Brad Garlinghouse informó que la Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos (SEC) tenía planes de demandar a su compañía, y este martes por la tarde el organismo hizo pública su demanda contra Ripple, por la venta de tokens no autorizada.

Durante una entrevista con Fortune, Brad Garlinghouse, CEO de Ripple, la compañía estadounidense de servicios financieros y pagos con criptomonedas para instituciones, advirtió que la empresa podría enfrentar una demanda por parte de la Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos (SEC), que argumenta que Ripple realizó una venta de valores en forma de tokens sin autorización de los reguladores durante su campaña de preventa de XRP. Pues bien, este martes por la tarde, la SEC hizo pública su demanda contra dos ejecutivos de Ripple, afirmando que realizaron una oferta de valores no registrados de 1,3 mil millones de dólares. 

Ripple es la compañía responsable de la emisión de la criptomoneda XRP (Ripple), que la SEC considera como un activo, y que por tanto debe cumplir con las regulaciones vigentes en el país para su comercio y negociación de manera legal. Así mismo, el regulador señala que, para el momento de la preventa de tokens de la compañía, XRP no estaba registrada ante la entidad, por lo que, al comerciar con ella, Ripple violó las normas estadounidenses en materia de protección al inversor. La SEC también acusa a Ripple de ofrecer una oferta engañosa a sus inversores, quienes alegan que compraron la criptomoneda con un valor con la intención de obtener una participación dentro de la empresa. 

Durante la entrevista, Garlinghouse reveló que tanto él como Chris Larsen, cofundador de Ripple, serán los principales acusados por el organismo. Efectivamente la demanda del organismo se impone contra Ripple Labs Inc. y dos de sus ejecutivos, Christian Larsen y Bradley Garlinghouse. Ante el hecho, Garlinghouse señaló que dará la pelea con el regulador por el tiempo que dure la disputa en los tribunales. 

Te puede interesar: Bank of America ahora es miembro de la red de pagos de Ripple

Los problemas de la centralización en un ecosistema descentralizado

El ideal con el que nació Bitcoin es el de dar fin a los problemas de abuso de poder y control financiero sobre la sociedad en general; un problema que se refleja en este caso. XRP, la criptomoneda de Ripple, ha sido objeto de fuertes críticas desde sus comienzos, por tratarse de un activo altamente centralizado por la compañía que lo emite. De hecho, los ejecutivos de Ripple, controlan cerca del 60% del suministro de la criptomoneda, algo que no se ve en otros activos digitales como Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH)

Así mismo, además de ser una criptomoneda centralizada, también es censurable, por lo que a diferencia de BTC y ETH, XRP sí puede ser objeto de regulaciones directas por parte de la SEC u otro organismo regulador en el mundo. 

Desde sus comienzos, XRP ha sido criticada por la comunidad cripto por ser una criptomoneda con los mismos errores del dinero fiat: centralizada, manipulable y censurable. 

¿XRP es un valor o no?

Ahora bien, para sustentar su demanda, la SEC está considerando a XRP como un valor, y alegando que varios inversores iniciales estadounidenses de la criptomoneda compraron la criptomoneda para obtener una participación dentro de la industria. Mientras que Garlinghouse, en muchas ocasiones, ha repetido que XRP no es un valor, y que su posesión no garantiza ninguna participación dentro de Ripple para los inversores. Así mismo, el ejecutivo recordó que XRP es una criptomoneda basada en blockchain, por lo que, aunque la empresa cierre, el sistema de pago está en capacidad de continuar funcionando sin problemas. 

Garlinghouse criticó las intenciones de la SEC durante la entrevista, señalando que este organismo ha permitido que Ripple y XRP funcionen como un sistema de pago eficiente en el país durante los últimos 8 años; y expresó en un comunicado que la apreciación de la SEC hacia XRP, como un contrato de inversión es equivocada, e incumple con las leyes de valores y acciones vigentes, ya que la criptomoneda fue declarada como moneda por el Departamento de Justicia y el Departamento del Tesoro y FinCEN, y que con esta acción la SEC destruirá la innovación y el desarrollo de la industria digital en los Estados Unidos. 

“Ningún otro país ha clasificado el XRP como un valor. La SEC ha permitido que el XRP funcione como moneda durante más de ocho años, y cuestionamos la motivación detrás de esta acción pocos días antes del cambio de administración. En lugar de proporcionar un marco regulatorio claro para la industria cripto en Estados Unidos, (el presidente de la SEC) Jay Clayton inexplicablemente decidió demandar a Ripple, dejando el trabajo legal a la siguiente administración”.

La demanda ya está aquí

En sus declaraciones, Garlinghouse señaló que la demanda de la SEC llegaría en un futuro cercano, aunque especificó que no tenía conocimiento de una fecha exacta. Ahora bien, a solo 1 día de sus declaraciones, la SEC hace pública su denuncia, y acusa a la compañía de recaudar fondos millonarios desde 2013 a través de la venta de activos digitales en una oferta de valores no registrados a inversores estadounidenses y en todo el mundo. 

Según la SEC, Ripple distribuyó miles de millones de XRP a cambio de una contraprestación no monetaria, como servicios laborales y de creación de mercado, y también utilizó su criptomoneda XRP para obtener ganancias que financiaran el negocio de la compañía. En el caso de Larsen y Garlinghouse, el organismo regulador acusa a los dos directivos de realizar ventas personales no registradas con la criptomoneda por más de 600 millones de dólares. 

“Alegamos que Ripple, Larsen y Garlinghouse no registraron su oferta en curso y la venta de miles de millones de XRP a inversores minoristas, lo que privó a los compradores potenciales de divulgaciones adecuadas sobre el negocio de XRP y Ripple y otras protecciones importantes de larga data que son fundamentales para nuestro robusto sistema de mercado público”.

La directora de la División de Cumplimiento de la SEC, Stephanie Avakian, y el subdirector de la División de Cumplimiento de la SEC, Marc P. Berger, afirman que ni la compañía, ni los directivos, cumplieron con las normativas y disposiciones vigentes para la protección del inversor durante varios años, por lo que los inversores de Ripple carecían de la información esencial sobre el negocio, a la que tenían derecho. La demanda de la SEC busca imponer medidas cautelares, además de la restitución de inversiones con intereses previos al juicio y otras sanciones civiles.

Debate en la cripto comunidad por afirmaciones de Ripple

Uno de los primeros en reaccionar ante de las afirmaciones que había realizado  Garlinghouse fue Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, quien afirmó que XRP no es una moneda como BTC o ETH, como dice Garlinghouse, sino que es una shitcoin. Buterin también se burló de las declaraciones de los directivos de Ripple, quienes señalaron que BTC y ETH son monedas bajo el control de China, y que de igual modo la SEC declaró que no son valores. 

Por su parte, el director ejecutivo de Coin Center, Jerry Brito, afirmó que no se opondrá a la declaración de la SEC de XRP como un valor. El directivo señaló que no existe ninguna declaración que señale que XRP no es un valor, por lo que afirmó que “no hay nada que discutir al respecto”, en relación a la demanda del organismo contra esta compañía.

ShipChain recibe millonaria multa de la SEC

Mientras la SEC revela sus intenciones de demandar a Ripple, el regulador también estableció una multa de 2 millones de dólares a ShipChain, una compañía de logística y transporte que utiliza blockchain para garantizar transparencia, seguridad, visibilidad y confianza a la cadena de suministro global, y que emitió y vendió más de 145 millones de activos digitales llamados SHIP en una oferta inicial de monedas (ICO) a finales de 2017 hasta principios de 2018.

La SEC emitió una multa contra la compañía señalando que esta violó las Secciones 5 (a) y 5 (c) de la Ley de Valores, y ofreció y vendió los tokens como valores sin tener una declaración de registro ante el organismo, y sin estar o calificada para ello. Según la SEC, las ventas de la compañía recaudaron cerca de 27,6 millones de dólares para el momento de la oferta inicial, por lo que el regular calculó una multa de $2,05 millones, además de la devolución de todos los tokens SHIP. 

Al cierre de esta edición, XRP se mantiene como el tercer activo más importante en los mercados digitales, con una capitalización de 71,6 mil millones de dólares, pero su valor ha visto una caída de más del 20% en las últimas 24 horas, a causa de la demanda del regulador. El valor actual de la criptomoneda es de 0,43 $ USD. 

Continúa leyendo: El Departamento del Tesoro presenta su propuesta de ley para la industria de las criptomonedas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments