El Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció que 3 jóvenes, entre ellos Graham Clark de 17 años, están bajo arresto y acusados de ser los responsables del hackeo masivo a las cuentas de Twitter.

En un comunicado reciente, el Departamento de Justicia presentó un informe con los resultados que, hasta ahora, arrojaron las investigaciones realizadas por agentes federales y otras autoridades para esclarecer la situación ocurrida con Twitter, donde se manipularon más de 45 cuentas importantes para estafar a los usuarios y seguidores desprevenidos. 

Hasta ahora, 3 jóvenes han sido arrestados bajo los cargos de intrusión, delito y fraude electrónico, conspiración y lavado de dinero, afrontando varios años de prisión y multas por un montante de hasta 250.000 $ USD. Entre los acusados del hackeo a Twitter se encuentran 2 jóvenes mayores de edad, bajo los alias de “Chaewon” y “Rolex”, y un tercer joven de tan solo 17 años que está bajo investigación, cuya identidad o alias no fue revelado en el comunicado bajo las normativas de protección de identidad a un menor, aunque al poco tiempo se descubrió que su nombre es Graham Ivan Clark y que será juzgado como adulto ante las autoridades de Hillsborough, Florida.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos indica que las investigaciones se realizan en conjunto con la Fiscalía General de los Estados Unidos, la División Criminal del Departamento de Justicia, el Servicio Secreto de los Estados Unidos, el Servicio de Impuestos Internos (IRS), y varios agentes especiales del FBI en Washington DC, San Francisco y Orlando. 

Te puede interesar: El hackeo a Twitter continúa ¿Qué se sabe sobre este ataque?

¿Hackeos anónimos y sin consecuencias?

Antes esta interrogante el Fiscal Federal para el Distrito Norte de California, David Anderson, argumenta que:

“Existe una falsa creencia dentro de la comunidad de hackers criminales de que los ataques como el hackeo de Twitter pueden perpetrarse de forma anónima y sin consecuencias… La conducta criminal en Internet puede parecer sigilosa para las personas que la perpetran, pero no hay nada sigiloso al respecto. En particular, quiero decirles a los posibles delincuentes: violen la ley y los encontraremos”.

Bajo estas declaraciones, Mason Sheppard, alias “Chaewon” de 19 años y con residencia en la ciudad de Bognor Regis, Inglaterra, es arrestado bajo los cargos de intrusión informática, conspiración para fraude electrónico, conspiración para lavado de dinero y acceso a una computadora no autorizada, enfrentando una posible sentencia de 20 años de prisión y una multa por $ 250.000 $ USD en los Estados Unidos. Mientras que Nima Fazeli, alias “Rolex”, de 22 años y con residencia en Orlando, Florida, es acusada de intrusión informática e instigamiento para cometer delitos electrónicos, afrontando una posible sentencia por 5 años de prisión y una multa de 250.000 $ USD. 

Graham Ivan Clark, un menor de 17 años de edad con residencia en Tampa, Florida, enfrenta más de 30 cargos de delito grave, ya que las autoridades presumen fue quien cometió el delito, convenciendo a un empleado de Twitter de que él trabajaba en la compañía, específicamente en el área de TI para que el empleado le diera las credenciales y tener acceso directamente a las cuentas que fueron hackeadas. 

Aunque durante el ataque a Twitter, los hackers solo se hicieron con fondos con un valor cercano a 130.000 $ USD, las multas por los delitos a los que se enfrentan prácticamente duplican esta cantidad para cada uno de ellos.  

Graham Iván Clark será acusado como adulto en Florida

Según una declaración jurada por Clark, este afirma que convenció a un empleado de Twitter de que eran compañeros de trabajo, para que le permitiera acceder a las herramientas de control de la plataforma. En ese momento Clark accedió a varias cuentas importantes, como las de Barack Obama, Elon Musk, Joe Biden, Paypal, Microsoft, Apple, Coinbase, Binance, CoinDesk, Bitcoin, Bitfinex, y muchas otras más, para publicar una estafa que prometía devolver el doble de los depósitos en bitcoins que se recibieran en una dirección, que también se promocionó a través de múltiples mensajes publicados en estas cuentas. 

Al ser considerado el actor intelectual principal del hackeo a Twitter, Graham Clark será juzgado por las autoridades estatales en Florida como un adulto, en lugar de enfrentarse a uno federal, ya que la ley de Florida es más flexible para juzgar a un menor como adulto en caso de cometer delitos y fraudes financieros. Así lo declaró el Fiscal de Distrito de Hillsborough, Andrew Warren

Bitcoin no puede ser utilizado para cometer delitos y fraudes

Las investigaciones demuestran que las cualidades y características de Bitcoin, una de las criptomonedas más importantes y utilizadas a nivel mundial, no es efectiva para cometer actividades ilícitas como muchos piensan. La blockchain, inmutable abierta y transparente de Bitcoin le permitió a las autoridades rastrear las transacciones que se realizaron y los movimientos de los hackers para retirar el dinero. Además, las autoridades señalan que los acusados utilizaron licencias de conducir con sus nombres como identificación para retirar los fondos robados en las casas de intercambio para criptomonedas.

El pronunciamiento de Twitter ante los hechos

Twitter publicó un comunicado reciente con la finalidad de mantener informado a la comunidad sobre los eventos que ocurrieron el pasado 15 de julio, donde las cuentas de importantes compañías tecnológicas y criptográficas, empresarios, líderes políticos y magnates fueron hackeadas con el fin de engañar a sus seguidores para que enviaran dinero en criptomonedas a una dirección falsa. Para el momento del ataque, los hacker lograron obtener más de 12,8 BTC en más de 390 transacciones de usuarios que cayeron en la estafa, y aunque Twitter solo ha indicado que se trata de una ataque de ingeniería social que permitió a los hacker llegar a sus empleados con acceso a las herramientas de manejo y control de la plataforma, las autoridades alegan que estos jóvenes cometieron un grave delito.

Declaraciones de las autoridades involucradas en la investigación

El Secretario Auxiliar Interino de la División Criminal del Departamento de Justicia, Brian C. Rabbitt, declaró que:

“Los piratas informáticos comprometieron más de 100 cuentas de redes sociales y estafaron tanto a los usuarios de las cuentas como a otras personas que enviaron dinero en base a sus solicitudes fraudulentas”. 

Por otra parte, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos declara que:

“Los piratas informáticos crearon una cuenta de Bitcoin falsa, hackearon las cuentas de Twitter, enviaron solicitudes desde las cuentas de Twitter con la falsa promesa de duplicar los depósitos de Bitcoin recibidos y luego robaron los bitcoins que las víctimas depositaron. Como se alega en las quejas, la dirección falsa proporcionada recibió unas 400 transferencias por valor de más de 100,000 $ USD”.  

Por último, un agente especial del FBI, señaló que el objetivo de las investigaciones era el de identificar a los delincuentes y responsabilizarlos por los delitos cometidos, aunque también declaró que las investigaciones continúan abiertas y que esperan arrestar a más sospechosos involucrados en la terrible estafa. 

Continúa leyendo: La frágil seguridad en Twitter y su tiempo de respuesta

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments