El proveedor minorista de música Beatport lanzó su primera colección de NFT con piezas audio-visual en el mercado Crypto.com, mientras que el juego de caballos virtuales en Ethereum, Zed Run, está cobrando popularidad gracias al frenesí por los tokens NFT.

Beatport lanzó su primera colección de tokens no fungibles o NFT, que combina el arte visual con temas musicales exclusivos e inéditos de famosos artistas, en la plataforma Crypto.com. Allí, las piezas exclusivas se subastan por valor entre los 300 y los 2.500 dólares. 

En su publicación, Beatport cuenta que su colección de NFT, llamada “Music for Future Dance Floors”, o música para las pistas del baile del futuro, está compuesta por canciones de artistas de renombre mundial como Sasha, Charlotte de Witte, Boys Noize y Pan-Pot. Además, uno de sus NFT exclusivos es una colaboración entre el DJ Nic Fanciulli y el artista callejero Alec Monopoly. 

La colección de NFT también incluye una pista musical extra, creada por la DJ Sama ‘Abdulhadi, que se combina con una obra de arte diseñada por Leif Podhajsky, uno de los diseñadores gráficos más reconocidos de Australia, que ha realizado colaboraciones con grandes artistas musicales como Bonobo y Tame Impala, y con la Ópera de Sydney.  

Te puede interesar: 25 nominados a los Academy Award recibirán tokens NFT como obsequios

Blockchain y NFT en tiempos de pandemia 

Beatport es un minorista de música y hogar mundial para cientos de DJ, productores y sus fanáticos, que se inspiró en la posibilidad de “bailar juntos de nuevo”, después de que los miles de establecimientos de entretenimiento y baile que cerraron por causa de la pandemia mundial del COVID-19, vuelvan abrir sus puertas al mundo entero. La compañía está apostando por la tecnología blockchain y los NFT como una forma de mantenerse conectados con sus millones de fanáticos, y también para conectar con la amplia base de clientes interesados en comprar y vender productos digitales únicos y creativos como los NFT.

Beatport está abriendo sus puertas a la innovación, y se prepara para aceptar Bitcoin, la primera y más importante criptomoneda por capitalización de mercado, como medio de pago a partir del próximo mes de junio. 

“En medio de una pandemia, la comunidad de DJ / Productores está dispuesta a liderar la industria hacia la adopción de nuevas tecnologías y medios innovadores para interactuar con sus fanáticos, y el mundo de las criptomonedas y los tokens no fungibles son un claro ejemplo de este hecho”. 

Auque el frenesí por los tokens NFT ha disminuido en los últimos días, los artistas siguen apostando por esta nueva forma de expresar su arte y su talento. También, en tiempos de pandemia, las Turf o las carreras de caballo se han popularizado en la blockchain. 

Zed Run es un juego de carreras hípicas que corre sobre la blockchain de Ethereum, y aunque fue creado en 2019, no es si no este año, en medio de la pandemia y de la locura por los NFT, que cobró el interés de un gran número de fanáticos. 

De los CryptoKitties a Zed Run

Ahora no solo se crían gatitos virtuales en la cadena de bloques de Ethereum, sino también caballos digitales que pueden valer tanto como un pura sangre real. Zed Run, diseñado por la compañía Virtually Human, le permite a los usuarios tener un establo, comprar y tener un caballo de carreras y competir con otros jugadores en todo el mundo en un nuevo metaverso, que muestra a los ejemplares en formato 3D.

Los caballos virtuales dentro del juego se valoran entre los 15.000 y los 125.000 dólares, de acuerdo a su raza, linaje, porte y pureza. Los caballos pueden negociarse en el mercado de NFT OpenSea, y los usuarios tendrán la propiedad sobre sus ejemplares de carrera. 

Caballos virtuales de $125.000 dólares

Sportico, un medio de información especializado en carreras deportivas, señala que los usuarios están invirtiendo dinero real para comprar y criar estos caballos virtuales. Según su informe, Zed Run vendió unos 4.450 caballos digitales para 2019, con un valor promedio de 30 dólares por ejemplar. No obstante, hasta la fecha, la plataforma de juegos ha vendido más de 11.000 caballos digitales, y ha criado otros 8.000, cuyo valor está cerca de los 15.000 dólares. Los más raros se han vendido hasta por 125.000 dólares. 

Chris Ebeling, cofundador de Virtually Human Studio (VHS), declaró que el metaverso de Zed Run es el equivalente a teletransportar los caballos desde una línea de tiempo paralela, para permitir a los fanáticos disfrutar de sus caballos y sus carreras desde su propia habitación. 

La plataforma aún está en versión beta, y sus desarrolladores idean qué nuevas funciones pueden agregar al juego, mientras que buscan la aprobación de los reguladores para permitir las apuestas reales dentro del juego, y completar la forma en la que los usuarios e inversores pueden ganarse la vida dentro de Zed Run. 

Continúa leyendo: Bitcoin se roba la atención, pero el mercado de los NFT seguirá creciendo

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments