La plataforma de préstamos en criptomonedas, Cred Inc., se declaró en bancarrota tras haber citado irregularidades en el manejo de sus fondos corporativos durante el mes pasado, por parte de un “autor fraudulento”. 

La compañía de préstamos en criptomonedas, Cred Inc, con sede en los Estados Unidos, solicitó de manera voluntaria la protección del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de los Estados Unidos para el Distrito de Delaware, con la finalidad de explorar varias alternativas estratégicas que permitan la reestructuración de su balance o la venta de la compañía. 

Cred Inc. es una compañía multinacional constituida en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, que ofrece servicios de custodia y préstamos con varias de las criptomonedas más importantes de los mercados digitales, como Bitcoin, Ethereum, Litecoin, entre otras, en más de 100 países del mundo.  

No obstante, a pesar de mostrarse como una compañía sólida, Cred Inc citó irregularidades en el manejo y gestión de sus activos a finales del mes de octubre, y ahora, solo una semana después se declara en bancarrota. 

Te puede interesar: El creador del famoso antivirus McAfee es detenido en España por evasión de impuestos y fraude fiscal

Pasivos entre $ 100 y $ 500 millones de dólares

En su declaración de bancarrota, Cred Inc informó a las autoridades que posee activos (bienes y recursos) por el orden de los 100 millones de dólares, pero que los pasivos (deudas y obligaciones) podrían estar entre los 100 millones o ascender hasta los 500 millones de dólares en activos digitales, debido a malas prácticas que ocasionaron la pérdida de los fondos. 

En octubre, Cred Inc manifestó que su balance general se había visto afectado negativamente a causa de varias irregularidades ejecutadas por un autor fraudulento, que hizo un manejo ilícito con los fondos de la compañía, por lo que inició un proceso para realizar una contabilidad interna de sus activos y conocer los daños ocasionados de estas malas prácticas. 

Así mismo, ante esta realidad, la compañía anunció el cierre temporal de sus operaciones, hasta tanto lograra determinar la gravedad de la situación, al tiempo que indicó que proporcionaría una actualización de la situación en las próximas 2 semanas. 

Declaración de bancarrota

Ahora, una semana después de anunciar esta terrible situación, la compañía se declaró en bancarrota, informando que la totalidad de sus deudas y obligaciones superan por mucho el valor de sus activos. 

Para tratar de mitigar los efectos de esta situación, Cred Inc designó a Grant Lyon, un especialista con más de 30 años de experiencia en reestructuración corporativa, testimonio de expertos y gobierno corporativo, para ejercer como nuevo Director Independiente de la Junta, y como Presidente del Comité de Reestructuración de Cred Inc. En su comunicado, Cred Inc señala que Grant fue seleccionado para ejercer estas funciones dentro de la compañía debido a su capacidad para realizar un “análisis justo y objetivo de las operaciones de la empresa, desarrollar planes estratégicos, analizar el flujo de efectivo, proponer alternativas de liquidez, realizar negociaciones y otras alternativas de reestructuración que sirvan a los mejores intereses de la compañía y sus clientes”. 

Así mismo, la plataforma de préstamos en criptomonedas anunció la contratación de la firma Paul Hastings LLP, que ejercerá como asesor legal durante todo el proceso, en el caso del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de EE.UU.; además de la firma MACCO Restructuring Group, que se desempeñará como asesor financiero de Cred Inc para evaluar fusiones, adquisiciones y otras oportunidades de reestructuración para la compañía. 

Protección del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de EE.UU

La solicitud de protección que realizó Cred Inc ante el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos le da una segunda oportunidad a la compañía, que busca salvaguardar sus fondos y maximizar su valor para sus acreedores. Como explica la Oficina Administrativa de los Tribunales de Estados Unidos, cuando una persona o compañía se acoge o refugia en el Capítulo 11 de esta ley, busca protección para sus activos a fin de diseñar y establecer un plan de reorganización que le permita mantener vivo su negocio y pagar sus deudas con el tiempo. 

“Cuando una compañía ingresa al Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos significa que se acoge a un proceso de reestructuración de la empresa. Hay una gran diferencia entre el Capítulo 11 y el Capítulo 7”.

La institución afirma que el Capítulo 7 procede en términos concretos de bancarrota que obligan a las compañías a cerrar sus operaciones, mientras que el Capítulo 11 permite que las compañías continúen funcionando, para diseñar estrategias para cubrir y pagar todas sus deudas. Aunque el proceso de reestructuración y reorganización de una compañía toma tiempo, la Oficina resalta que este permite redimensionar las operaciones, y adecuarlas al nuevo entorno de demanda, reorganizando los balances financieros y permitiendo que las empresas puedan resurgir como negocios más “ágiles, resilientes y sostenibles”. 

Caída del token CRED y demanda por parte de Uphold

Desde que se dio a conocer la noticia, el token nativo de Cred, LBA cayó significativamente, pasando de un valor de 0,017 $ USD para el 10 de octubre a 0,008 $ USD al cierre de esta edición, según datos de la plataforma CoinMarketCap

Precio del token LBA de Cred noviembre 2020.
Fuente: CoinMarketCap

Por otra parte, Cred Inc puede enfrentar una demanda por parte de su socio Uphold, una plataforma de servicios financieros basada en la nube, que publicó un comunicado manifestando sus intenciones de acudir a procesos legales, citando un “incumplimiento de contrato, fraude y reclamos relacionados”. 

Continúa leyendo: BitMEX es acusado por la CFTC y el DOJ de evadir la ley y permitir comercio ilegal

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments