Elon Musk vende gran parte de sus acciones de Tesla

La actualización de la cuenta de Twitter de Elon Musk para mencionar a Bitcoin hizo crecer el precio de la criptomoneda brevemente durante el fin de semana.

Elon Musk ha vendido acciones de Tesla por valor de más de 7.000 millones de dólares, provocando que el precio de las mismas se desplome.

En mitad de la batalla legal por la compra fallida de Twitter, Elon Musk ha vendido 7,9 millones de acciones de Tesla, la compañía de fabricación de coches eléctricos de la que es CEO en la actualidad. 

La venta de estas casi 8 millones de acciones ha tenido un valor superior a los 7.000 millones de dólares y ha dejado a Musk con solo el 15% de participación en Tesla.

Elon Musk había llegado a acumular 32.000 millones de dólares en acciones de la compañía, según informaciones de The Wall Street Journal. 

Sin embargo, el pasado mes de abril, el hombre más rico del mundo, realizó una venta de más de 8.000 millones de dólares de acciones de la compañía de coches eléctricos. En ese momento, el empresario declaró que ya no realizaría más ventas de acciones de Tesla, aunque parece ser que la batalla legal que mantiene por la compra de Twitter podría haberle hecho reconsiderar esta decisión.

Como era de esperar, al conocerse la noticia, las acciones de Tesla se desplomaron. El pasado 4 de agosto, cada acción TSLA cotizaba a 938 dólares, sin embargo en el momento de escribir esta noticia el precio está en 833 dólares, una pérdida de 100 dólares en solo una semana.

Esta venta masiva de acciones de Tesla se une a la venta de casi todo el Bitcoin que la compañía mantenía en su tesorería y que, según el propio Elon Musk, se vendió para que la empresa pudiera centrarse en sus objetivos reales.

El culebrón de Elon Musk y Twitter

La venta de acciones de Elon Musk se produce en medio de la incertidumbre por la compra de la red social Twitter por parte del empresario. En un principio, Musk llegó a un acuerdo con Twitter para comprar la compañía por unos 44.000 millones de dólares, aunque después de varias polémicas, el acuerdo sigue en el aire y no se sabe nada sobre su futuro.

Todo comenzó en abril, cuando se hizo público que Elon Musk había comprado acciones de la red social, accediendo al 9,2% de la propiedad de la compañía.

En ese momento, se realizó una oferta inicial de compra y, tras varios días de negociación, se llegó a un acuerdo de venta por 44.000 millones de dólares. Sin embargo, dos meses después, Musk se echó atrás, alegando omisiones por parte del consejo de administración de la red social, argumentando que jamás ofrecieron información real sobre el número de cuentas falsas y bots.

En ese momento, Musk y Twitter se enzarzaron en un proceso de demandas y contrademandas que sigue hasta el día de hoy.

New call-to-action