La Reserva Federal de Boston está evaluando entre 30 y 40 blockchains públicas y privadas con la finalidad de realizar pruebas para la creación de un posible dólar digital. 

Los estudios y evaluaciones que está realizando el Banco de la Reserva Federal de Boston actualmente se enfocan en conocer cuál es la blockchain más óptima para implementar un posible dólar digital a futuro. A mediados de agosto, la FED confirmó que ha estado realizando estudios a la tecnología blockchain junto al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) para conocer el potencial y los beneficios de esta tecnología. Según informó la FED, los estudios ayudarán a la entidad a evaluar todas las opciones que existen actualmente en el mercado para construir e implementar una infraestructura digital que permita la creación de una CBDC que complemente el dólar actual. 

Jim Cunha, vicepresidente senior de la FED de Boston, afirmó que la entidad está buscando entre 30 y 40 blockchains para evaluar todas las posibilidades existentes y tener una visión completa sobre los beneficios de implementar una moneda digital. Además, a través de estos estudios la FED de Boston también busca asegurarse de que las características con las que cuenta una moneda digital CBDC, para el dólar, podrán satisfacer todas las necesidades presentes dentro de una entidad como esta. Según las afirmaciones de Cunha, se evaluarán diferentes blockchains de código abierto o privado a un alto nivel.    

Te puede interesar: ¿Estados Unidos se prepara para el dólar digital? La FED confirma experimentos para digitalizar la moneda

Fase formativa para el desarrollo de un dólar digital

En base a los resultados que logre obtener la FED, con las pruebas que realizarán en las distintas blockchains, Cunha asegura que la entidad considerará o no la creación de un dólar digital real, aunque ratificó que aún faltan varios años para esto. Así mismo, el vicepresidente senior de la FED de Boston afirmó que a medida que avancen y se desarrollen estas pruebas e investigaciones, la entidad irá respondiendo a preguntas importantes sobre la CBDC y su infraestructura digital, como la escalabilidad, la privacidad, el rendimiento, la flexibilidad y la seguridad de utilizar una moneda digital.  

“Lo que estamos haciendo ahora es mucho más completo, estamos construyendo una plataforma para ver si DLT puede satisfacer las necesidades de la moneda digital de un banco central con sede en Estados Unidos… ¿Puede funcionar realmente?”

Aunque hasta los momentos la FED de Boston no confirma que están desarrollando un dólar digital real, las pruebas, análisis y estudios que está realizando la entidad si aseguran el interés por el desarrollo de esta moneda. Y más aún recordando que el gigante asiático, China, está avanzando a pasos agigantados hacia la implementación de su propia CBDC con una infraestructura blockchain de orden global. 

Por otra parte, los estragos que está causando la crisis económica y sanitaria actual está llevando a los reguladores y gobiernos de todo el mundo a plantearse nuevamente la posibilidad de establecer una moneda digital propia. Por ejemplo, la distribución de los cheques de estímulo en la población estadounidense se realizó con dificultad en la población no bancarizada, mientras que aquellos que poseían cuentas corrientes en bancos de la nación recibieron sus depósitos de forma directa. Esta situación de retraso para aquellos que no tienen cuentas bancarias se habría evitado si se implementará una moneda digital. 

Objetivos importantes en el diseño de una CBDC para el dólar digital

Más allá de los aspectos básicos, la FED busca conocer qué significado y qué implicaciones reales tiene el utilizar una moneda digital emitida por el banco. Por ejemplo, Cunha afirmó que no se trata de crear un algoritmo de consenso nuevo y sacarlo al mercado, sino más bien de utilizar uno que ya exista y esté probado en el mundo real, con aplicaciones reales y que demuestre un alto rendimiento con resultados eficientes. 

La FED quiere aprovechar al máximo las características potenciales que están presentes en la tecnología blockchain y la tecnología distribuida, para comprobar si los rendimientos y la escalabilidad de una moneda digital permitirán realizar miles de transacciones por segundo, sin problemas y de forma segura, para satisfacer las crecientes necesidades en un país tan exigente como Estados Unidos. Así mismo, otro de los objetivos de la Reserva Federal de Boston es asegurarse de que la creación de una moneda digital será de utilidad para toda la población, tanto bancarizada como no bancarizada. De igual forma, la privacidad y la seguridad del sistema también son aspectos de gran importancia a considerar dentro del diseño de una moneda digital. 

Por último, la entidad señala que no hay que apresurarse en el lanzamiento de un dólar digital, pese a que el anuncio de China del yuan digital y la moneda de Facebook, Libra, crean un ambiente de urgencia. Según Cunha, la producción de una moneda digital para el dólar puede tardar hasta 2 o 3 años. 

Continúa leyendo: El Banco de España presenta informe con argumentos para el debate sobre una posible CBDC

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments