IOTA se prepara para comenzar la migración oficial a Chrysalis el próximo 21 de abril, mientras que el lanzamiento oficial de la nueva actualización se llevará a cabo el día 28. 

Los desarrolladores de la blockchain IOTA anunciaron que la fecha para comenzar la migración de la red a Chrysalis será el próximo miércoles 21 de abril, dando inicio a un proceso de adaptación y cambio que le permitirá los usuarios, exchanges y custodios tener tiempo de preparar sus migraciones de tokens antes del lanzamiento de la actualización oficial, pautada para realizarse el próximo miércoles 28 de este mes.

IOTA lanzó una primera fase de su red Chrysalis en agosto de 2020, y desde diciembre se implementa la red de pruebas pública, que le permite a los desarrolladores crear sobre Chrysalis y probar tiempos de confirmación rápidos y otras innovaciones en beta; aunque la migración de tokens IOTA será una realidad desde el próximo 21. Esta actualización está centrada en construir el camino para la IOTA 2.0, la mayor actualización de la red para mejorar significativamente su descentralización, eficiencia y escalabilidad. 

Como indica en su anuncio, IOTA está eliminando algunos de los aspectos exóticos de su protocolo y los está reemplazando con estándares de la industria, que ayudarán al protocolo en su proceso de maduración y crecimiento. Chrysalis es el nombre elegido por los desarrolladores para nombrar esta actualización, que representa una transformación natural y fundamental para el protocolo. 

Te puede interesar: Chrysalis, la nueva actualización de IOTA ya está aquí

Rendimiento, estabilidad, confiabilidad y seguridad

Los desarrolladores de IOTA explican que han realizado una serie de mejoras para garantizar que la actualización Chrysalis se realice de la forma más suave y segura posible, garantizando una óptima activación para asegurar un alto rendimiento, estabilidad, confiabilidad y seguridad. 

Chrysalis ya cuenta con varios adelantos que eliminarán la figura del Coordinador de la red y, por ende, mejora su descentralización. La actualización permitirá que empresas, desarrolladores, exchanges, custodios y otros servicios en la criptoindustria comiencen a implementar sus soluciones de valor en la red. Incluso IOTA está mirando hacia la integración de los famosos tokens no fungibles (NFT). Hace poco, la red compartió un nuevo marco de activos digitales en el que planea ofrecer soporte a piezas de arte digitales y criptocoleccionables en blockchain. 

Hasta ahora, se han completado múltiples auditorías exitosas desde varias firmas para garantizar el óptimo funcionamiento de la red. La migración a Chrysalis se extendió para brindar a los intercambios más tiempo para respaldar oficialmente la transición, ya que muchos de ellos tienen tiempos o ciclos de actualización predefinidos que no pueden modificarse o alterarse. 

AMA con Dominik Schiener

Por otro lado, Dominik Schiener, cofundador de IOTA, realizó un AMA (Ask Me Anything) para responder las preguntas más frecuentes de la cripto comunidad en relación al desarrollo de IOTA, IOTA 2.0 y la migración oficial a Chrysalis. Schiener señaló que el equipo de IOTA ha estado trabajando fuertemente en resolver varios problemas relacionados con la implementación, que han retrasado su lanzamiento oficial. Además, el equipo se ha enfocado en analizar a profundidad la seguridad de la red, a fin de detectar cualquier fallo o vulnerabilidad que pueda permitir a los hackers extraer los fondos una vez que se active la transferencia de tokens. 

Schiener recuerda que la activación de esta función permitirá la migración del suministro de tokens que esté disponible en la red hacia la nueva actualización, por lo que los usuarios de IOTA comenzarán a realizar un gran número de transacciones en Chrysalis. Esto, a su vez, convertirá a la red en un blanco de gran valor para los hackers y estafadores. 

Chrysalis es una de las mayores actualizaciones que existen en toda la historia de IOTA, ya que engloba todos los aspectos del protocolo; desde bibliotecas, monederos e implementaciones de software desarrolladas por la Fundación IOTA. Los desarrolladores de la red han llamado a Chrysalis la actualización que realmente marca “un nuevo amanecer” para IOTA.

Hace poco, IOTA activó los contratos inteligentes en la red, como un paso importante que acercaba a los desarrolladores aún más hacia la activación de Chrysalis, estimada inicialmente para el pasado mes de marzo. 

670% de crecimiento

Al cierre de esta edición, MIOTA, el token nativo de la red, cotiza en los mercados con un valor de 2,02 dólares por unidad, y mantiene una capitalización por encima de los 5.600 millones de dólares. MIOTA ha tenido un crecimiento sostenido en el último año, aunque fue a inicios de este 2021 que comenzó a crecer de forma exponencial. 

En los últimos 3 meses, MIOTA se ha revalorizado en un 670%. 

Continúa leyendo: La versión Alpha del Protocolo de Contratos Inteligentes (ISCP) de IOTA ya está aquí

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments