Kirguistán impondrá un impuesto del 15% para todas aquellas empresas y compañías que se dediquen a la minería de Bitcoin y otras criptomonedas. 

Como parte de su estrategia para recaudar fondos y sobrellevar la actual crisis económica causada por el COVID-19, el gobierno de Kirguistán impondrá un impuesto del 15% a las empresas y compañías de minería de criptomonedas. La decisión fue dada a conocer por el Ministro de Economía de Kirguistán quien expresó su opinión sobre una estrategia que le permitirá a la nación recaudar fondos e incrementar los ingresos del gobierno. 

Según la publicación, se trata de un proyecto de ley del gobierno de la República Kirguisa sobre las medidas para aplicar el Capítulo 61 del Código Fiscal de la República. De aprobarse esta ley, los mineros que operan dentro del país deberán pagar el 15% de las ganancias obtenidas a través de la minería de criptomonedas, pese a que el país cuenta con medidas estrictas en torno a los cripto activos desde 2014. 

Aunque la propuesta planteada por el Ministerio de Economía del país se realizó desde el año pasado, esta entró en discusión pública recientemente el 3 de agosto. La discusión abierta tiene la finalidad de que las partes interesadas puedan enviar sus propuestas, análisis y recomendaciones sobre el nuevo proyecto de ley, para que el gobierno pueda tomar una decisión precisa al respecto. 

Te puede interesar: India plantea una nueva prohibición para las criptomonedas e impone multas millonarias a aquellos que no cumplan con la ley

Impuestos mineros y tarifas eléctricas en la República Kirguisa

El Ministro de Economía busca complementar el Código Fiscal de la República, específicamente en el Capítulo 61, estableciendo que las compañías dedicadas a la actividad de minería de criptomonedas esten obligadas al pago de impuestos provenientes de su actividad. Según el Ministro, las compañías y particulares que realizan esta actividad deben pagar impuestos mineros, que incluyen: impuestos sobre la renta (ISLR), impuestos al valor agregado (IVA) sobre los suministros imponibles y los impuestos de venta, por lo que la propuesta de ley establece una tasa impositiva fija del 15%. 

Se estima que el gobierno de Kirguistán podrá recaudar unos 4,2 millones de dólares adicionales para su presupuesto estatal.

“este proyecto de ley tiene como objetivo desarrollar la economía, teniendo en cuenta las condiciones de fuerza mayor causadas por la pandemia por COVID-19, y también aumentará los ingresos del presupuesto estatal”.

Por su parte, el Parlamento del país también está discutiendo la posibilidad de designar una tarifa eléctrica específicamente a los mineros de cripto activos, aunque el debate ha generado incertidumbre entre varios parlamentarios, sobre todo considerando las capacidades eléctricas limitadas con las que cuenta el país. 

En septiembre de 2019, el gobierno se vio obligado a cerrar las operaciones de más de 40 compañías mineras debido al alto consumo eléctrico que generaban los equipos de minería y los equipos de refrigeración de estas granjas. Esta decisión ocasionó una caída en el hash rate de Bitcoin. La actividad de minería de criptomonedas fue considerada para ese entonces como una actividad que consumía más energía que varias provincias importantes en el país. 

Situación de las criptomonedas y blockchain en Asia Central

Por una parte, aunque Kirguistán se ha mostrado poco amigable con la utilización de Bitcoin y otras criptomonedas dentro del país, la nación también ha mostrado un escenario más favorable para el desarrollo de proyectos basados en tecnología blockchain. Así mismo, el desarrollo de esta tecnología en otros países de Asia Central también se ha visto favorecido por la adopción de proyectos que implementan blockchain. Kazajstán, por ejemplo, busca liderar el sector blockchain convirtiéndose en una referencia tecnológica en la región, mientras que Uzbekistán ha destinado recursos financieros estatales para el desarrollo e innovación de los sectores salud, educación y cultura a través de la implementación de esta tecnología. 

Estos dos países tampoco han definidos leyes o regulaciones claras en torno al uso de criptomonedas para el intercambio de valor o para la compra de productos, bienes y servicios de forma legal dentro de sus territorios. Sin embargo, pese a la dura postura de Kirguistán, o la postura no definida de Kazajstán y Uzbekistán, Bitcoin y las criptomonedas tienen una amplia presencia en esta región y las búsquedas en internet sobre activos digitales crecen cada año. 

Continúa leyendo: La Bolsa de Valores de Tel-Aviv (TASE) lanzará una plataforma basada en blockchain para préstamos de valores

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments