El estallido de Bitcoin en Sudáfrica no es un secreto. Los ciudadanos de este país son de los más interesados a nivel mundial en conocer acerca de Bitcoin, y el regulador no está pasando desapercibido esta realidad. 

En una nota publicada recientemente, la Autoridad de Conducta del Sector Financiero de Sudáfrica (FSCA), anunció nuevas regulaciones aplicables a las empresas y compañías que prestan servicios con criptomonedas y activos digitales. Aunque las regulaciones no recaen sobre las criptomonedas de manera directa, la FSCA declara los “activos criptográficos como productos financieros”, para poder dar cumpliento a la Ley de Servicios de Asesoramiento e Intermediación Financiera (FAIS) del país. 

En su comunicado, la autoridad resalta la necesidad de regular este sector, debido al gran interés que ha despertado, y el enorme crecimiento que experimenta por parte de los inversores minoristas, que cada día invierten más su dinero en estos activos digitales sin ningún tipo de control o ley que los respalde. 

“Sudáfrica también ha experimentado un aumento exponencial en el suministro y la utilización de cripto activos”.

La FSCA señala que cualquier persona que brinde asesoramiento o preste servicios de intermediación en relación con las criptomonedas y los activos digitales, incluidos los servicios de exchanges, plataformas de intercambio de criptomonedas, asesores y corredores, debe estar previamente autorizado por la FSCA, como proveedor de servicios financieros en criptomonedas, en cumplimiento de la Ley FAIS, que es la base de las nuevas regulaciones. Así mismo, la FSCA indica que el nuevo marco regulatorio entrará en vigencia a partir de la fecha de su publicación en su página web oficial, y que los proveedores de servicios financieros tendrán un período de 4 meses para presentar su solicitud ante el regulador. 

Te puede interesar: Bitcoin para el mundo real: Un cambio transformador desde un concurrido mercado en África

Un trabajo conjunto de años de investigación

Según la autoridad, desde hace algún tiempo ha venido estudiando la forma en la que puede regular este sector en crecimiento, en conjunto con otras organizaciones de aplicación en materia, como el Tesoro Nacional (TN), el Grupo de Trabajo de Regulación de Activos (CAR WG) que incluye el Grupo de Trabajo Intergubernamental y el Grupo de Trabajo de Fintech (IFWG), además de miembros del Banco Sudafricano de Reserva, el Centro de Inteligencia Financiera, el Organismo Nacional de Reglamentación del Crédito y los Servicios de Impuestos de Sudáfrica. 

Todos estos organismos participaron activamente en la formulación de recomendaciones para la aplicación de las regulaciones sobre los proveedores de servicios con criptomonedas y activos digitales, que tiene por objeto proteger a los usuarios, inversores y consumidores de los altos riesgos que implica la inversión en este tipo de activos, explica la Autoridad. Además, la FSCA asegura que a través de este marco regulatorio, los exchanges, y demás personas que ofrezcan servicios con cripto activos, se verán en la obligación de brindar un asesoramiento más sólido a sus clientes cuando les aconsejen sobre la inversión en criptomonedas. 

Aplicación de licencias para los intermediarios

Por otra parte, la Autoridad también señala que el requerimiento de licencias para los intermediarios es algo que también se hará necesario para garantizar la calidad de los datos y la información que recibe la Autoridad, a fin de que los reguladores y legisladores conozcan a quienes prestan servicios dentro del entorno de los activos digitales, y consideren si es necesario formular nuevas regulaciones; además claro, de mejorar y garantizar la calidad de servicios que se prestan, así como la seguridad e integridad de los inversores. 

Regulación para los servicios, sin respaldo para las cripto

Las declaraciones de la FSCA han puesto de manifiesto que sus intenciones no son las de respaldar las criptomonedas y los activos digitales, pero de igual modo quieren regular las actividades comerciales que se desarrollan dentro de este sector, señalando que la aplicación de la ley “no intenta regular, legitimar o dar credibilidad a los activos criptográficos”. La clasificación como “productos financieros”, que acaba de otorgarles la Autoridad a estos activos, solo permite que las criptomonedas entren dentro de sus regulaciones para el sector financiero a fin de mitigar los riesgos de estas inversiones. 

En su nota, la FSCA define los “activos criptográficos” como:

“cualquier representación digital de valor que pueda ser comercializada digitalmente o transferido, y puede ser utilizado para fines de pago o de inversión; pero excluye las representaciones digitales de monedas o valores fiduciarios que ya se ajustan a la definición de producto financiero”.

Por tanto, las compañías y proveedores de servicios financieros con criptomonedas estarán bajo las mismas regulaciones que las empresas de servicios financieros tradicionales, y deberán acreditarse y certificarse bajos los estándares de la Ley FAIS, de igual modo que estas instituciones. El marco regulatorio se establece para frenar y mitigar la incidencia de estafas relacionadas a los activos digitales, que parece estar creciendo desmesuradamente, a medida que despierta el interés por estos activos y crece el número de inversiones. 

Los comentarios sobre este nuevo marco regulatorio estarán abiertos hasta el próximo 28 de enero de 2021, por lo que la FSCA invita a las partes interesadas a interactuar con los reguladores del país para dar conocer su opinión sobre la nueva ley. 

Continúa leyendo: ¿Qué hay detrás de la reciente subida de precio de Bitcoin?

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments