La red Solana tiene un consumo energético anual de 3,18 millones de kilovatios-hora (kWh), lo mismo que el consumo medio de unos 980 hogares en Estados Unidos.

El consumo energético de las redes blockchain ha sido uno de los principales problemas a los que se enfrentan actualmente las criptomonedas como Bitcoin y Ethereum, las dos mayores y más importantes monedas digitales de la industria por capitalización, que se basan en un protocolo de consenso de prueba de trabajo o Proof of Work (PoW). Aunque distintos investigadores y expertos han demostrado que el consumo energético de estos criptoactivos es muy inferior al del sistema bancario tradicional y de otras industrias, aún existen varias preocupaciones en torno a la demanda energética de estas redes, especialmente considerando su crecimiento constante y exponencial. Sin embargo, Solana, una criptomoneda centrada en el alto rendimiento y la escalabilidad, ofrece una solución eficiente y sostenible a las preocupaciones sobre el consumo energético de las redes blockchain.

En un informe publicado recientemente, la Fundación Solana comparó el consumo energético de la criptomoneda escalable con las búsquedas en Internet, el uso de los teléfonos móviles como iPhone y las transacciones en Bitcoin y Ethereum. Según la Fundación, una transacción con Solana (SOL) consume menos energía que 2 búsquedas en Internet a través del navegador Google. Así mismo, el consumo energético de realizar y procesar una transacción en la red Solana es 24 veces menor que el consumo que produce cargar un teléfono móvil y 3,8 millones de veces que ejecutar una transacción en Bitcoin. Respecto a Ethereum, el informe señala que el consumo de una transacción en Solana es 377 mil veces menor que una en ETH. 

Según los datos recolectados por la Fundación, una transacción en Solana consume 1.080 julios (J) de energía, mientras que en Bitcoin y Ethereum, una transacción consume 6.995.592.000 J y 692.820.000 J, respectivamente.

Te puede interesar: Solana, la criptomoneda que conquistó nuevos máximos históricos, superando a Cardano y Tether

Solana y Proof of History

La Fundación Solana resalta el diseño de la red, basada en una combinación de los protocolos Proof of Stake (PoS) y Proof of History (PoH), como una de las mejores y más eficientes soluciones blockchain actualmente, que permite aprovechar el potencial de la cadena de bloques para ofrecer alto rendimiento, escalabilidad, rapidez y usabilidad a la hora de realizar transacciones, sin demandar un alto consumo energético para su sostenibilidad y funcionamiento. 

En promedio, la red Solana tiene un consumo energético anual de 3,18 millones de kilovatios-hora (kWh), lo mismo que el consumo medio de unos 980 hogares en Estados Unidos, indicó la Fundación. 

Alto rendimiento y eficiencia

El informe de la Fundación Solana está centrado en explorar el impacto económico y energético de la red de escalabilidad. La blockchain de Solana fue diseñada para ofrecer un alto rendimiento en sus operaciones, lo que se traduce en un alto nivel de eficiencia energética. Como red blockchain, Solana es capaz de procesar transacciones de manera rápida y confiable, al mismo tiempo que permite costes accesibles en comparación con otras cadenas de bloques existentes.

Por transacciones, Solana hace referencia a todas las operaciones que se ejecuten en su cadena de bloques, ya sea para enviar o recibir valor, comprar o vender de un NFT, realizar un intercambio con otros activos, entre otras. 

Evaluación constante

La Fundación Solana realizará revisiones constantes y periódicas sobre el consumo energético de la red. Desde el pasado mes de mayo, que informó sobre la contratación del asesor de energía y clima Robert Murphy, la Fundación ha estado enfocada en enmarcar el impacto ambiental de las transacciones realizadas a través de esta red blockchain. 

“La Fundación Solana continuará publicando informes periódicos sobre el uso de energía de Solana y tomará medidas para minimizar el impacto ambiental del ecosistema”.

Al utilizar una combinación de los protocolos de consenso PoS y PoH, Solana no depende del uso de energía para su funcionamiento y sostenibilidad. A diferencia de Bitcoin y la red de Ethereum actual, Solana no utiliza mineros para extraer sus bloques en la cadena ni confirmar sus transacciones; esto permite que la red sea extremadamente eficiente desde el punto de vista medioambiental, explicó la Fundación. 

Pese al bajo consumo energético, la Fundación Solana se comprometió a continuar diseñando soluciones y programas que le permitan reducir aún más el gasto energético de su red blockchain. A finales de año, la Fundación pondrá en marcha un programa de eficiencia energética para hacer que todos los nodos de la red sean completamente carbono neutro. A la fecha, Solana cuenta con 1.196 nodos de validación activos y ha procesado un estimado de 20.000.000 de transacciones. 

Más de $57.000 millones en capitalización

El uso de Solana se ha popularizado en los últimos meses gracias a su alto nivel de escalabilidad y seguridad, por lo que se ha convertido en una de las redes preferidas para desarrollar e interactuar con aplicaciones de próxima generación, protocolos DeFi y NFTs. 

Actualmente, Solana es la quinta criptomoneda más importante de la industria, con una capitalización de 61.500 millones de dólares al momento de esta edición. El precio de SOL alcanzó un precio máximo histórico el pasado 6 de noviembre, cuando superó los 259 dólares por unidad. No obstante, actualmente cotiza cerca de los 202 dólares

Continúa leyendo: Solana se rompe tras alcanzar su máximo de TPS por la alta demanda y uso de la red

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Juanjo
Juanjo
1 month ago

Y para cuando os vais a integrar a esta red??