El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dice que la lucha contra los ataques de ransomware pueden hacer que la nación norteamericana y Rusia firmen un acuerdo bilateral para la ciberseguridad. 

La Cumbre de Estados Unidos-Rusia, celebrada en Ginebra (Suiza) este miércoles, reunió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden y al presidente de Rusia, Vladimir Putin. Los mandatarios se reunieron por más de 4 horas para abordar diferentes temas y minimizar las tensiones que se viven entre ambas naciones actualmente. Uno de los temas principales de esta cumbre fue la ciberseguridad y el ransomware

Joe Biden habló sobre sus esfuerzos por controlar los ciberataques que tanto han asediado a la nación norteamericana en las últimas semanas. El presidente de Estados Unidos había preparado un plan de trabajo con el que busca reducir la incidencia de estos ataques y responsabilizar a los países desde donde operen los grupos de hackers. Para el presidente estadounidense es necesario que los países tomen acciones contra los grupos de ciberdelincuentes que realicen sus actividades dentro de sus territorios. 

Biden aclaró que sus intenciones no son las de crear un conflicto con Rusia, pero que tomará acciones contra las actividades ilícitas que perjudiquen los intereses de su nación. Por su parte, el mandatario ruso señaló que ambos países tienen responsabilidad en el tema de la ciberseguridad, por lo que deben comenzar a profundizar en las obligaciones que cada uno debe asumir. 

Te puede interesar: Hackers atacan Telecom y piden rescate de 7,5 millones de dólares en Monero

Camino a un acuerdo bilateral de ciberseguridad

Aunque un tratado bilateral aún no está sobre la mesa, parece que ambas naciones se dirigen a un posible acuerdo. Tanto Biden como Putín reconocieron la importancia de trabajar de forma coordinada para minimizar los ataques de ransomware. 

Según reseña CNN, Putín reconoció que los Estados Unidos había sufrido un mayor número de ciberataques este año, y de mayor importancia, pero que Rusia también había visto afectados varios de sus sistemas por esta problemática.

“Nos encontramos con esto todos los años. Por ejemplo, uno de los sistemas de salud en una parte muy importante de Rusia fue atacado”, afirmó Putin, que continuó diciendo que ambos países deben disponer sus equipos de expertos para minimizar sus tensiones y abordar esta problemática de manera eficiente. El mandatario aseguró que la nación rusa está preparada para trabajar en equipo. 

Por su parte, Joe Biden insinuó que Estados Unidos podría llegar a un acuerdo con Rusia y afirmó que dispondrá un equipo de expertos que colabore con la nación para investigar los ataques de ransomware. Biden manifestó que es posible que, dentro de unos 6 a 12 meses, Estados Unidos y Rusia firmen un acuerdo de ciberseguridad que comience “a poner algo de orden”. 

Durante la cumbre, los mandatarios informaron que restablecerán las operaciones de sus cuerpos diplomáticos. En este sentido, Putín también expresó que los embajadores de Estados Unidos y de Rusia retomarán sus puestos de trabajo y sus funciones.

Ransomware, un problema en crecimiento

En el último año, los ataques de ransomware se han popularizado y extendido significativamente. Hace solo unas semanas, dos grandes compañías estadounidenses fueron víctimas del secuestro cibernético y la extorsión propia de estos ataques. 

Colonial Pipeline, la compañía de oleoductos más grande de Estados Unidos, sufrió un hack en sus sistemas que dejó parte de sus instalaciones inoperativas por casi una semana. Los responsables del ataque fueron los hackers del grupo DarkSide, que solicitaron una recompensa de 4,4 millones de dólares en criptomonedas. Después de una semana de inoperatividad, la compañía se vio obligada a pagar el rescate para que los hackers restablecieran sus servicios. 

Joseph Blount, CEO de Colonial Pipeline, dijo al Wall Street Journal que no estaba emocionado de haber pagado el rescate a los hackers, pero que lo hizo por el bien de la población y de sus clientes. 

“Admito que no me sentí a gusto al ver que el dinero salía por la puerta hacia gente como ésta”.

Por su parte, JBS, una compañía brasileña con gran presencia en Estados Unidos, también fue víctima de un ciberataque que la obligó a a pagar 11 millones de dólares a los hackers. Andre Nogueira, director general de JBS en Estados Unidos, afirmó que pagar el rescate fue una decisión muy difícil de tomar, tanto para él como para la compañía procesadora de carne. 

JBS vio sus sistemas interrumpidos por un ataque de ransomware realizado por el grupo REvil, que se cree opera desde Rusia. Nogueira reveló que la compañía ya había restablecido sus operaciones al momento de pagar el rescate, pero que debía pagarlo de igual forma para garantizar que el grupo no ataque de nuevo en el futuro. 

Ambas situaciones impulsaron aún más la decisión del presidente estadounidense de crear un plan de trabajo inmediato que ayude a proteger la nación de estos ataques. 

El G7 y su lucha contra el ransomware

Por otro lado, el G7, conformado por las mayores economías del mundo (Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido) también está tomando acción para luchar contra los ataques de ransomware. El grupo de países priorizó en su agenda la ciberseguridad. 

A inicios de esta semana, el G7 presentó un documento donde expresa que comenzarán a tomar acción contra la corrupción y el ransomware. El grupo liderado por Biden acordó un conjunto de acciones concretas para luchar contra las amenazas del ransomware y los ciberataques, y para responsabilizar a las naciones “permisivas” que permitan operar a los grupos de hackers. 

La lucha contra el ransomware se ha convertido en una prioridad para la seguridad de las naciones, ya que los hackers no solo están secuestrando información privada, sino que también amenazan con hacerla de dominio público. A finales de mayo, la Policía de Washington D.C. en Estados Unidos, estuvo negociando con un grupo de hackers para evitar que parte de su base de datos secuestrada, con información altamente confidencial de agentes e informantes, fuera publicada en la Internet.

Continúa leyendo: Hackers dentro del Departamento del Tesoro y otras agencias estadounidenses

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments