Los ASIC dominan la escena de minería de las criptomonedas desde hace ya varios años. El primero de ellos llego de una compañía que hoy sigue entre nosotros Canaan (anteriormente Avalon), la cual construyó el primer ASIC para Bitcoin en 2012. Desde entonces, el criptomundo comenzó a ver como estas potentes maquinas aceleraban la minería y generaban enormes ganancias a quienes las tuvieran. Pero al mismo tiempo, hacía que las blockchains aumentaran su dificultad de minería y seguridad inherentes.

Para bien o para mal, los ASIC ahora son parte esencial del espacio de las criptomonedas. De hecho, sin ellos las blockchain que usan el consenso PoW serían inherentemente más inseguras. Después de todo, en PoW la seguridad depende de la fuerza bruta computacional de la red. Por supuesto, también entra el tema de la descentralización, que los ASIC atacan directamente, porque tienden a hacer lo contrario. Pero pese a ello, la comunidad acepta su existencia en buena parte y gigantes como Bitmain y Canaan siguen impulsando el desarrollo de estos equipos.

Ahora bien la evolución de estos equipos está capturada por una evolución tecnológica que año tras año parece romper las leyes de la física. Hablamos de la tecnología del silicio y los semiconductores, la misma tecnología que nos permite construir avanzados chips de computadoras y nos han llevado directamente al mundo digital que tenemos ahora. Actualmente empresas como TSMC, STM, SMIC e Intel luchan por lograr la construcción de los semiconductores más pequeños, baratos y potentes que puedan. La llamada “Guerra del Silicio” o “Guerra Nanométrica” ha llevado a estas empresas ha alcanzar ya procesos de construcción tan pequeños como 7 nanómetros (7nm). Y como para darte una idea de la escala, al alcanzar la medida de 1 nm estaríamos ya en la capacidad de manejar y crear estructuras átomo por átomo.

Aprende con Bit2Me Academy: ¿Qué son los mineros ASIC?

El silicio y los ASIC, una relación de poder y eficiencia

Pero ¿Qué tiene que ver esto con el mundo del ASIC y las criptomonedas? Es sencillo, cada ASIC está conformado por decenas o cientos de chips creados en obleas de silicio. Así que a medida que mejora nuestra tecnología en silicio, más potentes y eficientes se hacen los ASIC. Ya lo hemos visto, al inicio los ASIC apenas podían manejar unos pocas decenas de MH/s. Pero a medida que el silicio mejoro, el consumo eléctrico cayo con respecto a la potencia. Ahora tenemos ASIC tan potentes que fácilmente superan la marca de 100 TH/s en SHA-256, el algoritmo que usa Bitcoin.

La situación se repite en el resto de algoritmos que pueden ser minados por ASIC. Cada nueva mejora en el silicio, rápidamente repercute en el aumento de potencia de los ASIC. Un ciclo que va unido al aumento de potencia de esas blockchain y las ganancias que puedan obtener aquellos que manejen dichos ASIC.

Las empresas como Bitmain y Canaan son conscientes de que los mineros quieren todo el poder disponible con el más bajo precio y consumo eléctrico posible. Por esa razón, siempre actualizan los chips de sus equipos tan rápido como el próximo proceso de fabricación nanométrica este disponible. En este momento, la barrera está en los 7 nm, es el proceso más avanzado que tenemos en activo, pero ya está el de 5 nm y 3 nm en el horno, esperando a madurar para empezar el proceso de producción.

Granja de minería ASIC
Una granja de minería con sus nodos ASIC en funcionamiento.

Un futuro esplendoroso y cada vez más miniaturizado

Todo pareciera apuntar que tenemos un futuro esplendoroso en el que seguiremos obteniendo mucha potencia, por bajos precios y menor consumo. Pero nada más lejos de la realidad. Y la razón es muy simple, el sueño de toda fundición (fabrica de chips) es alcanzar una tecnología de fabricación de 1 nm. Sin embargo, esto es física y electrónicamente imposible, a esa escala la electricidad en un semiconductor basado en silicio comienza a actuar de formas muy “extrañas”. En ese punto, se necesitará un avance enorme en nuestra tecnología para pasar a otro proceso de fabricación. Algo que podría llevarnos al menos, unos 20 años de investigación y desarrollo, además de desarrollo de nuevos materiales, cosa que ya las empresa del sector están haciendo.

Sin embargo a corto plazo y mediano plazo, los ASIC se beneficiarán de los 5 nm y 3 nm. De hecho, TSMC posiblemente comience a producir 5 nm a nivel industrial para 2021, y detrás de ella, empresas como SMIC y STM le seguirán de cerca. Pero ¿Por qué nombramos a estas empresas? Por que de ellas depende el 90% del mercado de chips de los ASIC. Son estas empresas las que en realidad deciden el ritmo evolutivo de esta pieza de hardware tan importante en el mundo minero.

Esto nos deja claro una cosa, los números que tenemos ahora en potencia ASIC seguirán subiendo. Y en competencia Bitmain puede que empiece a experimentar dificultades. Su más reciente y poderoso minero el AntMiner S19 Pro con 110 TH/s ha dejado de ser rápidamente el minero más poderoso del mundo. ¿El culpable? Una compañía reciente de nombre MicroBT ha lanzado el M30S++ de 112 TH/s. La diferencia puede ser muy poca, pero a nivel técnico no lo son. AntMiner usa chips ASIC de 7 nm que deberían ser más potentes y con un menor consumo de energía. Sin embargo, MicroBT usa chips 12 nm, y por casi el mismo consumo eléctrico y precio, MicroBT ofrece un minero más potente.

¿Cómo lo ha logrado? Muy sencillo, con una mayor optimización. Los chips ASIC diseñados por MicroBT están mucho más optimizados que los de Bitmain y por ello, simplemente ganan. Y es allí el próximo campo de lucha en el mundo ASIC, la optimización. De allí vendrá el próximo salto evolutivo de los ASIC, porque el silicio se los pondrá muy difícil a medida que se hace más pequeño el nodo de construcción, y en ese punto, la optimización de los chips será crucial para mantener las empresas a flote, sin incurrir en gastos insostenibles. Si a ello añadimos la “Hashs Wars” parece que muy pronto veremos como muchas empresas empiezan a pisar fuerte en este sentido, todo con el fin de ofrecer a sus clientes los mineros más potentes posible y diversificar el mercado. Y en todo esto, los mineros también terminarán ganando con precios más bajos, mineros más potentes y una mejor eficiencia energética.

Continúa leyendo: zkSync, la nueva herramienta de Matter Labs para mejorar la escalabilidad de Ethereum

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments