Ethereum 2.0 y su tan esperada fase 0 se retrasa por problemas técnicos y de desarrollo hasta julio 2020. No obstante, es posible que este evento no se realice en la nueva fecha prevista. Y que la tan ansiada transición de la red Ethereum hacia PoS no ocurra hasta llegado el 2021.

Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, señaló que la transacción de la red hacia el protocolo de consenso Proof of Stake (PoS) no se realizaría sino hasta finales del mes de julio. Así lo dio a conocer Buterin a través de una conferencia virtual que realizó a mediados de este mes. Donde además dejó entrever que es probable que para esta fecha tampoco se realice el tan esperado lanzamiento. Ya que unas horas después señaló que que no había escuchado bien la pregunta que le habían realizado. Por lo que todo era un simple malentendido. 

Aun así, según la Fundación Ethereum, los trabajos de investigación, diseño y desarrollo para implementar el nuevo protocolo en la red Ethereum avanzan según la hoja de ruta planeada. No obstante, en varias etapas de prueba de esta transacción los desarrolladores se han percatado de varios e importantes errores. Por lo que actualmente están enfocados en la búsqueda de alternativas de solución que permitan la corrección y la detección oportuna de éstos. Lo que ha impedido el tan esperado lanzamiento de la red de pruebas con el protocolo de participación PoS.  

Te puede interesar: Foro Económico Mundial publicó documento sobre los principios de la tecnología Blockchain que ayudará a proteger a sus usuarios

¿Qué es Ethereum 2.0?

El proyecto de red Ethereum 2.0, denominado Serenity, es la próxima evolución de la red Ethereum. Con la que se busca incrementar los niveles de procesamiento de la red para mejorar su escalabilidad. Permitiendo que se puedan procesar miles de transacciones por segundo, en lugar de sólo unas 20. 

De igual forma, Ethereum 2.0 busca mejorar la usabilidad y reducir los costos de operación y funcionamiento de la red. Los cuales pueden ser similares a los consumos energéticos de un país como Kenia. Por lo que la transición en el protocolo de la red Ethereum desde Proof of Work (PoW) a Proof of Stake (PoS) busca cambiar la necesidad de energía y esfuerzo computacional, por la adquisición de fondos e incentivos económicos. Así, los mineros de la red Ethereum pasarán a ser validadores, y ya no requerirán de cálculos computacionales para la minería de nuevos bloques. Sino más bien que, a través de sus fondos, podrán participar en la validación y la aprobación de un nuevo bloque.

Por su parte, la integración de esta nueva actualización no será realizada de forma única, sino que se realizará en 3 fases. 

Fases para activar Ethereum 2.0 Serenity
Fases de la actualización de Ethereum 2.0
Fuente: Hsiao-Wei Wang and the Ethereum Team

Fase 0: Red de prueba de participación Beacon Chain

En esta fase, la red de pruebas Beacon Chain será la encargada de gestionar el protocolo Casper de Ethereum con todas las cadenas de fragmentación (shard chains con sharding). Con lo que se dará oficialmente el primer paso hacia la transacción del protocolo PoW a PoS. Durante esta fase, Beacon Chain operará como una cadena lateral a la blockchain original de la red Ethereum.

Durante la fase 0 de Ethereum 2.0 serán gestionados los participantes y los conjuntos de validadores que estarán dentro de la red. Así como se implementarán todas las reglas de consenso por las que deben regirse los participantes. 

Así mismo, dentro de esta fase se presentará el nuevo token de Ethereum, ETH2. El cual será utilizado dentro de la red de pruebas como un activo y podrá ser obtenido como recompensa por la participación en la validación de un bloque. Además, este nuevo token podrá ser adquirido en proporción 1:1 a través de otros usuarios de ETH, luego de que los validadores de Beacon confirmen que los tokens adquiridos se hayan quemado efectivamente dentro de la cadena.  

Fase 1: Shard data Chains

Para incrementar de forma exponencial la escalabilidad de la red Ethereum, se implementarán las shard chains o cadenas de fragmentación. Estas shard chain son en realidad la aplicación de la técnica de sharding a la blockchain de Ethereum. Con las cuales se busca distribuir entre muchos nodos y de forma equitativa la carga de procesamiento de la red. Convirtiéndola en una blockchain mucho más ligera, rápida y manejable. Además de que también se incrementa la resiliencia y la seguridad de la red. 

En la fase 1 se estima que habrá un total de 64 shard chains; aunque en un futuro puede ser incorporadas muchas más. Así mismo, cada una de estas shard chains tendrán su propio conjunto o grupo de validadores, que permitirán la creación y la certificación de los bloques. 

Fase 2: Aplicación y entornos de ejecución

Durante la fase 2 los desarrolladores estiman implementar la actualización de la máquina virtual de Ethereum actual hacia el sistema eWASM. Esto habilitará a que cada shard chains maneje una máquina virtual propia basada en este diseño. Además, de que se implementen entornos de ejecución a los que cada shard chain tendrá acceso. 

El objetivo de esta fase es el de optimizar la capacidad de procesamiento de la red, allanando el camino para la paralelización de Ethereum. 

Los errores presentados dentro de Ethereum 2.0 retrasan su lanzamiento

Para lograr la transición de PoW a PoS, los desarrolladores de Ethereum implementaron la combinación del protocolo Casper con la técnica de escalamiento sharding. Que permite fragmentar una blockchain en segmentos más pequeños y menos pesados que la blockchain completa. Contribuyendo a optimizar su operatividad y funcionamiento. 

A través de esta implementación, los validadores dentro de la red Ethereum no tendrán que almacenar nodos completos que contengan la blockchain en totalidad. Por lo que el tiempo de confirmación de las transacciones puede reducirse, mejorando y optimizando el proceso de validación en Ethereum. 

No obstante, a pesar de que ésta es una de las mejores implementaciones para manejar blockchains y bases de datos con mayor rapidez y facilidad, parece que la combinación de ambos no ha podido estabilizarse dentro de la red de pruebas de Ethereum. Lo que ha llevado a los desarrolladores a continuar realizando ensayos y correcciones a los errores detectados dentro de la red. 

Así mismo, los errores de sincronización presentados en los clientes de Ethereum también han causado el retraso en el lanzamiento de la red. Por lo que de Ethereum 2.0 tiene a la comunidad criptográfica en espera desde el mes de enero. Y nuevamente se ha pospuesto hasta finales de julio, o incluso por mucho más tiempo. 

Y es que la resolución de problemas dentro de una red blockchain no es una tarea fácil para los desarrolladores. Que deben realizar y aplicar un sin fin de protocolos para comprobar la correcta operatividad del código. Y, aunque en base a los avances alcanzados se podría estimar una fecha concreta para el lanzamiento de la actualización de Ethereum 2.0, no se puede estimar con exactitud el tiempo requerido para llevar a cabo todos los procesos faltantes para lograrlo.

Continúa leyendo: Crece el interés por Bitcoin en África y Europa, en medio de la pandemia del COVID-19

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments