A pesar de las quejas y peticiones de las empresas de criptomonedas de extender el poco tiempo que dio el Departamento del Tesoro para evaluar la nueva ley cripto y presentar informes y comentarios, el regulador no ha extendido el plazo, que casi se agota.  

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a través de la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN), presentó una nueva propuesta de ley aplicable a la industria de las criptomonedas y los activos digitales que se centra en regular las transacciones con criptoactivos que se realicen, desde o hacia wallets o monederos sin custodia autoalojados. A pesar de que el regulador estadounidense llevaba tiempo exponiendo la idea de esta regulación, en el momento de su publicación oficial solo dio un plazo de 15 días para su evaluación y para la emisión de comentarios de las partes interesadas, lo que causó desagrado y rechazo en la cripto comunidad. 

Empresas de servicios de criptomonedas, como Coinbase se pronunciaron ante esto y solicitaron al regulador reconsiderar el período de evaluación de la nueva ley para extenderlo al tiempo que comúnmente se destina para evaluar la creación de nuevas regulaciones, que es 60 días a consideración de la Conferencia Administrativa de los Estados Unidos (ACUS). Coinbase citó que no había ninguna emergencia para apresurar la regulación. Además el tiempo concedido para la evaluación de la regulación coincidía con las vacaciones y todas las fechas festivas típicas de esta época, lo que dejaba aún menos tiempo disponible para una evaluación real y detallada de la propuesta de regulación que contiene 72 páginas

No obstante, a pesar de las peticiones, el regulador hizo caso omiso y el plazo de 15 días está a punto de agotarse. Así, las partes interesadas solo tienen hasta el próximo 4 de enero para enviar sus comentarios al regulador. 

Te puede interesar: El Departamento del Tesoro presenta su propuesta de ley para la industria de las criptomonedas

Una regulación arriesgada y apresurada

Cuando el Departamento del Tesoro dio a conocer sus intenciones de regular las transacciones en monederos personales, hasta varios legisladores le enviaron una carta al regulador solicitando la reconsideración de la propuesta, señalando que esta es una manera de atentar en contra de los derechos de privacidad de los ciudadanos y de arriesgar el liderazgo de los Estados Unidos como una nación favorable para la innovación y el desarrollo tecnológico. 

“Las regulaciones incorrectas violarán la privacidad financiera de los usuarios y enviarán un mensaje al mundo de que no debe crear negocios o probar nuevos casos de uso para blockchain en los Estados Unidos”. 

Aún así, el Departamento está empecinado en regular este sector de la industria digital, citando la seguridad nacional como la prioridad principal del estado. No obstante, lo que puede lograr el país es destruir su liderazgo futuro y favorecer la posición de otras naciones en la industria digital, como China y Rusia. 

En relación con la premura que parece tener el departamento de aprobar la nueva propuesta de ley, Coinbase citó que posiblemente se deba al cambio de administración en la entidad, ya que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, debe dejar el cargo el próximo 20 de enero. Así que, como explica Coinbase, no está respetando el tiempo de consulta pública establecido para este tipo de normas que es de gran importancia para la industria digital y que significa un gran cambio para la misma. 

“Aquí no hay ninguna emergencia; solo hay una administración saliente que intenta eludir la consulta requerida con el público para finalizar una regla apresurada antes de que termine su tiempo en el cargo”. 

“En la unión está la fuerza”

A la solicitud que esta haciendo Coinbase, de extender el tiempo de consulta pública, se une Coin Center, que también le envió una carta el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, haciendo la misma petición: la extensión del plazo de evaluación y consulta para el proyecto de ley. Jerry Brito, CEO de Coin Center, señala que los comentarios que envíen las empresas de cifrado al Tesoro serán de gran importancia en la decisión final que tome el regulador respecto a su propuesta, por lo que la comunidad debe unirse y enviar sus solicitudes para que el Tesoro probablemente ceda a la extensión de su apresurado período de consulta.

Así mismo, Brito explicó que es importante que todo el ecosistema le explique al departamento la forma en cómo estas nuevas regulaciones les afectarán y las consecuencias negativas que llegarán a tener dentro de la industria y en el país en general. 

La invitación del CEO de Coin Center es a unir fuerzas en el ecosistema digital y evitar la implementación de una regulación tan apresurada y agresiva para la industria digital como lo es esta; dar tiempo para que la nueva administración asuma el cargo y pueda evaluar, de manera más objetiva y sensata, la regulación. 

Las debilidades de la industria digital, y del Departamento

En un artículo reciente, el equipo defensor de Monero y de los derechos básicos y de privacidad en la nueva era digital, Fight for the Future, explica que los exchanges y las casas de intercambio de cripto a fiat son el punto débil de la industria de las criptomonedas, ya que estas empresas son claros objetivos de los reguladores para vigilar la industria y destruir la privacidad de los usuarios de criptoactivos. Fight for the Future señala que es precisamente a esto a lo que apuntan FinCEN y el Tesoro con la “peligrosa” regulación que pretenden imponer de manera apresurada. 

Como punto clave, el equipo resalta el reciente hackeo del que fue y es víctima el Departamento, y que lleva meses ejecutándose, poniendo al descubriendo sus propios datos e información sin que se dieran cuenta de ello. Entonces, si el Departamento del Tesoro no es capaz de garantizar la seguridad de sus propios datos, ¿cómo espera hacerlo con los datos y la información que pretende recabar a través de la nueva regulación?. 

Dayton Young, director de Producto de Fight for the Future, señala que simplemente no puede hacerlo, por lo que como ciudadanos, no deberíamos confiarle nuestros datos sensibles para que luego estén expuestos en la red, revelando todas las compras que hemos realizado con criptomonedas y activos digitales. Young también hace un llamado a la cripto comunidad a presentar sus comentarios y exigir al Tesoro y a FinCEN un verdadero debate con las partes interesadas, que incluye empresas de cifrado y estadounidenses preocupados por la regulación. 

Continúa leyendo: Hackers dentro del Departamento del Tesoro y otras agencias estadounidenses

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments