El escenario que se muestra en JLASS representa el supuesto de una rebelión liderada por la Generación Z contra los Estados. Además, se presenta a Bitcoin como parte del botín de guerra conseguido por esta generación por sus acciones subersivas. Fondos que proviene de la recuperación de los fondos manejados por las grandes corporaciones y los gobiernos. 

En un informe publicado por la revista electrónica The Intercept se revela la existencia de un videojuego conocido como JLASS. Un juego creado por el Pentágono en 2018 y que muestra un posible escenario de rebelión liderado por la Generación Z. La cual lucha por la defensa y recuperación de sus derechos como ciudadanos. 

Curiosamente, el ambiente que se muestra en este videojuego guarda bastante similitud con los acontecimientos que se viven actualmente. Así mismo, el informe señala que la rebelión, denominada en el juego como Zbellion, está basada en la guerra de los jóvenes reprimidos contra los Estados Unidos. Y que dentro del juego se refleja que ocurre en torno a la década del 2020. Una coincidencia bastante impresionante, por llamarlo de este modo. 

Por su parte, los documentos mostrados en el informe de The Intercept sobre el videojuego fueron revelados bajo la protección de la Ley de Libertad de Información. La cual permite que los ciudadanos puedan tener acceso a información manejada por los gobiernos, empresas y grandes corporaciones.   

Te puede interesar: Bitcoin es definitivamente el nuevo dinero digital en efectivo

Pero ¿qué es JLASS?

El denominado JLASS, también conocido como “Programa Especial Estratégico Conjunto de Tierra, Aire y Mar 2018” es un videojuego de estrategia militar. El cual está diseñado para entrenar a los miembros del ejército de los Estados Unidos en posibles escenarios futuros. 

Así mismo, este juego implementa la criptomoneda Bitcoin como parte de las recompensas otorgadas a los rebeldes de la Generación Z. Y como se mencionó al principio, representa el botín obtenido ilegalmente de los fondos económicos que son manejados por el gobierno. 

Aunque el JLASS representa un escenario puramente ficticio, no hay que pasar por alto la similitud del juego con la actual situación que se vive en los Estados Unidos. Que hoy es hogar de múltiples protestas y reclamos por parte de los jóvenes y ciudadanos. En primer lugar a causa de la crisis económica vivida por el COVID-19 y por los actos de racismo y brutalidad ocurridos recientemente. 

Un juego de guerra con una visión configurada por las criptomonedas

Con el JLASS, el Pentágono busca preparar a los miembros militares que se forman en los colegios de guerra de los Estados Unidos. Previendo supuestas situaciones que pueden generarse, al considerar que la Generación Z guarda un profundo rencor y una visión errónea contra el gobierno. 

En este sentido, el informe revela que la consideración de estos posibles escenarios se debe a que la Generación Z puede estar influenciada erróneamente por los acontecimientos terroristas y económicos ocurridos durante su niñez y juventud. Como los sucesos del 11 de septiembre, la Gran Recesión y en general, la falta de verdaderas oportunidades de crecimiento y desarrollo. En el informe se señala que:

“La generación Z a menudo se describe como buscando independencia y oportunidad, pero también se encuentran entre los menos propensos a creer que existe el “sueño americano”, y que el “sistema está manipulado” contra ellos”

Cabe acotar que la generación considerada como Z está representada por la población nacida entre los años de 1990 y 2000. La cual se desarrolló en la era de la internet moderna, los avances tecnológicos y los medios sociales. 

Los oscuros detalles que guarda este videojuego 

El informe también revela los oscuros detalles que se esconden tras los escenarios de prueba de JLASS. Aunque dentro de este videojuego se muestra la posibilidad de varios ambientes, que incluyen el resurgimiento del estado islámico, el enfoque central está en la denominada Zbellion.

Por lo que en primer lugar, el videojuego muestra un ambiente de manifestaciones por parte de los ciudadanos. Quienes se sienten inconformes y reprimidos por las políticas de los gobiernos. Luego, estas manifestaciones se van tornando más agresivas hasta convertirse en toda una rebelión, la llamada Zbellion. Que, al estar liderada por la conocida Generación Z, integra a la cibernética para exponer mundialmente las injusticias y los actos de corrupción del gobierno estadounidense. 

“Durante el reclutamiento cara a cara, los posibles miembros de Zbellion reciben instrucciones para visitar sitios en la web oscura que les permiten acceder a software malicioso sofisticado para desviar fondos de corporaciones, instituciones financieras y organizaciones sin fines de lucro que apoyan “el establecimiento”.

Por lo que se muestra a la Generación Z altamente instruida en informática y tecnologías avanzadas. Una generación que está en capacidad de liderar ataques cibernéticos y tecnológicas contra las organizaciones que deseen. Por ello, cuando la situación se torna candente, la Generación Z comienza a dar instrucciones para tomar acción en contra de las entidades financieras y las grandes corporaciones. Quienes llevan e imponen el control monetario y económico a la sociedad. 

Como parte de estas acciones, los rebeldes son recompensados con Bitcoin. Como una forma de establecer a la criptografía como un medio hacia la libertad y la autonomía financiera y económica de cada usuario. Así mismo, JLASS muestra que los fondos adquiridos por los rebeldes son producto del robo y la toma ilegal de los recursos.

¿Los escenarios del videojuego son coincidencia con los acontecimientos actuales?

Los escenarios mostrados en este videojuego coinciden en gran medida con los eventos que están ocurriendo en la actualidad en los Estados Unidos. Las fuertes protestas que tienen lugar en este país se deben principalmente a la gran expansión que tuvo el COVID-19. Y que ha sumado millones de personas infectadas y otras cientos de miles fallecidas a causa de la pandemia. 

Así mismo, la brutal muerte de George Floyd a manos de funcionarios policiales, ha acrecentado la tensión, la molestia y el enojo en la población estadounidense. Donde la mayoría de los protestantes que están manifestando en las calles son jóvenes. 

Esta situación es muy similar a los ambientes reflejados en JLASS. Y que en realidad la situación actual ha impulsado una mayor adopción de las criptomonedas en los ciudadanos de varios países. Aun así, muchos expertos concuerdan que, de darse una situación como ésta, el Bitcoin no sería la criptomoneda utilizada para la gestión de los fondos “recuperados” por los rebeldes. 

Las herramientas creadas por compañías de análisis, como Chainalysis, puede rastrear operaciones añadidas dentro de las blockchain de varias criptomonedas, en especial Bitcoin. Que al ser una blockchain pública, sería el último recurso empleado por rebeldes para canalizar los supuestos fondos recuperados ilegalmente. 

Continúa leyendo: Wasabi Wallet en la mira de Europol y Chainalysis: Otro ataque a la privacidad

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments