Un informe de la agencia de ciberseguridad Privacy Affairs señala que en la darknet, las cuentas verificadas en exchanges de criptomonedas tienen un valor promedio de 800 dólares, mientras que los datos robados a compañías como Visa, Mastercard, Google, Microsoft, e incluso agencias como la NASA, se venden por valor de 1 dólar a 6.500 dólares. 

El mercado de la darknet es el lugar ideal para los ciberdelincuentes y actores maliciosos para comprar y vender todo tipo de productos ilegales, entre ellos, los datos robados a diferentes compañías y organizaciones. 

2020, como explica la firma de seguridad Privacy Affairs, califica como uno de los años con mayores ataques y exploits de seguridad a empresas y organizaciones de criptomonedas, así como a compañías tecnológicas, e incluso, agencias gubernamentales. En su más reciente informe titulado “Índice de precios de la Dark Web 2021”, la compañía explica que en los mercados oscuros está creciendo la negociación de datos robados; una actividad ilegal que se ha vuelto altamente rentable luego de la expansión del COVID-19 a nivel global. 

Los datos de millones de personas de todo el mundo, y servicios hackeados, se comercializan dentro de la darknet por diferente valor, de acuerdo a la utilidad que supongan los ciberdelincuentes y los actores maliciosos. 

Según el informe, los precios pueden varias desde 1 dólar, para obtener 1.000 reproducciones en la plataforma Soundcloud y promocionarse de forma poco ética, hasta 6.500 dólares para obtener un pasaporte falso de la República de Malta. Los pasaportes de la Unión Europea, identificaciones de distintas ciudades estadounidenses, licencias de conducir y números de seguro social, cuentas de Netflix, FedEx, Uber, Wester Union, Twitter, Facebook, tarjetas de crédito clonadas, saldo de cuentas robadas en Paypal, y muchas otras cosas más se venden en la web oscura. 

En el caso de los datos e información relacionada al mundo de las criptomonedas, los ciberdelincuentes ponen a disposición de actores maliciosos distintas cuentas verificadas en los exchanges e intercambios de criptomonedas más populares de la industria. 

Te puede interesar: Peligro en la cripto industria: Nuevo Malware acecha usuarios de Bitcoin y hackers a DeFi

Cuentas de criptomonedas, entre las más valoradas

En su informe, Privacy Affairs explica que las cuentas de usuarios verificadas en exchanges de criptomonedas están entre las más valoradas del mercado oscuro, con un precio promedio de 800 dólares. 

La firma de seguridad describe que el alto precio de estas cuentas pirateadas está relacionada con el crecimiento de valor de las criptomonedas y los activos digitales en los mercados, y con la alta demanda de estos activos por parte de millones de personas en todo el mundo. 

Precios de venta de cuentas pirateadas de exchange en la darknet.
Fuente: Privacy Affairs

Los analistas de la compañía señalan que la demanda por este tipo de productos también está creciendo de forma exponencial, ya que las cuentas de exchanges combinadas con la llegada de más y más cajeros automáticos de Bitcoin (BTC) y de otras criptomonedas por todo el mundo, facilita el retiro de dinero en efectivo de forma anónima, desde casi cualquier lugar.

Además, muchas de las cuentas hackeadas pueden contener gran cantidad de dinero en criptomonedas almacenadas, que a los ciberdelincuentes y actores maliciosos se les hará fácil extraer si están “protegidas” por medidas de seguridad poco efectivas. 

Datos, el mercado más valioso del mundo

Privacy Affairs indica que los datos se han convertido en el mercado más valioso de todo el mundo; con miles de millones de personas accediendo a redes sociales, creando perfiles, abriendo cuentas bancarias, cuentas de criptomonedas, y más. 

“Compañías como Facebook y Google lo rastrean para vender espacios publicitarios altamente personalizados al mejor postor”. 

El control que los gobiernos y las grandes corporaciones ejercen sobre nosotros, como ciudadanos, ha hecho que los datos se conviertan en una multimillonaria industria, que beneficia a unos pocos privilegiados. 

Compañías como Google y Facebook negocian nuestros datos a diario con diferentes compañías, en busca de un beneficio económico para sí mismos. A pesar de esto, su preocupación por mantener nuestra información privada segura y a salvo es bastante escasa, lo que le da oportunidad a los ciberdelincuentes de aprovechar las vulnerabilidades presentes en estas plataformas para acceder a nuestros datos personales y, luego, negociarlos en la web oscura. 

Hace poco, Bit2Me News informó que las plataformas de Facebook y LinkedIn fueron víctimas de exploits de seguridad, que filtraron información personal de más de 1.000 millones de usuarios de estas redes. Los afectados pueden comenzar a ser objeto de ataques de phishing, ingeniería social, e incluso verse involucrados en casos de fraude u otros delitos, de acuerdo al uso de que los actores maliciosos le den a su información. 

Por todo esto, la compañía de seguridad hace énfasis en que los usuarios cambien sus contraseñas de forma constante, y que tomen medidas de seguridad sofisticadas y estrictas para proteger sus datos. Privacy Affairs concluye que el ritmo de crecimiento de los ciberataques a plataformas digitales de compañías y organizaciones está creciendo a un ritmo alarmante.

Continúa leyendo: Vuelve el phishing a MetaMask para robar monederos de criptomonedas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments