Fantom, el proyecto basado en tecnología blockchain ayudará al gobierno de Afganistán a combatir un grave problema que enfrenta la sociedad: la distribución de medicamentos falsos entre su población.

Datos revelados por la Organización Mundial de la Salud muestran que la sociedad actual se enfrenta con un grave problema al momento de comprar o adquirir un medicamento: 1 de cada 10 medicamentos distribuidos entre la población es falso o no cumple con los estándares de seguridad establecidos. Así mismo, un estudio realizado por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) revela que el 40% de los medicamentos que ingresan a Afganistán lo hace de forma ilegal y sin cumplir con los parámetros de sanidad y seguridad necesarios. 

En base a esta situación, el gobierno de Afganistán tomó la decisión de incorporar la tecnología blockchain como una alternativa mediante la cual podrá combatir y controlar este grave problema de la sociedad. Con un sistema basado en blockchain, Afganistán podrá establecer un control adecuado que le permita conocer los medicamentos y demás productos farmacéuticos que ingresan al país, verificando su legitimidad y procedencia. 

Te puede interesar: Varios países implementan la tecnología blockchain para establecer un sistema de voto electrónico justo y transparente

Fantom, una solución blockchain contra los medicamentos falsos

El proyecto denominado Fantom nació como una propuesta de la industria farmacéutica para combatir la falsificación y distribución de medicamentos en Afganistán que no cumplen con los estándares de sanidad y seguridad, y que pueden poner en riesgo la vida de millones de personas. 

Fantom es una plataforma basada en blockchain y smart contracts (contratos inteligentes) que tiene por objetivo monitorear el ingreso y distribución de medicinas y otros productos farmacéuticos dentro del país. Esta plataforma estará operando de forma conjunta con el sistema Opera, que también es una solución basada en blockchain. 

Con esta plataforma el gobierno podrá realizar un seguimiento y un control preciso sobre los medicamentos recibidos en Afganistán, verificando su procedencia, autenticidad y su estado legal. Al llevar un registro único, detallado e inmutable en una blockchain sobre los medicamentos que ingresan al país y su posterior distribución, se puede contrarrestar en gran medida la distribución de medicamentos falsos entre la población. 

El CIO de Fantom, Michael Kong señaló que ahora con la pandemia del COVID-19 y la crisis económica que ha provocado, la distribución de medicinas falsas se incrementó a niveles extremadamente preocupantes. Kong señaló que desde 2018 vienen combatiendo estos males en la sociedad, pero con la llegada de la pandemia han visto un incremento del 18% en la incautación de antivirales y de un 100% en cloroquina, unas cifras realmente alarmantes. Así mismo, Kong destacó que la solución a esta problemática se basa en la blockchain, ya que la tecnología de registro distribuido permitirá un control transparente y confiable sobre los productos farmacéuticos y medicamentos que ingresan al país y la distribución dichos medicamentos. 

Blockchain, una tecnología transparente e inmutable

La plataforma Fantom proporcionará etiquetas para llevar el registro y control de un total de 80.000 medicamentos creados por las compañías Nabros y Bliss GVS en su fase inicial. Estos productos farmaceúticos estarán enfocados a ayudar al país a contrarrestar la expansión de la pandemia del COVID-19 así como a tratar dolencias comunes entre la población; por lo tanto para la fase inicial se constará de 50.000 unidades de desinfectantes para manos, 10.000 unidades de cremas para articulaciones, 10.000 unidades de Kofol y 10.000 unidades de Diacare. 

Mediante el monitoreo y control de estos productos, Fantom demostrará su capacidad para escanear y etiquetar cada medicamento, realizando un registro único e inmutable dentro de la blockchain para impedir que las medicinas sean alteradas o distribuidas una vez que se encuentren vencidas, algo que lamentablemente ocurre con frecuencia dentro del país. Así mismo, Fantom garantizará que las medicinas lleguen correctamente a su destino, detectando y evitando alteraciones durante la cadena de suministro. 

Para llevar este registro, las etiquetas emitidas por Fantom pueden verificarse dentro de la blockchain, ya que contienen un número hash único e irrepetible para cada producto, por lo que a partir de dicho número se puede verificar el nombre del producto, lote, código de barras, fecha de expedición y vencimiento, el número de registro de la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos) y nombre del fabricante. Además, a través del hash de cada medicamento y producto farmacéutico también se podrá tener un registro de la ubicación y estado actual del producto, así como de la fecha y hora al momento de que se realice cada escaneo; cada uno de estos datos se registran como un marca de tiempo dentro de la blockchain, y una vez allí no pueden modificarse o alterarse. 

Hasta la fecha, además de Fantom existen varias propuestas y proyectos enfocados en implementar la tecnología blockchain para presentar soluciones farmacéuticas. Sin duda, las potenciales cualidades que posee esta tecnología serán de gran provecho para mejorar los sistemas de control y registros necesarios en el sector salud a nivel mundial. 

Continúa leyendo: Plataforma Blockchain Service Network (BSN) de China implementada para mejorar el futuro y la gobernanza sobre el comercio internacional

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments