El potencial cambio que están mostrando los NFT en el mundo digital ha llevado a IOTA, la red blockchain para IoT, a actualizarse y agregar soporte para los ya famosos tokens NFT. 

Ahora IOTA, la red que sirve de puente entre los dispositivos inteligentes del Internet de las Cosas (IoT) y blockchain, también estará agregando soporte para admitir los tokens no fungibles o NFT. La integración de los nuevo tokens y funcionalidades de tokenización en esta red se deben gracias a la mayor actualización que ha visto IOTA, llamada Chrysalis; una actualización que se completará el próximo mes de marzo. 

Chrysalis ayudará a IOTA a habilitar nuevos casos de uso para la creación de productos y servicios innovadores que antes no eran posibles dentro de esta red, como los NFT, que están provocando un potencial cambio dentro de varios sectores de la sociedad. Las posibilidades casi infinitas que ofrecen estos tokens es lo que está impulsando a IOTA a dar un paso significativo para cambiar su historia, y convertirse en una red blockchain mucho más completa y equilibrada. 

Sus desarrolladores publicaron recientemente en GitHub lo que es el nuevo marco de activos digitales que admitirá la blockchain, entre los que se incluyen los tokens NFT y las colored coins, o monedas de colores. Con estas integraciones, IOTA busca ponerse a la altura de otras redes blockchains, y permitir a los desarrolladores crear y emitir nuevos tokens en la red, ampliando sus capacidades hacia la tokenización de activos, ofreciendo nuevos y mejores casos de uso. 

Te puede interesar: Chrysalis, la nueva actualización de IOTA ya está aquí

IOTA, al mejor estilo de Ethereum

En la actualidad, Ethereum, la segunda red blockchain y criptomoneda más importante de los mercados por capitalización, es también la red de mayor uso y dominio por los desarrolladores. Las poderosas capacidades que ofrece Ethereum permiten ejecutar todo tipo de aplicaciones descentralizadas (dApps), crear y usar smart contract y también nuevos tokens. No obstante, son las altas tarifas de Gas, el combustible que utiliza esta red para procesar transacciones, lo que dificulta a muchos nuevos usuarios e inversores minoristas participar e interactuar con las aplicaciones y proyectos que se desarrollan dentro de esta red. Así, las nuevas capacidades que está ofreciendo IOTA se presentan como una alternativa a Ethereum, de mayor atractivo para los desarrolladores y creadores de aplicaciones. 

IOTA asegura que mantendrá las bajas tarifas de comisión propias de la red, al igual que su escalabilidad y seguridad para los nuevos tokens y activos que se desarrollen dentro de su blockchain. Estas características le permitan a los desarrolladores contar con un entorno de trabajo mucho más favorable para la creación de aplicaciones, al tiempo que la red evoluciona su modelo de economía de token nativo, también llamado IOTA, hacia “un mundo colorido de activos digitales que van desde activos físicos tokenizados hasta flujos de datos y incluso NFT”.

NFTs y Colored Coins

Tanto los NFT como las colored coins podrán utilizarse en IOTA para representar y tokenizar activos del mundo real; como bonos, acciones, derechos de propiedad y mucho más. Como explican los desarrolladores de la red, el objetivo es “permitir que los activos del mundo real estén representados por tokens digitales que sean seguros, transferibles, gratuitos y rápidos” dentro de IOTA, abriendo las puertas de la red hacia nuevos casos de uso y de valor.

En el caso de los NFT, los nuevos tokens no fungibles creados en IOTA podrán utilizarse para representar obras de arte, artículos de colección o artículos de edición especial, y también podrán ser utilizados como garantía dentro de los protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi). 

IOTA también tiene planes de integrar soporte para tokens de utilidad y tokens de seguridad, que también permitan crear nuevos instrumentos financieros para brindar un método fácil, seguro, conveniente y económico de crear y comerciar servicios respaldados en blockchain. 

Smart contracts en IOTA

Por otro lado, además de integrar soporte para los NFT y las colored coins, IOTA también se está preparando para integrar soporte para smart contracts, el próximo mes de marzo, lo que le permitirá a los desarrolladores disponer de una red blockchain mucho más completa y competitiva en el mercado. Recientemente, el equipo de desarrolladores de la red anunció el lanzamiento de IOTA Smart Contract Protocol (ISCP), la primera implementación de smart contracts en la red IOTA.

El marco de Activos Digitales que anunció IOTA es un componente clave de los contratos inteligentes para permitir nuevos casos de uso completos en la red. Con estas integraciones, IOTA busca hacer realidad la economía de las máquinas, facilitando los micropagos gratuitos, los datos inmutables y verificables, las identidades descentralizadas y autónomas, y también los contratos inteligentes. Todas estas funciones le permiten a IOTA brindar un entorno completo y autónomo que facilite la tokenización de activos físicos y digitales en blockchain, como un instrumento de gran valor que cambiará al mundo. 

La tokenización transformará el concepto y el intercambio de valor tal como lo conocemos”. 

Continúa leyendo: IOTA lanza nuevo servicio descentralizado para mensajería instantánea

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments