Nueva York redefine su propuesta de ley y apunta solo hacia los mineros de bitcoin y ethereum que estén conectados a plantas de energía que produzcan emisiones de carbono al ambiente. 

La propuesta de Nueva York, Estados Unidos, contra la minería de criptomonedas se suaviza luego de las primeras intenciones publicadas por el estado a inicios de mayo. Para ese momento, el Senado del estado de Nueva York presentó una propuesta de ley señalando que quería poner fin a toda la actividad de minería bitcoin (BTC) y ethereum (ETH) que tuviera lugar dentro de su territorio, por al menos 3 años y hasta que pudiera evaluar el impacto ambiental que estas operaciones generaran al ambiente. 

No obstante, la nueva propuesta de ley, modificada y más enfocada con la realidad, solo apunta a los mineros que operan con energía sucia, es decir, a aquellos mineros de criptomonedas que estén conectados con plantas energéticas que produzcan emisiones de carbono. 

Aunque la batalla por el consumo energético que generan las principales redes blockchains y criptomonedas de la industria continúa, parece que los legisladores neoyorkinos están tomando un enfoque un poco más desacelerado, aunque con los mismos objetivos de minimizar los daños medioambientales que puede causar esta actividad. 

Te puede interesar: Minería Bitcoin, una oportunidad para la producción de energía limpia y renovable

De “todos los mineros” a “solo los que operen con energía sucia”

La nueva propuesta de ley busca conservar, mejorar y proteger los recursos naturales existentes en el estado de Nueva York, reduciendo las emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero al ambiente en un 85% para el año 2050. 

Para lograr sus objetivos, el estado propone no aprobar nuevas solicitudes ni emitir nuevos permisos para la instalación de plantas de generación eléctrica que utilicen combustibles a base de carbono ni que proporcionen, de manera total o parcial, energía eléctrica “sucia” a granjas o instalaciones de minería de criptomonedas. 

Así mismo, el estado propone no aprobar las solicitudes de renovación de permisos ni licencias para aquellas plantas de energía o granjas de minería que operen a base de combustibles fósiles, que contaminen y causen daños al medio ambiente. La solicitudes para el incremento de operatividad o de producción energética para las plantas de energía o para las empresas de criptominado, que entren en la categoría de energía a base de combustibles fósiles, también serán rechazadas, indica la propuesta. 

El proyecto de ley también busca exigir a los mineros de bitcoin y ethereum declarar su consumo energético de forma periódica, para documentar y controlar, posteriormente, la huella de carbono que producen con sus operaciones  de minería. 

Criptominería, una actividad en constante crecimiento

Una de las preocupaciones que señala el Senado del estado de Nueva York, y que lo llevan a tomar esta medidas, según indica, es el acelerado crecimiento que la minería de criptomonedas como bitcoin y ethereum tienen dentro del territorio. 

El Senado manifiesta que el número de criptomineros que se están estableciendo en Nueva York está creciendo a un ritmo alarmante, llamados por la abundancia de energía barata en la región. Así, las nuevas medidas propuestas ayudarán a frenar a todos aquellos con intenciones de instalarse o expandirse dentro del estado con energía proveniente de plantas eléctricas productoras de carbono. Por otro lado, parece dejar abierto el camino para aquellos que operen con fuentes de energía limpia y renovable, como la energía solar, la hidroeléctrica y la eólica. 

Iniciativas verdes para la criptominería

Cabe mencionar que ya varias compañías de criptominería están impulsando nuevos proyectos de minería bitcoin con energía limpia, como Blockstream y Square, que recién firmaron un acuerdo para construir una nueva granja de minado para Bitcoin que operará con energía solar. Otras compañías como Gazpromneft de Rusia, y Upstream Data y Crusoe Energy Systems de Estados Unidos, ya están implementando soluciones para reutilizar todo el excedente y desperdicio de la actividad petrolera, convirtiéndolo en energía limpia para impulsar sus equipos de minado bitcoin, al mismo tiempo que reduce las emisiones de CO2 al ambiente.

Por su parte, el alcalde de Miami quiere convertir la ciudad en un importante centro tecnológico y de criptominado de referencia mundial. 

En Estados Unidos también se estableció, hace poco, el Consejo de Minería Bitcoin (Bitcoin Mining Council) una organización de la Michael Saylor, CEO de MicroStrategy y Elon Musk, propietario de Tesla, hacen parte para ayudar y promocionar una mayor transparencia respecto al consumo energético de las criptomonedas, ayudando a mitigar la narrativa hostil de los medios contra Bitcoin, Ethereum y otros criptoactivos que funcionen bajo el protocolo de consenso de prueba de trabajo (PoW).

Continúa leyendo: Miami interesada en la minería Bitcoin, Suarez convertirá la ciudad en un centro de minado con energía limpia

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments