El valor de Ethereum apenas comienza a descubrirse, señalan varios analistas, argumentando que la segunda criptomoneda de los mercados es un activo jamás visto en el mundo, con propiedades excepcionales para la creación del verdadero dinero inteligente. 

Ethereum fue creado con una funcionalidad y una propuesta de valor muy diferente a la de Bitcoin. Aunque usa la tecnología Blockchain, que nació con Bitcoin en 2009, Ethereum incorpora una serie de elementos que lo diferencian en gran medida de la primera criptomoneda exitosa del mundo. 

La blockchain de Ethereum nació como un ecosistema digital para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas, conocidas como dApps, que son posibles gracias a la funcionalidad de contrato inteligente, o smart contracts, que permite esta red. 

Por sus propiedades y características únicas, en Ethereum no solo es posible enviar valor a cualquier persona en cualquier parte del mundo, como con Bitcoin, sino que también es posible desarrollar un sin fin de protocolos financieros autónomos y no censurables gobernados por código, hasta digitalizar y tokenizar cualquier clase de activo, y muchas otras cosas más, de forma nativa. Ante esto, Andrew Keys, de DARMA Capital, considera que Ethereum es “la única cadena de bloques en la Tierra capaz de ser el sustrato de la economía digital”.

Te puede interesar: Se acerca la llegada de London, el hard fork que reducirá las comisiones de Ethereum

Ethereum, un activo jamás visto en el mundo

Durante su participación en la conferencia virtual Consensus 2021, organizada por CoinDesk, Andrew Keys aseguró que Ethereum es uno de los proyectos más importantes que existen en la cripto industria actualmente, y que desde su desarrollo hasta la actualidad, se ha convertido en un activo jamás visto en el mundo. 

Para Keys, Ethereum no solo es una criptomoneda, sino también un activo de capital, un activo consumible y un activo de reserva de valor, que a pesar de sus conflictos actuales, relacionados con el consumo energético de la minería y el alto coste de gas, se convertirá en “el sustrato de la economía digital”. 

Aunque Keys es también un creyente del potencial y la revolución de Bitcoin, como una criptomoneda que está reinventando la economía, considera que Ethereum podría llegar a superar la capitalización de mercado de Bitcoin para 2022. Todo esto basado en la propuesta de valor de la criptomoneda, y en su proceso evolutivo actual para superar sus conflictos y problemas presentes. 

Ethereum está a pocos días de implementar su propuesta de mejora EIP-1559 para reducir sus costes de gas y cambiar su sistema de subasta de comisiones; además, continúa su camino hacia la transición a Ethereum 2.0, llamada Serenity, que le dará un completo giro a su modo de funcionar actualmente, solucionando los conflictos medioambientales e impulsando su escalabilidad y rendimiento de forma inigualable.  

CBDCs como dinero inteligente sobre Ethereum

Por otro lado, la cadena de bloques de Ethereum es una de las usadas para la creación y desarrollo de aplicaciones completamente descentralizadas, no censurables, seguras y económicamente autosustentables. 

Gracias a sus propiedades, Yao Qian, exjefe de desarrollo de moneda digital en el Banco Popular de China (PBoC) y actual director de la Oficina de Supervisión de Ciencia y Tecnología de la Comisión Reguladora de Valores de China, señaló que las CBDCs, las monedas digitales emitidas por los bancos centrales, algún día deberían operar en redes como Ethereum. 

A su juicio, las CBDC no deben implementarse como una representación digital del dinero emitido por los bancos centrales, sino más bien que deberían integrar la funcionalidad de contrato inteligente para volverse una forma de dinero mucho “más inteligente” y programable, capaz de impulsar una verdadera transformación en el sistema financiero actual. Quian hizo estas declaraciones durante su participación en la Conferencia de Primavera de 2021 del Foro Internacional de Finanzas (IFF), celebrada en Beijing, China, el pasado 29 y 30 de mayo. 

Ethereum y su camino hacia PoS 

A la fecha, Ethereum cuenta con importantes avances en su camino de convertirse en una red blockchain más escalable, segura y eficiente energéticamente. Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, señaló que la transición de la red desde el algoritmo de consenso Proof of Work a Proof of Stake solucionará el conflicto medioambiental que gira entorno a esta cadena, por el consumo energético que producen los mineros de la red.

La Beacon Chain, que inició el 1 de diciembre de 2020 y que es la primera fase en el camino de la transición de la red, está progresando de la manera que los desarrolladores esperaban, por lo que muy pronto la cadena baliza comenzará a ofrecer soporte para una nueva capa rica en aplicaciones de Ethereum con cuentas, contratos y transacciones de usuarios, escribió la Fundación Ethereum en una publicación reciente. 

Los desarrolladores de la red esperan que el proceso de transición de Ethereum a Ethereum 2.0 se complete el próximo año, en 2022, mejorando significativamente la velocidad, la escalabilidad, la seguridad y la descentralización de la red. 

Cuando se complete el proceso de transición, Ethereum no solo ofrecerá una solución ambiental, garantizando un menor gasto energético para su operatividad y funcionamiento, sino que además ofrecerá transacciones mucho más rápidas, que se confirmarán en pocos segundos y con tarifas de comisión más económicas y accesibles; un alto nivel de seguridad, tanto para la red blockchain como para sus usuarios; y una mayor descentralización y eficiencia. 

Continúa leyendo: Ethereum estuvo vulnerable a un ataque DoS hasta la llegada de Berlín, a mediados de abril

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments