El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos pone la mira sobre las transacciones realizadas con criptomonedas con montos iguales o superiores a los 10.000 dólares, y plantea exigir a las empresas reportarlas al IRS. 

Estados Unidos avanza en su plan de recaudación de impuestos de criptomonedas. El Departamento del Tesoro, el organismo encargado de administrar el tesoro público del país, publicó su “Agenda de Cumplimiento de Impuestos” recientemente, donde plantea exigir a las empresas de servicios con criptomonedas reportar las transacciones que involucren los criptoactivos, cuyos montos sean iguales o superiores a los 10.000 dólares. 

Según el comunicado, el régimen de información que deberán cumplir las empresas abarcan a las instituciones financieras extranjeras que ofrezcan servicios con criptomonedas así como a los intercambios y custodios de activos digitales en el país. 

Las empresas estarán obligadas a reportar las transacciones de criptomonedas al Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos, el IRS, para garantizar que este organismo pueda abordar el rápido crecimiento que está experimentando la industria digital actualmente. El Tesoro reconoció que las transacciones con criptomonedas aún representan una “pequeña porción” del sistema financiero actual, pero señala que su auge y adopción harán que los criptoactivos jueguen un papel de gran importancia en la economía en la próxima década.  

Te puede interesar: Regulaciones: IRS ve a los NFT como un medio para la evasión de impuestos

Medidas enérgicas para la recaudación fiscal 

En su agenda, el Departamento del Tesoro planteó que las criptomonedas y los activos digitales están facilitando la realización de transacciones relacionadas con actividades ilegales, incluida la evasión de impuestos, por lo que las nuevas normativas ampliarán el alcance del IRS para detectar las transferencias de valor que se realicen con criptoactivos, a fin de minimizar la evasión fiscal y al mismo tiempo promover un mejor cumplimiento. 

“Es por eso que la propuesta del presidente incluye recursos adicionales para que el IRS aborde el crecimiento de los criptoactivos”, indica el comunicado. 

Como explica el Tesoro, en el contexto del nuevo régimen de informes de cuentas financieras, el organismo cubrirá las cuentas de  criptomonedas en exchanges y casas de intercambio cripto, así como las cuentas de servicios de pago que acepten este tipo de activos. 

El Departamento del Tesoro manifestó que el efectivo, o dinero fiat, también es un medio común para la evasión de impuestos, por lo que las empresas que reciban transacciones en efectivo también estarán sujetas a la aplicación de las nuevas normativas, una vez entren en vigencia. 

Las criptomonedas y los reguladores

El rápido crecimiento de los cripto mercados y el comportamiento que han tenido las criptomonedas en los últimos meses está llamando la atención de los reguladores, quienes siguen más de cerca esta poderosa industria. 

Hace poco, Janet Yellen, actual secretaria del Tesoro, manifestó que existe una brecha fiscal en Estados Unidos, que hace que el gobierno deje de recaudar cerca de 7.000 millones de dólares en impuestos. Cuando Yellen realizó estas declaraciones, insinuó que el estado podría implementar medidas adicionales para evitar que esta brecha fiscal se vuelva más grande, y poder recaudar recursos que le ayuden a sostener sus gastos. 

La secretaria del Tesoro también sugirió que las tasas de interés podrían elevarse para evitar que la economía se desplome. Ahora, en el comunicado reciente, el Tesoro señaló que la brecha fiscal superó los 600.000 millones en 2019. 

“Según el análisis del Tesoro, la brecha fiscal ascendió a casi 600.000 millones de dólares en 2019 y aumentará a unos 7 billones de dólares en el transcurso de la próxima década si no se aborda”.

Reforzando la criptovigilancia

A finales del año pasado, tanto el Tesoro como la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), adscrita al Tesoro, presentaron propuestas para identificar las transacciones realizadas con criptomonedas, indicando que la privacidad que ofrece el ecosistema digital facilita la evasión de impuestos. En el caso del Tesoro, el organismo quería recopilar información relacionada con las transacciones que ocurren desde wallets autoalojadas, o personales; pero ante los inminentes riesgos de esta propuesta apresurada, la cripto comunidad tomó acción y enviaron más de 7.500 comentarios pidiendo una extensión para analizar a profundidad las implicaciones de la apresurada regulación. 

Por su parte, la FinCEN propuso reducir el umbral para el informe de transacciones con criptoactivos a 250 dólares. Esto con el objetivo de incluir transacciones más pequeñas dentro de sus controles regulatorios. 

Además de esto, el consejero jefe adjunto del IRS, Robert Wearing, manifestó a mediados de este mes que aquellos usuarios con criptomonedas que no hayan cumplido con sus obligaciones fiscales pueden ver sus criptoactivos incautados por la entidad. Wearing señaló que el gobierno estadounidense califica a las criptomonedas y activos digitales como propiedades, por lo que el IRS puede confiscarlas, al igual que los bienes raíces. 

La transparencia que ofrecen las redes blockchains de criptomonedas como Bitcoin hacen que cada transacción realizada sea visible para todos, incluidos los reguladores de Estados Unidos y el mundo, quienes pueden hacer seguimiento y exigir el cumplimiento de las leyes a las personas involucradas en dichas transacciones. 

Continúa leyendo: Se avecinan nuevas regulaciones para Bitcoin, dice ex presidente de la SEC

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments