SWIFT, una sociedad internacional para las comunicaciones financieras entre bancos y demás organizaciones, asegura que las criptomonedas no son usadas ampliamente para el lavado de dinero ni otras actividades ilícitas. 

En su informe, SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication) afirma que los casos de lavado de dinero a través de criptomonedas y activos digitales continúa siendo bastante inferior en comparación con los casos que implican dinero en efectivo. Según la organización, el dinero fíat continúa siendo el preferido de los delincuentes para el blanqueo de capitales y otros delitos financieros, un punto de vista que comparte Chainalysis, una firma de inteligencia blockchain que ha emitido varios informes de investigación al respecto.

La organización financiera realizó una investigación con un enfoque centrado en estudiar la forma en que los delincuentes extraen y “limpian” dinero después de cometer un delito financiero. Para lograrlo, SWIFT contó con el apoyo de la compañía BAE Systems, quien fue partícipe en la investigación y redacción de este informe. Gracias a esta colaboración, ambas compañías lograron determinar que una de las principales técnicas, y la preferida de la mayoría de los ciberdelincuentes, para extraer fondos luego de un ataque exitoso es el dinero fiduciario. Por ello, SWIFT está centrándose en desarrollar nuevos controles de seguridad cibernética para minimizar la incidencia de estos delitos financieros. 

Te puede interesar: México: el G7 bancario es el más buscado para el lavado de dinero

Métodos comunes para el blanqueo de capitales 

Como SWIFT es la organización encargada de las comunicaciones entre los bancos y las entidades financieras a nivel mundial, que realizan millones de transacciones al día, la organización se propuso como meta conocer qué sucede con el dinero robado luego de que un ciberdelincuente ataca con éxito. Para poder determinar el destino de los fondos robados, SWIFT considera indispensable conocer cuáles son los métodos y las técnicas más empleadas para extraer y “limpiar” el dinero que los ciberdelincuentes utilizan, evitando que el origen y destino de estos fondos sea rastreado. 

En este sentido, la organización declara que aunque los bancos comerciales no son un blanco fácil para estos delitos financieros, sí son los más buscados debido a que pueden facilitar el acceso directo a la información, los datos y los fondos almacenados. Según la investigación, los ciberdelincuentes utilizan el dinero en efectivo para extraer los capitales ilegales, además de empresas y compañías fachadas que sirven para ocultar la procedencia y el destino de estos fondos. 

Para entender este proceso, SWIFT aclara que se considera blanqueo de capitales o lavado de dinero cuando dos o más personas, u organizaciones, interactúan entre sí para el intercambio de dinero, a fin de ofuscar su origen, propiedad y su posterior destino, e integrarlo al sistema financiero tradicional como dinero “limpio”. 

Las criptomonedas y el lavado de dinero

En relación con el uso de criptomonedas en actividades de lavado de dinero, la organización declara que los casos identificados con activos digitales continúan siendo relativamente pequeños en comparación con los volúmenes de dinero blanqueado a través de los métodos tradicionales mencionados anteriormente. No obstante, SWIFT señala que sí existen casos en los que los ciberdelincuentes transforman el dinero robado en criptomonedas para tratar de ofuscar su origen y utilizarlo con mayor libertad. 

Del mismo modo, aunque la participación de las criptomonedas en los casos de blanqueo de capitales es bastante bajo en la actualidad, SWIFT aclara que las características de varias criptomonedas presentes en el mercado pueden resultar atractivas para los ciberdelincuentes.

“La gran cantidad de criptomonedas que ofrecen un mayor anonimato, así como servicios como mezcladores que ayudan a ofuscar el origen de los fondos mezclandolos con otros fondos en criptomonedas, puede aumentar el atractivo de las criptomonedas para estos fines”. 

Con sus declaraciones, SWIFT puede hacer especial énfasis en criptomonedas centradas en privacidad, como Monero (XMR) y Dash (DASH), servicios criptográficos como wallets de privacidad, Wasabi Wallet y Samourai Wallet, y mezcladores de criptomonedas como CoinJoin

Estrategias de seguridad

Para minimizar la incidencia en los delitos financieros, SWIFT se propone desarrollar nuevas herramientas cibernéticas, que permitan mejorar el intercambio de información y evitar que el dinero sea robado incluso cuando un ciberataque se ejecute con éxito. La compañía está desarrollando un programa de seguridad para los clientes y usuarios (CSP), con el que busca brindar las herramientas y la información necesarias para establecer un marco de trabajo con controles auténticos que minimicen la ocurrencia de delitos financieros, en especial el lavado de dinero o blanqueo de capitales. 

Por último, el informe señala que no está contemplando el destino del dinero robado físicamente u otras formas de delito, como el ataque a cajeros automáticos, clonación de tarjetas bancarias, suplantación de identidad, entre otros. 

Sobre SWIFT

La Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (SWIFT) es una organización internacional que enlaza las comunicaciones de miles de entidades financieras y bancarias en más de 204 países del mundo. Esta organización opera las 24 horas del día, los 7 días de la semana de forma ininterrumpida para garantizar la transmisión de miles de millones de órdenes de pago que se realizan diariamente. 

Continúa leyendo: Market Intel, un portal para el suministro de datos e información diseñado por Chainalysis

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments