La plataforma de intercambio de criptomonedas, Coinbase, es señalada de colaborar con la FED, con la finalidad de proporcionar una herramienta para la vigilancia de criptomonedas.

La colaboración de Coinbase con la FED y el gobierno estadounidense tiene por objetivo desarrollar una herramienta de control y vigilancia que le permitirá a la DEA y al IRS investigar los diferentes movimientos que se realizan dentro del mundo de las criptomonedas. La herramienta que lleva por nombre Coinbase Analytics; es un software que le permitirá a las autoridades rastrear cualquier transacción que se encuentre dentro de las blockchains públicas. 

En referencia a esto, ya existen varios documentos públicos que revelan en qué consiste esta herramienta de vigilancia. Una herramienta que puede atentar contra la privacidad de los usuarios que realizan sus transacciones dentro de los exchanges.

Por su parte Coinbase, aseguró que los datos de los usuarios de la plataforma estarán seguros. La respuesta del exchange busca calmar los ánimos frente a las fuertes críticas originadas luego de darse a conocer esta noticia. Así mismo, señaló que los datos obtenidos por las autoridades provienen de la información pública. Con ello argumenta que estos datos no se obtienen de la información que se maneja dentro de la plataforma, destacando que Coinbase Analytics no proporciona datos personales ni de identificación de ningún usuario, indiferentemente de si usa Coinbase o no.  

Te puede interesar: Youtube vuelve a censurar las criptomonedas, en esta ocasión la cuenta de Bitcoin.com fue cancelada sin motivos

Coinbase cierra contrato con la DEA

En relación con esta herramienta, Coinbase cerró un contrato con la Drug Enforcement Administration, mejor conocida como DEA que finaliza en abril de 2021. En este contrato se establece que el software Coinbase Analytics ofrecerá a esta organización herramientas y características especiales que proporcionarán una atribución de identidad para varias direcciones de criptomonedas a nivel nacional e internacional. Así mismo, señala que esta herramienta avanzada le permitirá a la DEA verificar en sitio los diversos movimientos y transacciones que se realizan con criptomonedas. 

Aunque los detalles de estas herramientas y características no se explicaron en el documento, lo que sí es evidente es la constante necesidad y las intenciones de los gobiernos de atentar contra la privacidad de los usuarios. Recordemos que la privacidad no es un beneficio que nos otorga o nos quita un determinado gobierno; sino más bien que se trata de un derecho propio de todos los seres humanos. 

La celebración de este contrato seguramente no se trata de un evento casual. Para nadie es un secreto que varias organizaciones y firmas criptográficas se han unido a las medidas de la FED en busca de cerrar contratos millonarios con esta entidad. Así, aunque no se conoce el valor del contrato, la organización aseguró que se trata de una de las herramientas más económicas del mercado, señalando además que esta herramienta le brinda mejores capacidades y una “distinción crucial” a la organización para evitar falsos positivos.

La vigilancia criptográfica no es un tema nuevo

Contrario a lo que muchos llegan a pensar, Bitcoin no es completamente anónimo. Y es por ello, que los gobiernos y las diferentes entidades de vigilancia pueden hacerle seguimiento a la mayoría de transacciones y movimientos que realizamos en esta criptomonedas. La historia se repite de la misma forma en la gran mayoría, salvo contadas excepciones como Monero o Zcash.

Desde los inicios de Bitcoin en 2009, las autoridades comenzaron a idear mecanismos que les permitieran vigilar a los usuarios de esta criptomoneda; y a medida que la tecnología se ha ido adoptando y diseñando más activos criptográficos, los mecanismos se han intensificado. Así mismo, un usuario anónimo y colaborador con varios exchanges declara que más de estos mecanismos se implementaron luego de la quiebra del popular exchange Mt. Gox.

De igual forma, este usuario indica que las medidas de vigilancia para las criptomonedas cumplen unos estándares diferentes a los de los movimientos financieros en plataformas centralizadas. Según su experiencia, el gobierno de los Estados Unidos marca como “actividad sospechosa” o informe SAR a cualquier movimiento de dinero que involucre más de 5.000 dólares en criptomonedas. Esto sin importar la actividad a la que se dedique el usuario.

Entonces, las acciones de Coinbase de colaborar con la FED y otras organizaciones gubernamentales están encaminadas a continuar con este hilo de herramientas de vigilancia y control. Estos hechos tienen como único objetivo violar la confidencialidad y privacidad personal de nuestros datos y movimientos financieros.

Continúa leyendo: Continúan los ataques a la privacidad: Chainalysis asegura que puede rastrear transacciones de Zcash y Dash

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments