Desde mediados de septiembre, Arbistar 2.0 anunció un fallo en su plataforma de arbitraje con criptomonedas, que impidió a los inversores acceder a sus fondos. Ante la preocupación de los inversores, la compañía aseguró que devolvería los fondos a los afectados, aunque ahora parece que no tiene intenciones de hacerlo.

Arbistar 2.0, una plataforma de arbitraje con criptomonedas con sede en Tenerife, España, anunció recientemente en su defensa, que la cláusula de limitación de responsabilidad de la compañía, y que los inversores firmaron al momento de suscribirse a la plataforma, exonera a la compañía de cualquier responsabilidad si los servicios se veían interrumpidos o afectados por algún hecho de fuerza mayor. 

“La empresa no garantiza que el servicio será ininterrumpido, seguro o libre de errores, y no se hará responsable de cualquier retraso o incumplimiento de sus obligaciones si la demora o incumplimiento se debe a un caso de fuerza mayor o hechos fuera del alcance razonable”.

Con estas palabras, unas 120.000 familias pueden confirmar que están ante uno de los fraudes piramidales más grandes de habla hispana. Su CEO, Santi Fuentes, sostiene que no se trata de un esquema Ponzi ni una estafa piramidal, sino de un fallo informático que tienen que resolver para continuar con las operaciones de la empresa. No obstante, Fuentes se mantuvo “escondido” durante varias semanas, sin revelar su paradero “por razones de seguridad”. Así mismo, las promesas incumplidas de la compañía, de iniciar los reembolsos a los inversores desde el pasado 15 de septiembre, a un plazo de 12 meses, son una prueba más que revela las verdaderas intenciones de la firma de arbitraje. 

Hasta ahora, varias firmas de investigación señalan que las pérdidas de los inversores están entre los 100 y los 500 millones de euros, mientras que la policía de Tenerife ya comenzó a realizar las investigaciones pertinentes. 

Te puede interesar: Arbistar 2.0, el castillo de naipes se derrumba

Bitcoins de Arbistar en la darknet

Tulip Research, una compañía de investigación que está rastreando varias de las transacciones y movimientos que realiza Arbistar 2.0, afirma que encontró una transacción sospechosa en Bitcoin (BTC) proveniente de la compañía. Según Tulip Research, esta dirección fue utilizada para pagar a 274 inversores de la plataforma en 2019, y también para recibir una transacción de 11.917 BTC. La firma descubrió que estos BTC fueron distribuidos a 18 cuentas que están vinculadas con Hydra Market, uno de los mercados negro más famoso de la darknet en Rusia. 

La investigación de Tulip Research apunta a que Arbistar está vinculada con el DNM de Hydra, que afirma poseer más de 3 millones de cuentas activas en todo el mundo, de las cuales unas 400 mil son de clientes recurrentes. Un estudio realizado por Proekt asegura que Hydra Market es el mercado negro más grande de Rusia y es líder mundial en la venta de todo tipo de bienes ilícitos, que van desde medicamentos hasta piratería.

Así mismo, Proekt revela que este mercado procesa más de 100 mil transacciones diarias que se realizan en criptomonedas. Y, aunque para muchos esta información pueda parecer de poca importancia o insustancial, no hay que dejar atrás el pasado errante de Santiago Fuentes en plataformas similares a Arbistar, de las cuales muchas también resultaron ser una estafa piramidal. 

Un pasado oscuro

Santi Fuentes, quien se presenta como un inversor calificado con una amplia experiencia en el mundo de las inversiones con criptomonedas, deja mucho que pensar a quienes conocen de sus prácticas y andanzas pasadas. El CEO de Arbistar se inició en el mundo de los negocios en 2013 como un distribuidor de infusiones de la marca Organo Gold. Luego en 2014, se convirtió en uno de los inversores principales del proyecto Global Unity. Este proyecto, dirigido por Ming Xu, estaba vinculado a WCM777, un esquema Ponzi con sede en California. Ambos proyectos enfrentaron acusaciones por parte de los entes reguladores en múltiples jurisdicciones, lo que hizo que Xu se retirara del proyecto afirmando que no era “ni accionista ni responsable de WCM777 o de Global Unity”.

Tras el cierre de esta estafa, por la Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos, Xu fue detenido y acusado de fraude. Mientras tanto, Fuentes, que recibió una fuerte multa por violar la Ley de Bolsas y Valores de Estados Unidos, decidió emprender en otro proyecto: MoneyBox TV. Esta plataforma anunciaba grandes ganancias a sus inversores a través del marketing multinivel, ofreciendo productos digitales y atrayendo a más inversores a través de un programa de referidos. Al poco tiempo, MoneyBox TV terminó resultando en otra estafa piramidal, que se derrumbó como un castillo de naipes.

Luego de esta trayectoria, Santi Fuentes se lanzó a la creación de Arbistar, cuyo bot automatizado “falló” bloqueando los fondos de los inversores. El dinero de muchos usuarios de Arbistar simplemente desapareció, y la plataforma afirmó que hizo todo lo posible por controlar los daños. El supuesto fallo de Arbistar dio origen a la reciente Arbistar 2.0, que se presentó como una plataforma renovada, más segura y confiable para el arbitraje con criptomonedas. La historia de Arbistar 2.0 es la que se desarrolla actualmente, con el bloqueo de 100 millones y 1.000 millones de euros, según afirma Tulip Research y otras firmas de investigación. 

Los afectados

Conociendo la trayectoria poco ética de Fuentes y deduciendo las intenciones de la compañía, los afectados por el bloqueo de Arbistar 2.0 comenzaron a realizar una demanda colectiva contra Arbicorp, la compañía responsable detrás de Arbistar 2.0. Varios abogados ya están preparando sus casos para llevarlos ante los tribunales. En relación a esto, Carlos Aránguez, un abogado que prepara una de las denuncias, argumenta que el caso de Arbistar 2.0 no es una inversión arriesgada, sino un fraude cuidadosamente planificado. 

“No estamos ante una inversión arriesgada, sino en un fraude piramidal porque no hay activo alguno”. 

Para Aránguez, las inversiones de los usuarios afiliados a la plataforma ya están siendo invertidas en bienes de lujo o están ocultas en el universo de las criptomonedas, de donde es difícil rastrear. Hasta la fecha, varios usuarios también han dado su testimonio de cómo cayeron en la estafa y cómo esta los está afectando, además de confirmar que no han recibido pago alguno de parte de los responsables. Es importante resaltar que muchos de los 120.000 usuarios afectados manejan inversiones de 1 BTC o más. 

Continúa leyendo: Usuario pierde 1.400 BTC almacenados en una wallet Electrum durante ataque phishing

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments