SushiSwap, un proyecto DeFi que ha logrado un increíble auge en muy poco tiempo, ahora cuenta con una nueva administración y estará a cargo del CEO de FTX, Sam Bankman-Fried. 

A través de su cuenta de Twitter, el fundador del protocolo DeFi SushiSwap, que se oculta bajo el seudónimo de Chef Nomi, informó sorpresivamente a la comunidad de entusiastas que liquidaría todos sus tokens SUSHI para cambiarlos a Ethereum (ETH). Según sus declaraciones, la liquidación de los tokens le permitirá a Chef Nomi “dejar de preocuparse por el precio y centrarse en los aspectos técnicos del proyecto”, aunque muchos ya alegan que se trata de una simple estafa de salida, pues se trata de un proyecto con contrato no auditado y con un desarrollador que permanece en el anonimato.

Luego de la venta masiva de tokens, el precio de SUSHI cayó en más del 70%, pasando de un valor de 4,4 $ USD a menos de 1,2 $ USD por unidad. No obstante, después de conocerse que Sam Bankman-Fried, CEO de FTX, estará al frente del desarrollo del proyecto, el precio de token se volvió a recuperar. A la fecha de esta publicación, SUSHI tiene un valor de 2,81 $ USD según CoinMarketCap. Por su parte, la venta de tokens SUSHI de Chef Nomi está valorada en unos 17,971 ETH, que representan actualmente unos 6,3 millones de dólares aproximadamente.

Te puede interesar: El Reino Unido le otorga una licencia de dinero electrónico al protocolo DeFi Aave

¿Qué es y qué importancia tiene SushiSwap?

El frenesí por las plataformas DeFi y por los protocolos de yield farming está lejos de acabarse. La accesibilidad y el sistema de recompensas que ofrecen estos protocolos ha seducido a gran parte de la comunidad criptográfica, quienes ven en estos proyectos una oportunidad para generar grandes ganancias y multiplicar sus ingresos. Para muestra de esto solo hay que darle un vistazo al crecimiento de las DeFi en los últimos años. En 2017, estas plataformas contaban con poco más de 5 millones de dólares en valor bloqueado, pero en la actualidad ya disfrutan de más de 8 mil millones de dólares, un crecimiento sin lugar a dudas desmesurado y exponencial.  

Y es gracias a este crecimiento desmesurado y a las grandes oportunidades que ofrece este tipo de finanzas, que los desarrolladores de todo el mundo se inclinan hacia el diseño de nuevos protocolos, capaces de ofrecer nuevos y mayores beneficios a sus usuarios. En el caso de SushiSwap, el fundador del proyecto indicó que se trataba de un protocolo donde los usuarios pueden intercambiar sus tokens ERC-20, aplicar las estrategias de agricultura de rendimiento (yield farming) para multiplicar sus ganancias y generar ingresos en tokens SUSHI por simplemente hacer staking y participar dentro de la plataforma. No obstante, a tan solo 11 días de su lanzamiento, su fundador, Chef Nomi, decidió liquidar sus tokens y abandonar la dirección del proyecto para supuestamente dedicarse a su desarrollo. 

Si, SushiSwap es un nuevo proyecto que durante los primeros 5 días de vida consiguió bloquear más de 1.000 millones de dólares dentro de su protocolo, un evento increíble que despertó el interés de muchos entusiastas y varios otros contrarios. Por ejemplo, Uniswap, que sería el rival de SushiSwap, le declaró la guerra al intuir que este proyecto podría robarle más del 75% de su liquidez, ya que los activos con los que se participa dentro de SushiSwap son en realidad tokens de Uniswap. 

La evolución de Uniswap y sus riesgos

Según una publicación en Medium, SushiSwap es una bifurcación y una evolución de Uniswap que integra nuevas características y mejoras orientadas a brindar grandes beneficios a su comunidad. Por lo que el crecimiento de SushiSwap ha permitido que Uniswap alcance una mejor posición dentro de los ecosistemas DeFi, con la mayor cantidad de valor total bloqueado (Total Value Locked – TVL) dentro del proyecto según DeFi Pulse. 

Pero en realidad, la forma de funcionar de este proyecto puede poner en riesgo la estabilidad y la gobernanza en Uniswap, ya que en SushiSwap no existe un debido contrato que establezca el retiro o la quema de tokens anclados a SUSHI en Uniswap hacia esta plataforma. Esta situación es conocida por los desarrolladores como “Vampire Attack”, un ataque en protocolos DeFi que son dependientes entre sí de la liquidez. 

Según las explicaciones de Adam Cochran, ex inversor de SushiSwap, este tipo de ataque puede llevar a la ruina de Uniswap, ya que los usuarios pueden extraer la liquidez de Uniswap sin permiso hacia SushiSwap. 

Aún así, a pesar de los riesgos y del gran revés que sufrió el proyecto con la salida de su fundador, la comunidad de SushiSwap aún espera que el proyecto se recupere en el corto plazo en manos de Bankman-Fried, y que continúe prosperando para beneficio de todos sus participantes. 

Continúa leyendo: La Fundación Qtum anuncia programa de subvenciones para desarrolladores DeFi

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments