Este miércoles, la blockchain de Ethereum sufrió un hard fork “no anunciado”, o una bifurcación dura leve, aparentemente causado por la falta de actualización del cliente Go Ethereum (Geth) en la infraestructura de Infura. 

Infura, el mayor proveedor de infraestructura de Ethereum, presentó problemas de servicio que parecen ser ocasionados por el cliente Go Ethereum, conocido popularmente como Geth, presumiendo que este cliente está corriendo una versión desactualizada en la red. La interrupción de los servicios del proveedor provocó que los nodos de la red, que utilizan su infraestructura, presentaran múltiples retrasos en la alimentación de precios de ETH y tokens ERC-20 de algunos protocolos y servicios que corren en esta red. 

El proveedor publicó un comunicado advirtiendo sobre los cortes de servicio y otras incidencias que estaban ocurriendo en la mañana de este miércoles, informando a la comunidad cripto que estaban experimentando una interrupción del servicio en la API de Ethereum, y que el equipo estaba investigando los fallos para buscar una rápida solución y restaurar la funcionalidad de su servicio. Luego, unas horas más tarde, Infura informó que el problema estaba relacionado con el cliente Geth y que afectó a varias de sus versiones, incluidas 1.9.9 y 1.9.13.

“La causa se remonta a varios componentes dentro de nuestra infraestructura que estaban usando una versión estable más antigua del cliente go-ethereum lo que llevó a un error de consenso crítico en el bloque 11234873”.

Aunque al cierre de esta edición, Infura publicó una actualización informando que todos los servicios se habían recuperado y que estaban en funcionamiento nuevamente, el desarrollador de Blockchair, Nikita Zhavoronkov, asegura que no se trata de un incidente que deba subestimarse, y que a su juicio, este es el problema más grave que ha enfrentado Ethereum desde el hackeo a DAO en 2016. 

Te puede interesar: La última carrera antes del lanzamiento de Ethereum 2.0 el 1 de diciembre

“El problema más grave de Ethereum”

Zhavoronkov asegura que lo que concurrió fue “técnicamente un hard fork sin previo aviso”, y que sucedió de manera muy similar al que sufrió Bitcoin (BTC) hace 7 años, cuando hubo una actualización y esta originó un hard fork que fue rápidamente solventado. No obstante, Zhavoronkov asegura que este hard fork no debe subestimarse, y que en su opinión, se trata de un fracaso para el consenso de Ethereum, que debe considerarse como “el problema más grave que Ethereum ha enfrentado desde la debacle de DAO hace 4 años”. 

El desarrollador también indicó que aquellos usuarios que no han actualizado sus nodos Geth por un tiempo, al menos por varios meses, se dividieron con aquellos nodos que están corriendo nuevas versiones de este cliente; agregando además que la interrupción que sufrió Infura probablemente esté relacionada con este mismo problema.

¿Por qué ocurre un hard fork?

Un hard fork, también conocido como bifurcación dura, es una actualización importante que ocurre dentro de un protocolo, y que obliga a todos los nodos y usuarios a pasar a un nuevo software si quieren continuar utilizando la misma blockchain o cadena de bloques. 

Las bifurcaciones duras ocurren cuando una versión de la red deja de ser compatible con sus versiones anteriores, obligando a los usuarios a elegir entre una y otra versión, y ocasionando la separación o bifurcación de la red en dos partes.

Aprende con Bit2Me Academy: Conoce todo acerca de los hard fork

Binance cerró temporalmente operaciones en ETH

Al momento de la bifurcación dura, el CEO de Binance, Changpeng Zhao, informó en su cuenta de Twitter que suspendería temporalmente las operaciones y retiros con ETH y token ERC-20, como una medida de protección para los usuarios hasta que se aclarara el problema. Así mismo, la wallet de Ethereum MetaMask y el exchange Bithumb también presentaron problemas con sus servicios, ya que ambos utilizan Infura como proveedor de servicios de manera predeterminada.

En su publicación, Zhao también señaló que los exploradores de bloques de Etherscan y Blockchair estaban mostrando dos cadenas de bloques diferentes, por lo que era necesario suspender temporalmente los retiros. 

Más tarde, Zhao informó que sus servicios se habían restituido y que los usuarios podían volver a sus operaciones de depósitos y retiros en la plataforma de intercambio. 

Centralización en un ecosistema descentralizado

No obstante, a pesar de la solución a los problemas, varios usuarios de este exchange criticaron fuertemente la centralización de los servicios, señalando que Binance debe correr y dirigir sus propios nodos en ETH. Ante esto, Zhao aseguró que Binance maneja sus propios nodos, pero que suspendió los servicios porque no estaba seguro de sí las operaciones quedarían en una cadena huérfana. 

El CTO de Bitfinex, Paolo Ardoino, señaló que los intercambios de criptomonedas, como Binance y Bithumb no deben caer en la “trampa de depender” únicamente de un proveedor de servicios centralizado como Infura, mientras estén funcionando dentro de una “industria descentralizada como la criptografía”. Por último, el explorador de bloques Blockchair muestra que al menos 14 bloques que fueron minados durante el incidente quedaron en una cadena minoritaria. 

Continúa leyendo: Las buenas noticias hacen que Ethereum experimente un gran crecimiento, aunque no las DeFi

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments