internacional y global. La BSN es conocida como la “Internet de Blockchain”, ya que está diseñada para conectar distintas redes blockchains, y permitir que los usuarios de estas puedan realizar transacciones locales, nacionales e internacionales que fomenten y optimicen el comercio global. Así, en lo que sería un paso más para consolidar este ambicioso proyecto, la nación anunció su hoja de ruta 2021, que integra varios importantes desarrollos para construir una sólida red de pago digital universal (UDPN). 

Mientras tanto, expertos del Fondo Monetario Internacional, el FMI, publicaron un artículo donde evalúan la capacidad real de los bancos centrales para emitir y distribuir sus propias monedas CBDC, señalando que casi un 80% de estos no están autorizados, por las leyes, para ejercer estas atribuciones. 

Te puede interesar: China: BSN integró 6 blockchains a su red de servicios, mientras que WeChat es prohibida en Estados Unidos

Una creciente necesidad global

Las CBDC se están convirtiendo en ese desarrollo tecnológico que la mayoría de los bancos centrales quieren tener, y no solo por capricho o competencia, sino más bien por necesidad. Mientras algunas naciones optaron por desarrollar esta innovación como un elemento esencial para evolucionar en la forma que prestan sus servicios, otras entidades la están adoptando como una forma de mantenerse a la vanguardia de los nuevos desarrollos, impulsados por el temor de quedarse en el olvido; aunque este no es el caso de China. 

Red de pago digital universal (UDPN)

En su hoja de ruta para este año, la nación asiática está apostando por adoptar las monedas digitales CBDC como un método de pago seguro y líquido respaldado por el gobierno para el público. Así, para impulsar la creación de sistemas de pago innovadores y aumentar significativamente la circulación global de productos básicos y la liquidación entre diferentes monedas, la BSN planea construir una red de pago digital universal (UDPN), que estará impulsada por las monedas CBDC de varios países del mundo. 

La UDPN está pensada para ser una solución de pago global conveniente y económica para todo el mundo, donde cualquier sistema de información, la banca, los seguros, aplicaciones móviles, y demás, puedan llamar a los servicios de la UDPN para habilitar un método de transferencia y de pago innovador. Según la hoja de ruta, se estima un período de 5 años para completar el desarrollo de esta red de pago, aunque su versión beta estará disponible para la segunda mitad de este año.

Expansión y consolidación de la BSN

China establecerá 150 PCN (nodos de ciudades públicas) nuevos, que estarán ubicados en ciudades de segundo y tercer nivel, además de otros 50 nodos internacionales que se ubicarán en países desarrollados y países en desarrollo con potencial económico. Así mismo, la BSN impulsará el desarrollo de su red blockchain interna, o privada, en China, integrando nuevos soportes para abarcar las 23 provincias del país. 

Por otra parte, para consolidar el desarrollo de la red, la BSN planea reforzar sus asociaciones con proveedores de servicios en la nube, portales y más, para hacer que sus servicios sean más rentables e interoperables para desarrolladores individuales. Además, los desarrolladores de la red también impulsarán el conocimiento y la educación de la tecnología blockchain para incentivar el uso y la participación de más individuos y empresas dentro de esta tecnología. La BSN considera que el desarrollo de las CBD transformará por completo la forma de funcionar de los sistemas tradicionales, por lo que se está preparando para responder a todos los desafíos y oportunidades que se avecinan este 2021 para esta innovación tecnológica. 

China está avanzando significativamente en el desarrollo de su red BSN, y a la fecha ya ha integrado 6 redes blockchains de gran importancia en el mundo digital, así como utilizó esta red para tokenizar la primera barra de oro real en blockchain. 

Las monedas digitales y los bancos centrales

Aunque las monedas digitales CBDC se están adoptando en todo el mundo, y cada día son más los bancos centrales que anuncian su participación dentro de estos desarrollos, el FMI señala que son muy pocos quienes realmente están autorizados para su emisión y distribución directa. 

Los expertos Catalina Margulis, asesora consultora de la Unidad de Derecho Fiscal y Financiero del Departamento Jurídico del FMI, y Arthur Rossi, oficial de Investigación en la Unidad de Derecho Financiero y Fiscal del mismo departamento, señalan que cerca del 80% de los bancos centrales del mundo “no están autorizados a emitir una moneda digital” según sus propias leyes existentes, o por falta de claridad en sus marcos legales. Según el informe de la FMI, la emisión de dinero digital es muy distinta a la emisión de dinero físico, o fíat, debido a las funciones y competencias que cada banco central ya tiene establecidas de forma previa. Para cambiar esto, y que cada banco central que quiera emitir una CBDC pueda hacerlo, los expertos señalan que deben buscar la aprobación de un nuevo marco regulatorio formal, además de contar con una infraestructura digital “en su lugar”, que permita tal innovación. 

Así mismo, los expertos señalan que se requiere de un análisis más detallado de todas las posibles implicaciones asociadas con la emisión de dinero digital, ya que si bien los bancos podrían emitir sus propias monedas digitales no pueden obligar a los ciudadanos a utilizarlas. 

Por su parte, el Deutsche Bank, uno de los bancos más grandes e importantes del mundo, señaló que las CBDC son inevitables, y que estas serán la próxima generación del dinero, que incluso sustituirá al dinero fíat de nuestros tiempos. 

Continúa leyendo: Nueva prueba piloto a la CBDC China, el DCEP hará su entrada este 12 de diciembre en Suzhou

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments