Nuevas compañías se unen al Consorcio de Computación Condifencial (CCC) de la Fundación Linux, entre ellas R3, IoTex, Anqlave, Accenture, Facebook, NVIDIA, y otras 4 compañías más. 

El Consorcio de Computación Confidencial de la Fundación Linux continúa creciendo, ahora un total de 10 compañías se integran a esta sociedad, enfocada en continuar desarrollando sus trabajos de investigación en torno a la computación confidencial. 

Stephen Walli, presidente de la Junta de Gobierno del Consorcio, señaló que en los últimos 5 meses lograron incluir a 10 nuevos miembros al CCC. Ante este, Walli señala que han conformando un gran grupo de compañías excepcionales para resolver los desafíos presentes en el desarrollo de los máximos niveles de seguridad en la información, la protección de aplicaciones y el resguardo de datos e información confidencial de los usuarios. 

Así mismo, Walli señaló que la misión del CCC es; la de asegurar los datos que se encuentran en uso dentro de los TEE y otras tecnologías avanzadas de protección. Walli también destacó, la importancia de ejecutar un libro mayor distribuido basado en blockchain para garantizar la seguridad y la confiabilidad de los datos. 

Por su parte, el CEO de IoTex, Raullen Chai mencionó en una entrevista que:

“La informática confidencial lleva los dispositivos inteligentes que preservan la privacidad al siguiente nivel al no solo permitir a los usuarios poseer sus datos privados, sino también usarlos de una manera que preserva la privacidad”.

Te puede interesar: ION, el nuevo sistema de identificación descentralizada de Microsoft que se lanza sobre la red principal de Bitcoin

¿Qué es el Consorcio de Computación Confidencial (CCC) de La Fundación Linux?

El CCC de The Linux Foundation, es un grupo de compañías y organizaciones que se unieron con la finalidad de conformar una asociación, una dedicada al desarrollo de nuevos estándares y tecnologías para la adopción de la computación confidencial. 

Entre los miembros fundadores de CCC se encuentran; el gigante asiático de telecomunicaciones Huawei, la multinacional china de comercio digital Alibaba, el gigante de la Internet Google, el mayor fabricante de tecnología en procesadores y circuitos integrados para computación Intel y la multinacional de desarrollo de software y otros servicios Microsoft

Este consorcio persigue el objetivo de reunir a las mejores y más especializadas compañías en informática y desarrollo tecnológico, para impulsar el crecimiento y la usabilidad de la computación confidencial en el mercado a través de los Trusted Execution Environment (TEE). Estos últimos son una solución de seguridad diseñada para garantizar la protección y confidencialidad de los datos de valor almacenados dentro de un dispositivo, al mismo tiempo que permite que los proveedores de servicios puedan verificar, consultar y gestionar dichos datos. 

Los entornos de ejecución seguros (TEE), garantizan un alto nivel de seguridad al impedir que dispositivos no autorizados ingresen a las aplicaciones o a los datos almacenados mientras están en uso, por lo que se trata de una solución ideal para el resguardo de información sensible o de valor. A través de los TEE ningún usuario no autorizado podrá ingresar o tener acceso a los datos confidenciales de un dispositivo, por lo que son ideales para proteger información financiera y personal de forma eficiente. 

De igual forma el CCC colabora de forma activa y abierta con el desarrollo de varios proyectos de código abierto, que también buscan implementar soluciones que permitan la protección y el resguardo de los datos que se manejan en la red. 

Importancia de los Entornos de Ejecución Seguros (TEE)

A través de los Entornos de Ejecución Seguros (TEE), el CCC busca crear nuevos escenarios donde las distintas organizaciones pueden contribuir con datos confidenciales sin necesidad de exponerlos antes otros miembros. 

Según expresa CCC, la idea es permitir la creación de escenarios de intercambio multipartita que han sido difíciles de construir debido a las consideraciones de privacidad, seguridad y los diferentes requisitos normativos para su correcto funcionamiento. Ahora para lograr su objetivo, las compañías que integran el CCC desarrollarán nuevos bloques de construcción de grado empresarial, por ejemplo, especificaciones abiertas y proyectos con licencia de código abierto que integren las últimas tecnologías e innovaciones para la confidencialidad de los datos y de las empresas. 

Así mismo, con la integración de los nuevos miembros, por ejemplo R3 e IoTex, se busca explorar las funcionalidades de la tecnología blockchain que se puedan implementar dentro de estos entornos, además de la aplicación de smart contracts (contratos inteligentes), los cuales pueden permitir que el proceso informático confidencial se establezca de extremo a extremo de forma segura y confiable, gracias a las cualidades que poseen estos contratos de ser programables y verificables.  

Continúa leyendo: zkSync, la nueva herramienta de Matter Labs para mejorar la escalabilidad de Ethereum

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments