A pesar de la volatilidad de las criptomonedas, los reguladores estadounidenses quieren que los bancos se integren a este creciente ecosistema y que desempeñen un papel relevante dentro del cripto mundo.

Jelena McWilliams, presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) de los Estados Unidos, dijo que los reguladores estadounidenses están ideando formas para que los bancos encuentren su papel dentro del ecosistema cripto y blockchain. Según informó la agencia de noticias Reuters, McWilliams habló sobre las intenciones de los reguladores durante su participación en la Conferencia Global del Instituto Milken 2021, celebrada la semana pasada en Beverly Hills, California.

Los reguladores estadounidenses quieren que los bancos tengan una participación activa dentro del cripto mundo. La intención, según explicó McWilliams, es no perder el control sobre este ecosistema financiero emergente y de rápido crecimiento. 

En general, los bancos pueden comenzar a ofrecer nuevos servicios basados en criptomonedas, que van desde los básicos como el comercio, almacenamiento y custodia, hasta servicios más especializados como inversiones, préstamos, ahorros, cuentas de intereses, entre otros. McWilliams aseguró que ante el potencial crecimiento de la cripto industria, que se ha revalorizado más de 600% en el último año y supera los 2,71 billones de dólares en capitalización actualmente, los reguladores quieren forjar un camino más claro que permita la entrada segura de los bancos a este ecosistema digital; a fin de abrir nuevas oportunidades que afiancen su estabilidad y permanencia dentro del sistema financiero en el tiempo. 

“Los reguladores estadounidenses buscan proporcionar un camino más claro para los bancos y sus clientes que buscan tener criptomonedas, a fin de mantener el control sobre estos activos de rápido desarrollo”, señaló Reuters citando a McWilliams.

Te puede interesar: Bitcoin en tiempos de Crisis y Pandemia

Reguladores, bancos y el mundo cripto

El ecosistema de las criptomonedas y blockchain ha tenido un desarrollo simplemente excepcional desde su nacimiento en 2009, que se ha acentuado aún más en los últimos años. Este nivel de desarrollo es muy superior a lo que algunos expertos vaticinaban años atrás; una realidad que ha comenzado a preocupar a los reguladores estadounidenses y del mundo entero.

La adopción y uso de las criptomonedas, como activos para el intercambio y la reserva de valor, aumenta cada día y los bancos comienzan a darse cuenta de la importancia de participar dentro de este ecosistema, dominado por compañías no bancarias ni financieras.  

Hasta la fecha, grandes bancos como el U.S. Bank, JPMorgan, BNY Mellon, Morgan Stanley, Signature Bank  y, recientemente, el Five Star Bank y el UNIFY Financial Credit Union, entre otros, están adoptando nuevos servicios de custodia y comercio para Bitcoin y otras criptomonedas para sus clientes y usuarios estadounidenses. No obstante, la presidenta de la FDIC reconoce que la mayoría de las instituciones bancarias y financieras del país están perdiendo grandes oportunidades al no involucrarse dentro del ecosistema de las criptomonedas. 

Marco regulatorio para gestionar los riesgos

En julio de este año, la senadora Elizabeth Warren, conocida escéptica de las criptomonedas, dijo que prefería ver el sistema financiero estadounidense en manos de los bancos que en manos de personas anónimas que conforman la criptocomunidad. Sin embargo, para que esto ocurra, es necesario que los reguladores del país establezcan un marco regulatorio claro que permita la entrada de las entidades bancarias dentro de esta industria. Según McWilliams, una de las mayores preocupaciones de los reguladores es la volatilidad de las criptomonedas, por lo que estos deben crear nuevas normativas y legislaciones, o ajustar las existentes, para ayudar a las entidades bancarias a gestionar y mitigar adecuadamente el riesgo.

El futuro de los bancos

El apetito actual por las criptomonedas y los activos digitales está dejando de lado a los bancos, junto a sus servicios y productos poco rentables para muchos. El ecosistema DeFi, por ejemplo, que permite a las personas acceder a diferentes productos financieros de manera descentralizada, ha crecido más de 2.600% en los últimos 12 meses, acumulando una liquidez superior a los 240.000 millones de dólares actualmente.  

Para McWilliams, las inversiones dentro de estos protocolos descentralizados, y en otros productos financieros de la industria cripto, continuarán creciendo de manera exponencial si los bancos no entran al juego. 

“Creo que debemos permitir que los bancos entren en este espacio, mientras se gestiona y mitiga adecuadamente el riesgo… Si no llevamos esta actividad dentro de los bancos, se desarrollará por fuera de estos… Los reguladores federales no podrán regularla”.

En Texas, Estados Unidos, el Departamento de Banca del estado autorizó a los bancos regionales, a mediados de este año, para operar con criptomonedas y ofrecer servicios de custodia para activos digitales a sus clientes y usuarios. La decisión del Departamento de Banca de Texas, de autorizar estos servicios con criptoactivos, estuvo impulsada por la alta demanda de sus ciudadanos, que cada vez más exigen exponerse a los activos digitales. No obstante, a pesar de las iniciativas de algunos estados como Texas, el panorama regulatorio general para las criptomonedas sigue siendo bastante confuso en el país. 

Comité de Basilea 

El crecimiento global del ecosistema de las criptomonedas y blockchain y, la necesidad de los bancos de participar de este, también motivó al Comité de Supervisión Bancaria de Basilea a iniciar una consulta pública para estudiar la posibilidad de los bancos de exponerse al potencial de estos activos digitales. En junio, el BCBS, la organización mundial que reúne a todas las autoridades de supervisión bancaria, dijo que era posible que los bancos entraran al mundo de las criptomonedas.

Así mismo, los reguladores estadounidenses ya comienzan a tomarse más enserio la regulación a la criptoindustria. Como informó Bloomberg recientemente, se espera que la SEC y el Departamento del Tesoro, junto a otros reguladores, publiquen un informe sobre la regulación a las stablecoins en el país en los próximos días. Por su parte, McWilliams hace un llamado a los reguladores a formular un primer documento que sirva de guía a las entidades bancarias que quieran actuar como custodios y ofrecer servicios innovadores con criptomonedas y activos digitales. 

Continúa leyendo: Deloitte: Los bancos deben prepararse para un futuro digital inminente lleno de criptomonedas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments