Shanghai, el próximo paso de Ethereum para ser más escalable, accesible y ambientalista

Shanghai, el próximo paso de Ethereum para ser una blockchain más escalable

La fusión de Ethereum, The Merge, llevada a cabo en septiembre de 2022, es uno de los avances más importantes en la lista de metas propuestas por Ethereum en su cronología evolutiva. 

The Merge dio inicio a una completa transformación de la red Ethereum, de una cadena de bloques basada en el mecanismo de consenso de prueba de trabajo (PoW) a una cadena de bloques basada íntegramente en la prueba de participación (PoS). 

Uno de los beneficios más notable aportados por la fusión, es la considerable reducción de energía que se consume en el proceso de crear y validar nuevos bloques. Los desarrolladores estiman que la reducción del consumo energético de la red desde la implementación de The Merge está en el orden del 90%, un hecho que ha convertido a Ethereum en una cadena de bloques más amigable con el medio ambiente.

Diogo Mónica, cofundador y presidente de Anchorage Digital, destacó que la llegada de The Merge ha logrado transformar a Ethereum de «una plataforma de contratos inteligentes que se estaba quedando atrás» a «algo que está haciendo las cosas bien»

Este hecho se hace evidente en el creciente interés de los inversores y en los debates que se están generando entre quienes desarrollan esta importante plataforma.

Shanghai, la inminente próxima actualización de Ethereum 

Aunque The Merge logró alcanzar con éxito un importante objetivo para Ethereum, a la red blockchain aún le queda mucho camino por recorrer para conseguir sus metas. 

Como bien señaló Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, en julio del año pasado, The Merge ha impulsado el desarrollo de la red Ethereum hasta un 55%, por lo que es un nuevo conjunto de actualizaciones futuras las que completarán el desarrollo de esta cadena de bloques en un 100%. Entre estas actualizaciones se encuentra Shanghai. 

Actualmente, la criptocomunidad tiene sus expectativas enfocadas en la nueva actualización anunciada por los desarrolladores de Ethereum para el próximo mes de marzo. Shanghai permitirá a los validadores poder retirar los ETH depositados en staking en la red

Los retiros de los ethers de validador es una de las características más esperadas en Ethereum y aunque muchos se sienten optimistas ante los cambios que se avecinan con la llegada de Shanghai, otros han mostrado cierta preocupación. 

En general, se espera un aumento en la demanda de ETH, debido a los nuevos servicios y opciones de staking o participación que estarán a disponibilidad de los criptoinversores una vez se haya completado la actualización Shanghai. No obstante, Sander Lutz, de Decrypt, señaló que hay quienes consideran que la presión que está ejerciendo la criptocomunidad está llevando a los desarrolladores a implementar Shanghai “demasiado pronto”, algo que podría derivar en futuros problemas. 

Sea como sea, Shanghai es la próxima actualización trazada en la ruta evolutiva de Ethereum y ha sido una prioridad para los desarrolladores de la red, que han pospuesto otras importantes mejoras, como la implementación de la EIP-4844, que pertenece a The Surge, para después de Shanghai. 

¿Cuál es la importancia de esta próxima actualización?

A través de Shanghai, Ethereum abre la posibilidad a los inversores de retirar sus ETH depositados en staking en la red, junto con las recompensas que han generado por realizar esta actividad. 

Como se mencionó, los retiros de los ethers de validador son una de las características más esperadas en la red, ya que están bloqueados en la cadena de bloques desde el lanzamiento de Beacon Chain en diciembre de 2020. No obstante, la cercana llegada de los retiros también está despertando nuevas preocupaciones entre los inversores y usuarios, quienes consideran la posibilidad de que ocurran retiros masivos de ethers por parte de los validadores y que esto ocasione problemas graves en el funcionamiento de la red.

Ethereum implementará mecanismos de retiros para garantizar su estabilidad después de Shanghai

Cabe señalar que los validadores son los encargados de asegurar y mantener la estabilidad y seguridad de la blockchain, por lo que la posibilidad de que ocurra un retiro masivo de ether es algo que los desarrolladores ya tenían en mente. 

Para afrontar esta posible problemática, el equipo de desarrollo de Ethereum ha implementado mecanismos que les permitan mantener una cadena de bloques estable. Si un validador desea retirar sus ETH debe pasar por un proceso de espera llamado “cola de salida” que tiene un “límite” de retiro o abandono de la red, para asegurar la estabilidad de la misma mediante el control del volumen de validadores que deseen salir a la vez.

Una vez que un validador sale de la llamada cola de salida, ingresa a un “período de retiro” que varía según la cantidad de validadores que intentan retirarse de la blockchain al mismo tiempo. 

Este proceso de retiro podría demorar varias horas, semanas e incluso meses; todo ello con el fin de garantizar la estabilidad de la cadena de bloques PoS. 

Nuevas mejoras que se desarrollan en Ethereum

Aunque los desarrolladores están concentrando sus esfuerzos actuales en Shanghai, para que la implementación de esta actualización ocurra a tiempo, también existen otras mejoras importantes para la red blockchain que están sobre la mesa. 

Por un lado está “The Surge”, una nueva actualización con la que se implementará la propuesta de mejora EIP-4844 para introducir un nuevo tipo de transacción en Ethereum que permitirá que la red sea más escalable y accesible. Asimismo, los desarrolladores trabajan en la EIP-3540, también enfocada en conseguir una mayor escalabilidad en la red y en una reducción importante de sus tarifas de comisión. 

Continúa leyendo: Ethereum lanza nueva devnet para probar los retiros de ETH antes de Shanghai

New call-to-action