El Banco de Canadá, la entidad bancaria central del país, confirmó que su CBDC para el dolar canadiense ya superó la etapa de pruebas, además de revelar que está trabajando con socios del G7 para avanzar en este importante desarrollo. 

La fiebre por las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) ha llegado a muchos países del mundo, incluido Canadá, que en el pasado negó su interés por estas monedas, aunque en realidad sí estaba adentrándose en la carrera por emitir su propia moneda digital, como una forma de mantener y proteger su soberanía monetaria. Así lo confirmó el gobernador del Banco de Canadá (BoC), Tiff Macklem, quien durante una entrevista con Reuters afirmó que la entidad está trabajando con los estados miembros del Grupo de los Siete (G7), para avanzar en sus planes de crear y emitir una moneda digital del banco central (CBDC).

Según las declaraciones de Macklem, el banco central pasará de la prueba de conceptos a diseñar y ejecutar planes más completos para el desarrollo de la moneda digital para el dólar canadiense, aunque al mismo tiempo afirmó que no veía la necesidad de emitir un dólar digital en el país en este momento. Macklem señaló que si otros países emiten su propia moneda digital y Canadá no, posiblemente se enfrenten a varios problemas, relacionados con la introducción de monedas extranjeras que afecten su soberanía monetaria, por lo que dice que la entidad estará preparada para esos acontecimientos. 

“Si otro país tiene uno y nosotros no, eso ciertamente podría crear algunos problemas. Así que queremos asegurarnos de que estamos listos”.

Hasta ahora, el único país que ha lanzado una moneda digital CBDC real es Bahamas. Este medio informó que la CBDC “sand dolar” se hizo realidad, el pasado 20 de octubre, para sus 339 mil habitantes, que ahora podrán hacer uso real de esta moneda integrada estrechamente con los servicios de la nación. 

Te puede interesar: ConsenSys gana proyecto para el desarrollo del euro digital junto al Société Générale de Francia

A las expectativas del BoC

El enfoque del Banco de Canadá parece haber cambiado en estos últimos meses, ya que gobernador de la entidad señaló, en abril, que no fomentaría la creación y desarrollo de una moneda digital. Sin embargo, durante la reciente entrevista, Macklem advirtió que las monedas digitales se mueven a través de las fronteras, por lo que ciertamente pueden representar un riesgo para la economía del país. En sus declaraciones, el ejecutivo señala que no quieren ser sorprendidos por ninguna otra innovación diseñada por otro país, por lo que se están avocando a la creación de su propia CBDC para estar preparados. 

“Las monedas se mueven a través de las fronteras, por lo que ciertamente no nos gustaría que nos sorprendiera algún otro país”. 

Así mismo, Macklem señaló que la coordinación de la entidad con otras organizaciones también es un factor importante para avanzar en el camino correcto. El Banco de Canadá está trabajando en conjunto con el G7, para diseñar los fundamentos y principios básicos para la emisión de estos activos digitales. 

La participación del G7 en las monedas CBDC

En su informe, donde participan el Banco de Canadá, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón, Sveriges Riksbank, el Banco Nacional Suizo, el Banco de Inglaterra, la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal y el Banco de Pagos Internacionales, el G7 señala que las entidades centrales deben estudiar y analizar los pro y los contra de ofrecer una moneda digital a su público, para estar a la vanguardia de los desarrollos y las innovaciones actuales. 

Las organizaciones que conforman este grupo bancario y financiero están estableciendo los criterios fundamentales para cualquier jurisdicción que desee innovar dentro de este espacio, con la finalidad de asegurar que las futuras emisiones de monedas digitales no atenten contra la estabilidad financiera de otras naciones, ni comprometan su soberanía monetaria.

El G7 afirma que las monedas digitales CDBC pueden coexistir en el mundo y complementar las formas del dinero fíat que existen en las diferentes naciones, siempre y cuando se cumplan y respeten ciertos criterios básicos. Por otra parte, la organización afirma que las entidades centrales deben mantenerse a la vanguardia del desarrollo y la innovación tecnológica actual y del futuro, y que las monedas digitales pueden constituir un factos esencial que los ayude a cumplir con sus objetivos de política pública. 

Avances de las CBDC en el mundo

Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos son los estados miembros que conforman el Grupo de los Siete (G7), y ya algunos de ellos tienen avances considerables en el desarrollo de una CBDC. Por ejemplo, el Banco de Francia recientemente incorporó a Consensys en su proyecto para el euro digital, alegando que esta firma cuenta con la experiencia y la tecnología necesaria para el desarrollo de esta CBDC.

Estados Unidos por su parte, aunque no ha confirmado la emisión de un dólar digital, si está realizando estudios sobre esta moneda. Recientemente este medio informó que Lael Brainard, gobernador de la Junta de la FED, confirmó que se encontraba realizando profundos estudios a la tecnología blockchain, como base para analizar la posible creación de una moneda digital (CBDC) hipotética para el dólar. 

Por otra parte, países fuera del G7, como China, Japón y Corea del Sur, también cuentan con adelantos significativos en el desarrollo de estas monedas, siendo China la nación más avanzada y cercana a emitir su DCEP o yuan digital. 

Continúa leyendo: JPMorgan lanza su propia stablecoin, una apuesta más de la banca tradicional por blockchain y DLT

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments