La adopción de Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador encuentra resistencia, pero su presidente Nayik Bukele confía en el potencial que tiene para ofrecer como “el nuevo dinero del siglo XXI”.

La Ley Bitcoin, como se le conoce al proyecto de ley presentado por el presidente de El Salvador Nayik Bukele y aprobado por la Asamblea Legislativa recientemente para hacer de BTC una moneda de curso legal en el país, está encontrando resistencia de parte de los bancos, comercios y algunos usuarios que temen a la volatilidad característica de la criptomoneda. 

Los bancos comerciales de El Salvador dicen que apoyan la iniciativa, pero que se quedarán con el dólar estadounidense por “comodidad” para los asuntos financieros y de contabilidad. Por su parte, algunos comerciantes, empresarios y ciudadanos no están de acuerdo con la “obligatoriedad” que dice la ley sobre el uso de Bitcoin. Dos diputadas del partido opositor aseguran que imponer el uso de la criptomoneda en el país atenta contra los derechos esenciales de los ciudadanos, mientras que el Banco Mundial (BM) rechazó la petición de ayuda del gobierno salvadoreño para implementar la Ley Bitcoin, argumentando que bitcoin está envuelto en conflictos medioambientales y que provee poca transparencia en sus transacciones. 

Sin embargo, a pesar de las reacciones y la resistencia que muestran algunos sectores, Bukele confía en el potencial de Bitcoin como sistema financiero y medio de pago, que ayudará a levantar la economía del país y a proteger a sus ciudadanos de los impactos negativos de la inflación del dinero fiat, entre otros potenciales beneficios. 

Es importante recordar que aunque el proyecto de Ley Bitcoin fue aprobado el pasado 9 de junio por la Asamblea de El Salvador, este no entrará en vigencia hasta el próximo mes de septiembre, tiempo que el gobierno estima suficiente para que los comerciantes y la población en general conozcan más acerca de Bitcoin y su funcionamiento. 

Te puede interesar: El Salvador pondrá en marcha un plan para minar Bitcoin con energía geotérmica 100% limpia y renovable

Aclarando los mitos y dudas sobre Bitcoin en El Salvador

Uso obligatorio de Bitcoin

“Todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”. 

Aunque la Ley Bitcoin de El Salvador indica que los negocios y comercios deben publicar los precios de sus productos y servicios en bitcoins y deben aceptar la criptomoneda como medio de pago, el presidente del país Nayik Bukele estableció un fondo de 150 millones de dólares para que los comerciantes que no quieran mantener bitcoins puedan transformar las criptomonedas recibidas a dólares de forma inmediata. De esta manera, El Salvador provee un medio para aquellos que no quieran verse afectados por la volatilidad característica de Bitcoin en los mercados. 

Conviene recordar que la criptomoneda convivirá con el dólar estadounidense dentro del sistema financiero del país. Además, los negocios y comercios que no cuenten con las tecnologías necesarias, como el acceso a Internet, para aceptar y procesar pagos en bitcoin, quedan excluidos de la Ley Bitcoin hasta que el gobierno les provea de los recursos necesarios. 

Bitcoin genera desconfianza

Aquellos que argumentan que Bitcoin es un sistema poco transparente y confiable realmente no conocen su funcionamiento ni las características de la tecnología blockchain

El Banco Mundial ha dicho que no puede apoyar a El Salvador en la implementación de Bitcoin como moneda de curso legal por “las deficiencias medioambientales y de transparencia”, pero El Salvador está desarrollando un proyecto de criptominería que usará energía geotérmica, completamente libre de emisiones de carbono al ambiente. 

Por otro lado, a nivel mundial, cerca del 75% de los mineros conectados a la red Bitcoin usan fuentes de energía limpia, por lo que la red blockchain consume menos de la mitad de la energía que gasta el sistema bancario tradicional para funcionar, según un estudio publicado por Galaxy Digital en mayo.  

En cuanto al nivel de transparencia de sus transacciones, existen muchos conceptos erróneos al respecto. Algunos gobiernos ven a bitcoin como una forma de dinero que favorece a los delincuentes, pero nada está más lejos de la realidad. 

Bitcoin es una red descentralizada y pública donde cualquier persona en cualquier parte del mundo puede verificar y auditar las operaciones realizadas. Además, gracias a la inmutabilidad y seguridad de la red, todas las operaciones realizadas con la criptomoneda son registradas en la cadena; y una vez ocurre esto, no pueden borrarse ni modificarse. De manera que las transacciones permanecerán grabadas en la blockchain para siempre. Esta característica de Bitcoin ha sido de mucha ayuda para varias agencias policiales y gobiernos del mundo, que han podido rastrear fondos y desmantelar bandas de delincuentes que creían poder esconderse de la ley usando bitcoin.

Difícil acceso a la criptomoneda

Aunque El Salvador se enfrenta a una brecha tecnológica en la actualidad, varias de sus comunidades y poblaciones cuentan con servicios de Internet y equipos de computación y telefonía que les permitirán acceder a Bitcoin. De hecho, una de las razones que destacó Bukele cuando anunció su proyecto de Ley Bitcoin era precisamente fomentar la inclusión financiera a través del sistema financiero alternativo que ofrece la criptomoneda.  

En El Salvador, solo cerca de un 40% de la población tiene acceso al sistema financiero tradicional, el otro 60% no cuenta con productos bancarios, como cuentas de ahorros, tarjetas ni tienen acceso a créditos ni financiamientos por parte de los bancos, por lo que gran parte de la economía del país es informal. 

Para impulsar la adopción de Bitcoin, Bukele está reduciendo la brecha tecnológica en el país entregando computadores con acceso a Internet y capacitando a los ciudadanos en el uso de la criptomoneda, indicó Dania González, líder del Comité de Finanzas en el Congreso de El Salvador. 

Por otro lado, una compañía de cajeros automáticos pondrá a disposición de los ciudadanos entre 1.000 a 1.500 cajeros para facilitar el acceso a la criptomoneda de forma eficiente, segura y sin complicaciones. 

Una decisión apresurada

Muchos en el país centroamericano celebran la adopción de bitcoin como moneda de curso legal. Por el contrario, hay quienes critican la decisión y afirman que se tomó de manera apresurada y sin el análisis adecuado. Los que opinan lo segundo, también señalan que la adopción de BTC puede traer muchos riesgos desconocidos, ya que ningún país en el mundo había tomado esta decisión. 

Si bien es cierto que El Salvador es la primera “nación bitcoin” a nivel global, muchos de los países latinoamericanos están siguiendo sus pasos. Recientemente, el diputado Gabriel Silva de Panamá anunció que presentará un proyecto de ley para impulsar la integración de Bitcoin dentro de su sistema financiero, adoptando la iniciativa de El Salvador que apunta hacia la innovación tecnológica, el emprendimiento y el desarrollo. 

Además de Panamá, políticos de otros países como Argentina, México, Colombia, Brasil y Paraguay también están impulsando nuevas políticas para convertirse en las próximas “naciones bitcoin”. Ciudades como Miami también buscan nuevas regulaciones que les permitan invertir en la criptomoneda e impulsar su minería. 

Por otro lado, Bitcoin, una criptomoneda global y descentralizada, cuenta con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo, por lo que puede ser usada sin limitaciones ni barreras geográficas. 

“El nuevo dinero del siglo XXI”

Bitcoin es sinónimo de innovación y desarrollo, por lo que Michael Saylor, CEO de MicroStrategy considera a la criptomoneda como “el dinero del futuro”. En su cuenta de Twitter, Saylor destacó las acciones de El Salvador como el impulsor de la nueva economía digital del siglo XXI. 

Saylor señaló que el dólar continuará como moneda de reserva mundial, pero que se moverá “sobre los rieles de Bitcoin” para extenderse a miles de millones de personas a nivel global. El CEO de MicroStrategy aseguró que Bitcoin no está en conflicto con el dólar como muchos creen, y que la criptomoneda seguirá creciendo en uso y adopción por la red digital, abierta y confiable que ofrece a todos por igual. 

Confianza y seguridad en Bitcoin 

A pesar de la negativa de algunos sectores hacia la Ley Bitcoin, el presidente de la nación confía en el potencial de la criptomoneda como una moneda virtual e intangible, imposible de falsificar o duplicar, de carácter global y descentralizado que servirá, además, como un instrumento financiero de inversión para el crecimiento económico y para la protección y resguardo de valor a futuro. 

La adopción de Bitcoin en El Salvador está creciendo. Como señaló Bukele el miércoles, las remesas usando BTC crecieron 4 veces en mayo desde el anuncio de la nueva ley y el interés de búsqueda por el término “El Salvador Real Estate” se disparó a niveles nunca antes vistos. 

Continúa leyendo: El BCIE ayudará a El Salvador a implementar Bitcoin ante duda de bancos y compañías de remesas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments