El proyecto basado en blockchain Tron puede estar bajo la mirada de los reguladores en Estados Unidos y en China, afirma un usuario en la cripto comunidad, aunque Justin Sun dice que se trata de falsos rumores.

Justin Sun hizo presencia en las redes sociales recientemente para afirmar que su proyecto basado en blockchain, Tron, no corre ningún riesgo de enfrentarse a las regulaciones chinas ni estadounidenses, como afirman algunos rumores. Según estos, Tron es un proyecto blockchain que perdió el espíritu descentralizado que vive en las nuevas tecnologías, y se convirtió en un proyecto con excesiva centralización, por lo que puede estar en el ojo de los reguladores, de forma similar como ocurrió con Ripple. Ante esto, Sun, que es CEO y fundador de Tron, señaló en su cuenta de Twitter que el proyecto continúa siendo descentralizado, y que no existe ningún riesgo de ser objeto de regulaciones por parte de las autoridades o agencias de ningún país.

En sus declaraciones, Sun señala que ninguno de los miembros del proyecto ha recibido notificación alguna por parte de ninguna autoridad reguladora del mundo, e insiste que se trata de un proyecto descentralizado con más de 18 millones de usuarios activos a la fecha. No obstante, aunque Sun es persistente en declarar a Tron como una blockchain descentralizada, desde hace años varios expertos, e incluso su anterior CTO, afirman que esta blockchain se desvió por completo de sus principios fundamentales, y que se convirtió en un proyecto con “excesiva centralización”. 

Te puede interesar: Compound Chain, la nueva blockchain que alista el protocolo para revolucionar la industria digital

El papel de Justin Sun y Fundación Tron en el proyecto

En su tuit, Justin afirma que ni él, ni la Fundación Tron, ni ninguno de los miembros participantes del proyecto, tienen control sobre la red, por lo que no pueden determinar quién puede usar esta blockchain ni determinar la forma en cómo se intercambian los tokens dentro de esta. Así mismo, Justin afirma que el fallo de cualquier persona o compañía miembro de Tron no colapsaría el funcionamiento de la blockchain ni afectaría el precio de sus tokens. 

Para Justin, las suposiciones que deja entrever Adam Cochran, de que la SEC está apuntando hacia nuevos proyectos y compañías después de Ripple, y que Tron puede que sea uno de esos objetivos por ser un proyecto centralizado, se debe los conceptos erróneos que esta persona tiene acerca del proyecto; y aclaró que la influencia que ejerce la Fundación Tron sobre el proyecto no es significativa, sino que es, más bien, una más de los miles de contribuyentes que tiene la red Tron. 

Lucien Chen afirma que Tron está centralizado

Por otra parte, las afirmaciones de Lucien Chen, ex director de tecnología de Tron, dicen lo contrario a las recientes afirmaciones de Justin. En primer lugar, Chen afirmó en 2019, que renunciaba al proyecto por su excesiva centralización, que hizo que Tron, la blockchain que él ayudó a construir, perdiera su rumbo. Para el desarrollador, Tron no estaba cumpliendo con su objetivo de descentralizar la web, ni las aplicaciones desarrolladas en la Internet podían funcionar dentro de esta.  

“El espíritu de la blockchain es descentralizado, mientras que el proyecto TRON está centralizado. La distribución de tokens está centralizada, los súper representantes están centralizados, el desarrollo del código está centralizado. Incluso la comunidad está organizada bajo la centralización”. 

En sus declaraciones, Chen acusa a Justin de ser la única voz en el ecosistema de Tron, convirtiendo al proyecto en una herramienta monetaria sin ningún espíritu de “descentralización de la web”. Así mismo, Tron funciona en base a un sistema de Prueba de Participación Delegada (DPoS), por lo que mantiene a unos pocos Super Representantes o Productores de Bloques, que son los encargados de supervisar la blockchain. 

Los riesgos de centralización en el sistema DPoS

En marzo de 2020, Tron adquirió la red y plataforma de blogs descentralizada Steemit, algo que muchos miembros de la comunidad Steemit no tomaron con alegría, por lo que decidieron realizar una bifurcación para retomar reducir el poder de voto y control que ejercían ambas empresas, Tron y Steemit Inc, sobre la plataforma. No obstante, según los informes, Tron y Streemit revirtieron la bifurcación, gracias al “gran poder de voto” que ejercen sobre el proyecto, llamando a esa parte de la comunidad que se quería bifurcar como “hackers”, desatando toda una controversia entre los participantes.

Para controlar la situación, Steemit utilizó los derechos de votos y retiró la gobernanza de la comunidad por varias semanas, hasta que esta estuviera en orden y mutuo acuerdo. Según los expertos, la adquisición de Tron de esta red y su modo de operar luego expone los riesgos de la centralización del sistema de DPoS. 

Varios usuarios también han criticado el rumbo que ha tomado el proyecto, incluso cuando Tron anunció el lanzamiento de nuevos productos para incursionar dentro de los ecosistemas DeFi

Cuidado con las regulaciones

A medida que los ecosistemas digitales crecen y se consolidan, los reguladores del mundo comienzan a mostrar más y más interés por regular esta industria, y aunque las regulaciones son importantes para garantizar el desarrollo saludable y responsable, también pueden jugar en contra de los inversores. 

Para el momento de esta edición, Cochran eliminó parte de los tuits que había publicado señalando a Tron, y Justin afirmó que trabajar “juntos” ayudará a “construir una industria que sea más fuerte y más resistente al corto plazo y la especulación”

Continúa leyendo: VeChain certificada por la TÜV Saarland Certification GmbH como proveedor blockchain 5 estrellas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments