Aún se desconocen los resultados de la votación del Senado de los Estados Unidos sobre las propuestas de enmienda a la ley de infraestructuras presentadas por los senadores Wyden-Lummis-Toomey y los senadores Warner-Portman-Sinema, que buscan objetivos diferentes en la industria de las criptomonedas. 

A finales de junio, el Senado de los Estados Unidos presentó un proyecto de ley de infraestructuras que tiene gran incidencia en la industria de las criptomonedas. Específicamente, este proyecto de ley busca recaudar 28.000 millones de dólares en impuestos, durante una década a partir de 2023, provenientes de las actividades comerciales realizadas con criptomonedas y activos digitales. 

Al conocer el proyecto de ley y, sus implicaciones en la criptoindustria, la criptocomunidad comenzó a organizarse para manifestarse en contra de este nuevo régimen regulatorio. 

Para los senadores Cynthia Lummis, Ron Wyden y Pat Toomey y, para varios líderes de la industria de las criptomonedas, el proyecto de ley de infraestructuras original del Senado podría acabar con la innovación financiera y tecnológica en el país e impulsar a las empresas de esta creciente industria a buscar jurisdicciones más amigables con sus actividades. A consideración de los senadores mencionados, la expulsión y migración de los participantes de la criptoindustria de los Estados Unidos haría que el país pierda su posición de liderazgo mundial. Por este motivo, Wyden-Lummis-Toomey presentaron una propuesta de enmienda a la ley para proteger la innovación en el país; mientras que los senadores Warner-Portman-Sinema también presentaron una propuesta de enmienda de última hora que rivaliza con la de Wyden-Lummis-Toomey, y que arriesga el futuro de Ethereum 2.0, las DeFi y los NFT. 

Lummis reveló que el Senado retrasó nuevamente la votación sobre las propuestas de enmiendas presentadas para el proyecto de ley de infraestructuras, por lo que volverían a reunirse el domingo en horas del mediodía. Al cierre de esta edición, no se conocen resultados ni hay certeza de si las enmiendas fueron votadas. 

Te puede interesar: Gary Gensler trabajará por una regulación más sólida para las criptomonedas

Términos y definiciones excesivamente amplios

En primer lugar, el proyecto de ley de infraestructuras de los Estados Unidos introduce términos excesivamente amplios que obligarían a cualquier persona o entidad participante en las criptomonedas a presentar informes y a declarar impuestos. 

El proyecto de ley de infraestructuras define a un corredor como “cualquier persona que (por consideración) sea responsable de proporcionar regularmente cualquier servicio que efectúe transferencias de criptomonedas en nombre de otra persona”. Esta definición busca incluir a prácticamente todos los que participan en la criptoindustria, que estarían obligados por ley a declarar impuestos ante las autoridades fiscales; además, obligaría a todas las entidades a presentar informes sobre sus clientes, lo que impulsaría una vigilancia excesiva sobre esta industria. 

El CEO de Coinbase, Brian Armstrong catalogó este proyecto de ley como intrusivo e injusto, por pretender ejercer una mayor vigilancia sobre las criptomonedas, incluso mucho más que la aplicada a las empresas del sistema financiero tradicional. 

Para contrarrestar la medida, los senadores Cynthia Lummis, Ron Wyden y Pat Toomey presentaron una enmienda que busca limitar las definiciones del proyecto de ley y excluir a los mineros, operadores de nodo, desarrolladores de software, proveedores de wallets y otras entidades sin custodia de su ámbito de aplicación. Lummis, reconocida como una de las senadores más amigables con las criptomonedas, defiende que quienes deben reportar al Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) son las entidades que realmente tengan la capacidad de reportar, y no las entidades sin custodia. De esta manera, el país podrá proteger la innovación y seguir impulsando su liderazgo en el desarrollo tecnológico global. 

Anti-innovación: en contra de PoS, DeFi y NFT

El senador Rob Portman, luego de anunciar su apoyo a la propuesta de los senadores Wyden-Lummis-Toomey en Twitter, presentó una nueva enmienda a la ley de infraestructuras, a última hora, con el apoyo de los senadores Mark Warner y Krysten Sinema. Esta nueva enmienda también busca excluir a los mineros de criptomonedas del ámbito de aplicación de la ley, pero quiere dejar a los validadores de redes, desarrolladores de software y operadores de nodos como entidades obligadas a la presentación de informes y a la declaración de impuestos, por lo que arriesgaría el futuro de las redes de participación, como Ethereum 2.0, Cardano, Polkadot, entre otras; además de los ecosistemas de finanzas descentralizadas (DeFi), los DEX y los NFTs. 

Según Portman, el gobierno estadounidense debe garantizar la recaudación de impuestos para impulsar mejoras en la infraestructura del país que beneficiarán a todos los ciudadanos, incluyendo a los agricultores y ganaderos que necesitan disponer de carreteras en excelente estado para transportar sus productos. No obstante, la presentación de una enmienda de última hora que excluye a los mineros de Bitcoin y de redes Proof of Work (PoW), e incluye a los validadores, desarrolladores y operadores de nodos, causó gran confusión en la criptocomunidad. 

“La enmienda del senador Warner mataría a Ethereum y otros protocolos de prueba de participación”, escribió Coinbase en su llamado a apoyar la enmienda de Wyden-Lummis-Toomey.

La guerra de las enmiendas

Ryan Selkis, fundador de la compañía Messari, expresó preocupación por los planes “cínicos” de Estados Unidos, que está atacando la prueba de participación Proof of Stake (PoS) con el pretexto de las regulaciones tributarias y fiscales a través de la enmienda de Warner-Portman-Sinema y “apoyando” a la minería de criptomonedas en la actualidad para luego prohibirla bajo el pretexto de “cumplimiento ambiental”.

El subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Andrew Bates, expresó su apoyo a la propuesta presentada por los senadores Warner-Portman-Sinema. También, la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, está de acuerdo con la implementación del proyecto de ley para reducir la brecha fiscal que, a su juicio, creció con la llegada de las criptomonedas. Según el Washington Post, Yellen incluso contactó directamente a Wyden para presionar contra su enmienda. Irónicamente, la criptocomunidad está acusando a Yellen de corrupción, ya que en una divulgación parcial la secretaria declaró haber recibido 7,2 millones de dólares en “incentivos” por hablar con bancos como City y Citadel; más de 28 veces su salario anual como secretaria del Tesoro y casi el 40% de su patrimonio total.  

Líderes de la criptocomunidad apoyan a Wyden-Lummis-Toomey

Jack Dorsey, Brian Armstrong, Jerry Brito, Kristin Smith, Elon Musk, y otros más, están en desacuerdo con el proyecto de ley de infraestructuras de Estados Unidos y apoyan la enmienda presentada por los senadores Wyden-Lummis-Toomey para garantizar un entorno regulatorio adecuado que permita el desarrollo y crecimiento de la innovación. En primer lugar, para los líderes de la criptoindustria, no hay sentido común en querer exigir a los desarrolladores de softwares y de wallets sin custodia informes, si realmente no tienen clientes ni tampoco tienen control sobre lo que las personas hagan con sus productos. 

Jack Dorsey, CEO de Twitter y Square, manifestó recientemente que el proyecto de ley de infraestructuras de Estados Unidos no tiene sentido común y que la enmienda de Warner-Portman-Sinema lo que hace es empeorar la propuesta de ley. 

Por otro lado, Jerry Brito, CEO de CoinMetrics, acusó a los Estados Unidos de querer elegir “ganadores y perdedores”, al apoyar PoW y atacar PoS sin ninguna explicación lógica. Kristin Smith, CEO de Blockchain Association, pide apoyo a la enmienda de Wyden-Lummis-Toomey, ya que la propuesta contraria obligaría a los participantes de industria de las criptomonedas a salir del país e impulsaría accidentalmente la innovación en el extranjero.  

Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, ambas compañías con inversiones en bitcoin, también se pronunció en desacuerdo con el proyecto de ley y manifestó su apoyo a la enmienda de Lummis. Musk le dijo a Estados Unidos que no hay ninguna crisis en el mercado, por lo que no ve la necesidad de apresurar la imposición de una regulación sobre esta industria. 

Así mismo, Kathryn Haun, socia general de Andreessen Horowitz, dijo que obligar a los participantes de PoS y a los desarrolladores a cumplir con obligaciones fiscales solo reducirá los ingresos tributarios de Estados Unidos, al impulsar la salida masiva de estos del país. 

Políticos a favor de la innovación cripto

Además del apoyo de las líderes de la criptocomunidad, varios políticos estadounidenses se han pronunciado a favor de la propuesta de Wyden-Lummis-Toomey para defender la innovación y el desarrollo tecnológico en el país. 

El alcalde de Jackson (Tennessee) Scott Conger manifestó que Bitcoin es la clave de la libertad financiera de los ciudadanos, por lo que el gobierno del país está persiguiendo la innovación cripto. 

En general, tanto los senadores Cynthia Lummis, Ron Wyden y Pat Toomey, como quienes apoyan su enmienda, aseguran que no están en desacuerdo con el establecimiento de un marco regulatorio más claro para las criptomonedas, pero señalan que este debe formularse bajo una visión proactiva y bien formada que permita el desarrollo de la industria, sin atentar contra la innovación. 

Continúa leyendo: Nuevas regulaciones y requisitos KYC vendrán a las criptomonedas, dicen nominados al Tesoro de EE.UU.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments