Kevin O’Leary, el inversor de riesgo de Wall Street que recientemente invirtió el 3% de su capital en bitcoins, dice que los inversores están interesados en saber cómo se extrae la popular criptomoneda, considerando la polémica que existe en torno a su consumo energético. 

Durante su participación en el programa “First Mover” de CoinDesk TV, el popular inversor y estrella del reality show ‘Shark Tank’, Kevin O’Leary, afirmó que los inversores y las instituciones del Wall Street están ansiosos de una mayor transparencia, sobre cómo y qué se usa para extraer los valiosos bitcoins. 

El inversor, que cambió drásticamente su percepción sobre Bitcoin, pasando de llamarlo una burbuja y un activo inútil, a una criptomoneda con potencial que llegó para quedarse, señala que este nivel de entendimiento y transparencia favorecerá la adopción de Bitcoin en el corazón de las bolsas de valores estadounidenses. Según explicó O’Leary, los inversores quieren bitcoins, pero no quieren ser partícipes de un sistema monetario que pueda causar graves daños al planeta; algo bastante contradictorio si lo que pretenden es seguir utilizando el sistema bancario tradicional, que para 2018 consumía al menos, 3 veces más energía que la red Bitcoin; según datos revelados por la experta en ingeniería eléctrica e informática, Katarina M. Kelly-Pitou.

Aunque varios expertos y hasta la Agencia Internacional de la Energía (IEA) han mostrado datos precisos sobre el consumo energético de Bitcoin, que actualmente es menos del 0,5% de toda la energía anual, este continúa siendo uno de los temas más debatidos a nivel mundial, por lo que las grandes compañías de minería y las partes interesadas están tomando cartas en el asunto. 

Te puede interesar: La minería Bitcoin consume menos del 0,5% de la energía global

Tendencia hacia fuentes de energía alternativas

Una de las razones más atractivas del sistema financiero alternativo y descentralizado que es Bitcoin, es su constante movimiento e innovación. Desde el nacimiento de la red en 2009, Bitcoin no ha dejado de evolucionar. Su equipo de desarrolladores dedicados han ideando mejoras, herramientas, actualizaciones y mucho más, para siempre ofrecer los más altos estándares de seguridad e innovación a los usuarios e inversores de la red. Pero dentro de esta constante innovación también entran los mineros. 

Desde hace años, las grandes granjas de minería Bitcoin y las partes interesadas han estado trabajando en el desarrollo de nuevas alternativas que minimicen el impacto ambiental del consumo energético de la red, utilizando fuentes de energía alternativas. 

A pesar que muchas de estas soluciones están en desarrollo, hoy en día también son una realidad, que le permite a grandes granjas seguir extrayendo bitcoins en la red, con un mínimo de impacto ambiental. Por ejemplo, recientemente, la compañía Highwire Energy Partners, ubicada en el estado de Wyoming, Estados Unidos, ha estado aprovechando el gas natural desperdiciado por las empresas de extracción de gas natural que operan en el estado. 

La compañía fabricó generadores eléctricos que utilizan el gas natural de los pozos de gas abandonados como combustible para funcionar. Sin duda, una idea innovadora que le está dando un nuevo uso al excedente de gas natural que se desperdicia y se quema en el medio ambiente. 

Highwire Energy Partners coloca los generadores de energía directamente en el pozo de gas, y los equipos de minado de bitcoins están en contenedores portátiles, lo que facilita su transporte y reduce la necesidad de construir un oleoducto para aprovechar el gas como combustible natural.  

Minería amigable con el medio ambiente

Por otro lado, en otras partes de Estados Unidos, Rusia y otros países, los mineros también están buscando alternativas para minar bitcoins de forma amigable con el medio ambiente. Las compañías Upstream Data, Crusoe Energy Systems y Gazpromneft están conectando sus granjas de minería de Bitcoin con los lugares de explotación petrolera, para aprovechar los derivados residuales que produce esta actividad y transformarlo en energía  limpia y de provecho para todos.

La actividad petrolera es conocida por generar una gran cantidad de gas de desperdicio, como el CO2, que es altamente contaminante para el medio ambiente. Las compañías mencionadas están aprovechando estos desperdicios para favorecer aún más la rentabilidad y el beneficio de la minería de bitcoins, proporcionando un suministro de energía mucho más económico para la industria y más amigable con el medio ambiente.

Gazpromneft señaló que Rusia produce cerca de 340 mil millones de metros cúbicos de gas de desperdicio cada 6 meses, que es arrojado al medio ambiente. Con su prueba piloto, la compañía logró minar 1,8 BTC con un consumo de 49.500 metros cúbicos de este gas. 

La compañía Equinor, con sede en Noruega, también está aprovechando los excedentes de gas natural para generar electricidad y hacer de la minería de Bitcoin, una actividad más rentable y amigable con el planeta. 

El gerente de Sustentabilidad de Global Unconventionals (GLU), Lionel Ribeiro, señaló que la minería de criptomonedas es una actividad que demanda bastante electricidad para alimentar los equipos computacionales. Sin embargo, las grandes corporaciones petroleras desperdician un bien valioso, como el gas, en cantidades inimaginables, creando emisiones de carbono que afectan gravemente nuestra atmósfera. Lionel Ribeiro, destacó también que conectar estos problemas inversos, hace que se satisfagan ambas necesidades sin generar desperdicios para el planeta, ni incrementar los costos de estas actividades.

Continúa leyendo: Gazpromneft muestra un nuevo horizonte para la minería de Bitcoin y las criptomonedas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments