Luego de una brutal caída en el mes de marzo, los precios de Bitcoin y otras criptomonedas se recuperaron rápidamente, pero ¿Podrían estos activos, y en especial Bitcoin, soportar una segunda caída si la economía se desploma nuevamente?

Con la llegada del COVID-19 y la posterior paralización de empresas y compañías en casi todos los ámbitos para evitar la propagación del virus, la economía mundial sufrió un gran revés causando graves y serios daños económicos en todos los niveles. La caída en el valor de las acciones, el oro, el petróleo y muchos otros activos tradicionales fue brutal, e incluso el mercado de las criptomonedas se vio gravemente afectado con la llegada de la pandemia.

Si bien, para muchos no es un secreto que la criptomoneda líder en el mercado, Bitcoin, aún sufre de una gran volatilidad, la abismal caída en los precios de esta criptomoneda durante el mes de marzo causó gran preocupación para usuarios e inversores. Bitcoin, que había iniciado el mes con un valor cercano a los $ 9.000 USD cayó en más del 56% hasta un valor cercano a los $ 3.900 USD por unidad; un valor que no se había visto en la criptomoneda desde enero del año pasado. 

Aún así, pese a este increíble e inesperado hundimiento en su valor, Bitcoin logró recuperarse en el momento en que los gobiernos mundiales comenzaron a entregar miles de millones de dólares en estímulos monetarios. Por lo que en poco tiempo el precio de la criptomoneda contaba nuevamente con un valor relativamente estable. 

Te puede interesar: Bitcoin una solución para la desbancarización y la inclusión financiera

Debate sobre la economía actual, Bitcoin y las criptomonedas

Si de algo sirvió la llegada de la pandemia mundial en el mes de marzo, fue para probar la verdad sobre el concepto de Bitcoin como refugio de valor. Aunque los usuarios e inversores pudieron tener una visión de cómo esta criptomoneda puede comportarse durante un episodio de crisis, y en base a ello varios consideran que el concepto de “refugio de valor” se desplomó, hay que recordar que el verdadero valor de Bitcoin está mucho más allá del precio que pueda tener la criptomoneda en un momento dado. 

No por nada el Bitcoin se considera como el nuevo oro digital o el oro 2.0. Además, Bitcoin es un tipo de activo no correlacionado, por lo que en realidad las subidas y bajadas que sufran otros activos tradicionales en el mercado no necesariamente tienen que reflejarse o afectar el precio de la criptomoneda. Pero entonces, quizás es conveniente preguntarnos ¿Por qué se desplomó el precio de Bitcoin en marzo?

La propagación del COVID-19 a nivel mundial hizo de las suyas traspasando los límites económicos imaginados, infectando a miles de millones de personas y causando un grado de incertidumbre y temor financiero similar a los vividos en recesiones anteriores. La nueva crisis económica causada por la pandemia ocasionó graves estragos en las bolsas de valores a nivel mundial y, de este catastrófico hecho, no escaparon las criptomonedas. 

La opinión de varios expertos en el mercado refleja que, como la confianza en las criptomonedas aún está en crecimiento y desarrollo, el primer bajón de precios en plena crisis llenó de temor a los usuarios al percibir la existencia de un posible riesgo sistémico, por lo que se vió a muchos usuarios vendiendo sus activos. 

¿Dónde está el verdadero valor de Bitcoin?

Pese a la caída en el mes de marzo, muchos en la cripto comunidad se mantienen positivos y optimistas frente al futuro de Bitcoin. Incluso, durante una encuesta realizada por DiarioBitcoin a través de Twitter, se reveló que más del 41% de los usuarios afirmaron que no venderían sus bitcoins, sino que los mantendrían en “hodl” hasta que la criptomoneda suba de precio; algo que demuestra la confianza de muchos usuarios en Bitcoin como refugio de valor.

Por su parte, varios inversores, traders y analistas de la criptomoneda también afirmaron que un escenario alcista para Bitcoin es posible, aún cuando se acentúe más la crisis u ocurra una nueva recesión que derrumbe nuevamente el valor de los activos tradicionales. Y es que el valor de Bitcoin está basado en su forma de funcionar, toda una hazaña tecnológica descentralizada, inmutable y transparente; en la resistencia y estabilidad de la red blockchain respaldada por miles de nodos distribuidos en todo el mundo; y, en sus increíbles cualidades, que en muchos casos superan las del dinero fiduciario y las del oro. 

Gracias a estas potencialidades, se puede ver y posicionar a la criptomoneda como un refugio de valor estable en el medio o largo plazo, garantizando la protección del valor de los fondos almacenados contra la devaluación inminente de la moneda fiat. 

Panorama económico mundial

La depreciación en el valor de las monedas tradicionales en varias economías de países en vías de desarrollo es causa de que Bitcoin y otras criptomonedas se utilicen como un sistema de intercambio de valor, como refugio y como un bien de inversión. Ahora bien, el posible escenario de una nueva caída en la economía, donde la moneda fiat y su poder adquisitivo serían devaluados nuevamente por la impresión de miles de millones de dólares sin control, podría llevar Bitcoin a posicionarse como una protección de valor segura. 

No estamos hablando de una nueva caída inmediata e ineludible en la economía mundial, sino de la existencia de una cierta probabilidad de que las acciones y valores bajen nuevamente. La pandemia del COVID-19 no está ni cerca de acabarse; después de 6 meses de incertidumbre, varios gobiernos del mundo están considerando nuevamente el cese de las actividades y la suspensión de empleos debido al creciente número de infectados y personas fallecidas a causa de este virus, que lamentablemente ya superan los 13,7 millones de personas contagiadas y las más de 580 mil fallecidas. 

Así mismo, las economías de países como Singapur, Reino Unido y Estados Unidos, se contrajeron significativamente durante el segundo trimestre de 2020 y su recuperación ha sido bastante desalentadora según los niveles proyectados por los analistas. Por ejemplo, en Reino Unido, la Oficina de Estadísticas Nacionales indicó un crecimiento en el producto interno bruto (PIB) de tan solo el 1,8% durante el mes de mayo, una cifra muy por debajo de lo que los analistas esperaban. 

Hasla el momento, el precio de Bitcoin no se ha visto afectado por las nuevas medidas, y se mantiene relativamente estable aunque con un crecimiento lento, fluctuando entre los $ 9.000 USD y los $ 9.200 USD por unidad a la fecha de esta publicación. 

Continúa leyendo: La dificultad de minería en Bitcoin alcanza nuevos máximos históricos

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments