La Fundación IOTA anunció el lanzamiento de la red de pruebas Pollen como un paso más hacia la consolidación de IOTA 2.0, un camino que llevará a la red de la Internet de las Cosas (IoT) hacia una verdadera descentralización y escalabilidad. 

El equipo de desarrolladores de la Fundación IOTA viene realizando una ardua investigación y análisis desde hace varios años con la finalidad de construir un libro mayor distribuido (DLT) verdaderamente descentralizado, escalable y sin coste, que cumpla con las promesas iniciales realizadas por la Fundación. En primer lugar, la testnet Pollen permitirá al equipo desarrollar un banco de investigaciones, al mismo tiempo que la comunidad interesada y otros participantes podrán poner a prueba la veracidad de los conceptos que ofrece la nueva actualización IOTA 2.0.

Así mismo, la Fundación también señaló que Pollen es la primera de 3 fases que contemplan la actualización de IOTA a IOTA 2.0, además de que esta presenta una mejora significativa del código fuente en comparación con la versión lanzada anteriormente, la Alphanet v0.1.3. En este sentido, la nueva testnet agrupa una serie de características completas para el lanzamiento de IOTA 2.0, convirtiéndose en una red verdaderamente funcional, donde la existencia de un coordinador (coordinator) se vuelve innecesaria.  

Te puede interesar: Electrum es compatible con Lightning Network, Watchtowers y Submarine Swaps

Funciones de la nueva red de pruebas

Como se especifica en la publicación de IOTA, la red de pruebas integra una serie de actualizaciones que le permitirán a los desarrolladores y usuarios probar nuevas funcionalidades para la red. Por ejemplo, la integración de un nuevo protocolo de consenso que permitirá eliminar en un futuro la necesidad de coordinadores en la red IOTA. Así mismo, el equipo informa que los usuarios de la red podrán realizar o recibir transacciones de valor a través de faucet automatizados o wallets, además de enviar o recibir tokens o utilizar los tokens de IOTA para representar otro tipo de activos del mundo real, como acciones, bonos, bienes raíces, entre otros. 

Por otra parte, gracias a la implementación de Grafana, los operadores de los nodos tendrán la posibilidad de monitorear y evaluar varias métricas mediante el panel de este software.  Así mismo, el equipo reseña que la creación de aplicaciones descentralizadas (dApps) dentro de la red de Pollen no tendrá ningún coste, gracias a una nueva capacidad incluida la testnet para los ecosistemas de IOTA. 

Protocolo de consenso FPC de Pollen

El sistema actual de IOTA integra la figura de un nodo coordinador que es manejada por la Fundación IOTA, y que se encarga de evitar la ejecución de ataques y errores dentro de la red gracias a la validación de transacciones confirmadas. Mediante esta figura de coordinador, los nodos interconectados a la red IOTA solo tienen permitido validar las transacciones emitidas previamente por el nodo coordinador; las que no, deben ser rechazadas. 

Entonces, en 2019 IOTA incorporó un simulador basado en el protocolo de consenso probabilístico rápido (Fast Probabilistic Consensus), también conocido como protocolo FPC-BI por su siglas en inglés, que fue desarrollado en la Universidad de Cornell, Estados Unidos, por el Dr. William Buchanan y el Dr. Serguei Popov. La introducción de este protocolo de consenso se realizó con la finalidad de probar cómo se comportan los nodos bajo cierto tipo de condiciones. Durante las pruebas con el simulador, los nodos tuvieron una visión parcial y una visión completa de la red por etapas, además de otras condiciones como aleatoriedad y estrategias adversas, para que los desarrolladores evaluaran su comportamiento en los diferentes escenarios impuestos. 

Ahora, la red de pruebas Pollen implementa este protocolo de consenso para garantizar una nueva forma de consenso que le permita funcionar sin la necesidad de la figura de coordinador en un futuro. Aunque los desarrolladores de IOTA afirman que la desincorporación del coordinador se realizará cuando la red este madura, no hay dudas de que este es un gran paso hacia la consolidación de la red. 

Objetivos de IOTA 2.0

En primer lugar, hay que mencionar que IOTA es una red DLT descentralizada y de código abierto enfocada en el Internet de las Cosas (IoT), que utiliza un libro mayor denominado Tangle Ledger, el cual permite la administración de cualquier cosa que este conectado a la internet, incluso la realización de transacciones de forma simultánea, escalable y sin prácticamente coste. 

Ahora bien, con IOTA 2.0 se busca eliminar la figura de coordinador para brindarle a la red un carácter verdaderamente descentralizado, recordando que el nodo coordinador es manejado por la Fundación IOTA y este, a su vez, controla las transacciones que validarán el resto de nodos; por ende es centralizado.  Así, el equipo espera implementar a través de Pollen, las ideas centrales de desarrollo que conduzcan a la red IOTA hacia el verdadero camino de la descentralización, para una red completamente segura, descentralizada y escalable.

Continúa leyendo: LedgerEdge, una plataforma diseñada para corregir las fallas y debilidades presentes en el creciente mercado de bonos corporativos

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments